Menú
Pedro de Tena

Las obras completas de Manuel Chaves Nogales

La Diputación de Sevilla coedita con Libros del Asteroide publica todos los escritos literarios y periodísticos, más sesenta y ocho textos inéditos.

Pedro de Tena
0

Manuel Chaves Nogales (1897-1944) es uno de los periodistas más reconocidos e importantes de la España del siglo XX. Hoy es ya conocido por muchos, pero su figura fue rescatada de las brumas del olvido por la investigadora sevillana María Isabel Cintas, que publicó ya en 1993 su Obra narrativa completa, como ella misma ha tenido que recordar con un cierto deje de amargura.
 

Ante la proliferación de autores que comentan la obra de Chaves Nogales, Cintas escribió recientemente: "Soy recopiladora y editora literaria de toda la obra hasta hoy conocida de Chaves y no sólo de la Obra Narrativa Completa que tan bien se cotiza… en las librerías de viejo, y que ha convertido al periodista, en opinión de algún otro crítico, en conocido y, sobre todo, rentable". 

Este jueves se presentó en la sede de la Diputación de Sevilla la Obra completa del escritor y periodista que reúne por primera vez en una única edición todos los escritos literarios y periodísticos firmados por Chaves de los que se tiene noticia hasta la fecha, ordenados cronológicamente, e incluye sesenta y ocho textos inéditos.

Podrá comprarse en librerías desde el próximo 23 de noviembre en una coedición de la Diputación de Sevilla y Libros del Asteroide, con la colaboración de la Universidad de Sevilla.

La Obra completa de Manuel Chaves Nogales se presenta en un estuche con cinco tomos, que suman en total más de tres mil seiscientas páginas. Se incluyen todas sus colaboraciones en prensa, desde sus inicios en los periódicos de Sevilla hasta sus últimos trabajos desde Londres para diferentes medios internacionales, y sus nueve libros: La ciudad, Narraciones maravillosas y biografías ejemplares, La vuelta a Europa en avión, La bolchevique enamorada, Lo que ha quedado del Imperio de los zares, El maestro Juan Martínez que estaba allí, Juan Belmonte, matador de toros, A sangre y fuego y La agonía de Francia.

Chaves Nogales, fotografiado por Contreras durante su viaje a Sidi Ifni para 'Ahora', 1934. | Cortesía de Libros del Asteroide



Precisamente, el presidente de la Diputación sevillana, Fernando Rodríguez Villalobos, que recordó la figura de María Isabel Cintas en su intervención, aludió a la labor que en el conocimiento de la obra del periodista ha tenido la institución que preside desde hace años.

Una anomalía liberal

A Chaves Nogales suele presentársele como una anomalía liberal en un período de la historia de España y Europa dominado por los totalitarismos. Pero tiene claroscuros. Aquilino Duque, que lo definió como más simpatizante, no ciego, de las izquierdas, lo ha reflejado en estas mismas páginas:

"Chaves Nogales se definía a sí mismo como un burgués liberal, y traspuso la frontera así que el Gobierno republicano, que ya ni era republicano ni era Gobierno, huyó a Valencia. Su causa fue la de su jefe político, don Manuel Azaña, a quien entre bromas y veras llegaría a pedirle el Gobierno Civil de Sevilla".

Zoe Valdés destaca cómo ha sido silenciado durante años por la izquierda a causa de "la tremenda crítica" que hizo de los acontecimientos revolucionarios de la Rusia de 1917, "y de los horrores que tuvieron que padecer el bailarín flamenco Juan Martínez y su compañera, Sole, durante la revolución de octubre, y la sangrienta guerra civil que le siguió. Sólo decirles que lo que sucede en Ucrania hoy en día, y en Rusia, podemos verlo en esta novela, en un episodio que se repite hasta la náusea".

Lo cierto es que Manuel Chaves fue un hombre que observó críticamente las tragedias que le tocó vivir porque sencillamente estaba allí y no permitió nunca que sus ideas políticas, sus creencias y sus simpatías impidieran una visión veraz de los hechos sin ocultarlos ni metamorfosearlos ni someterlos a la tiranía hipócrita del doble lenguaje.

Su hija, Pilar Chaves, siempre ha destacado el amor a la libertad que profesó su padre. También lo hizo ayer: "Mi padre fue un gran defensor de la libertad y un visionario. Fue un gran observador, quería ver las cosas por sí mismo, viajaba y hablaba con la gente, y además era un buen escritor. El mejor homenaje es que se conozca su obra".

No hace mucho la ya centenaria Pilar Chaves, preguntaba a su padre, demócrata desgarrado por el totalitarismo de ambos bandos en la guerra civil española y defensor de la verdad: "Papá, ¿por qué la libertad fue tan importante para ti? ¿Por qué te importó tanto?" En la España que vivimos es una pregunta trascendente. Alguna respuesta tal vez pueda encontrarse en las más de 3.600 páginas de sus Obras Completas.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios