Menú

El Madrid no da opción a un Atlético que empezó soñando

Los rojiblancos, que empezaron por delante, aguantaron veinte minutos. A partir de ahí fue un monólogo del equipo de Mourinho.

0
Los rojiblancos, que empezaron por delante, aguantaron veinte minutos. A partir de ahí fue un monólogo del equipo de Mourinho.

Fiel a la historia reciente, el Real Madrid ha vuelto a ganar el derbi de la capital al Atlético, esta vez al superarle por un contundente 4-1 en el Santiago Bernabéu. El equipo blanco empezó por debajo en el marcador, merced a un tanto de Adrián al cuarto de hora, pero Cristiano Ronaldo empató diez minutos después al transformar un penalti provocado por Benzema, que además le costó la tarjeta roja directa al portero belga Courtois. A partir de ahí fueron muy superiores los blancos, que cimentaron su triunfo en la segunda mitad con los tantos de Di María, Higuaín y de nuevo Ronaldo, al convertir un segundo penalti, ante un rival que acabó con nueve al ser también expulsado Godín.

Veinte minutos es lo que aguantó el tipo el Atlético en casa del eterno rival. Adrián llevó el peso ofensivo del conjunto de Gregorio Manzano, quien no pudo contar con un Radamel Falcao que no se ha recuperado a tiempo para esta cita, marcada en rojo en el calendario de uno y otro equipo. En el conjunto blanco la principal novedad fue la presencia de Ángel di María, que regresaba al once dos semanas después de lesionarse en la goleada ante Osasuna (7-1). En un principio se pensó que el argentino no reaparecería como mínimo para el choque de la próxima semana en El Molinón.

Entre Adrián López y Diego empezaron poniendo en jaque a la defensa blanca, con Pepe y Sergio Ramos en el centro de la misma, mientras Lass Diarra y Marcelo, en los laterales, tenían que vérselas con Arda Turan y Salvio, respectivamente. El Madrid había empezado mejor, pero poco a poco el Atlético le perdió el respeto a su rival y a los 14 minutos se puso por delante en el marcador. Adrián recibió dentro del área un pase de tacón de Salvio, tras una jugada iniciada por Diego, para plantarse solo ante Casillas y batirle con un toque sutil, colocando el balón junto al palo. Saltaba la sorpresa en el Bernabéu.

El equipo de Mourinho se enrabietó y paulatinamente iba llegando a las inmediaciones de Thibaut Courtois mientras los rojiblancos empezaban a meter la pierna en exceso. En esas, Di María se las tuvo tiesas con Diego, que le había soltado un empejón sin ton ni son. El conjunto del Manzanares quería desquiciar a su rival aplicando el mensaje que había lanzado Manzano en la víspera al pedir a sus hombres que jugasen con mucha intensidad, y sin errores, si querían llevarse algo positivo del coliseo de La Castellana.

Pero este Real Madrid está en un gran momento de forma y, con un jugador como Karim Benzema en sus filas, tiene mucho ganado. Recibió el francés un gran pase de Di María para presentarse en el área rival, regatear a Courtois y acabar siendo derribado. Penalti claro señalado por el hasta entonces permisivo, demasiado permisivo, Mateu Lahoz, que además le mostró la tarjeta roja directa al portero belga. Manzano dio entrada a Sergio Asenjo, que llevaba sin jugar un partido oficial desde el pasado 6 de febrero, cuando se lesionó de gravedad en la rodilla mientras militaba en el Málaga como cedido, y sacrificó a Diego. Difícil papeleta para el meta palentino en su reaparición. Cristiano pidió el balón para lanzar el penalti y cumplió, dando al Madrid el empate provisional (m.24).

El partido siguió por los mismos derroteros, con los blancos controlando la situación ante un equipo, el rojiblanco, que trataba de frenar el vendaval local con un juego bronco. Arda Turan, Gabi y Perea vieron la amarilla por emplearse con demasiada dureza y, en cuanto el colombiano fue amonestado, Cristiano se dio cuenta de la situación y trató de desbordar a su par con constantes internadas por la banda izquierda. También recibió la cartulina Xabi Alonso, con lo que no podrá jugar dentro de una semana en Gijón pero llegará limpio al clásico contra el Barcelona el próximo 10 de diciembre en el Bernabéu.

El Madrid estaba siendo superior al Atlético, pero el 1-1 seguía campeando en el marcador. Y así se llegó al descanso.

Superioridad del Madrid ante un rival desbordado

Como está ocurriendo en los últimos encuentros, el Madrid sale muy enchufado en la segunda mitad, y en esta ocasión no iba a ser menos. Después de una clara ocasión marrada por Cristiano, al atrapar Asenjo su remate en boca de gol, los blancos se pusieron enseguida por delante, volteando el marcador. Özil, muy intermitente, metió un balón en profundidad para Cristiano a la carrera. El portugués, aparcando su habitual egoísmo, sirvió el balón al centro del área y, aunque no consiguió rematar Benzema en primera instancia, sí lo hizo Di María, llegando desde atrás, para fusilar al portero visitante. Llegaba, pues, el merecido premio para el líder.

Pese a que acaba de salir de una lesión, el Fideo fue un ejemplo de generosidad en el esfuerzo, peleando por cada balón y ayudando a Lass en las labores de defensa. Acabó exhausto y a la hora de partido dejó su puesto a Gonzalo Higuaín, que estaba esperando su oportunidad desde el banquillo. Y fue salir el Pipita al campo y besar el santo: a los tres minutos aprovechó un fallo garrafal de Godín en defensa para robarle la cartera, regatear a Asenjo y marcar prácticamente a puerta vacía. El argentino, como muchos de sus compañeros, es otro de esos jugadores que vive instalado en una nube.

Al igual que Di María, Mourinho también sacó del campo a Benzema y Özil, quien apareció en el momento oportuno para iniciar la remontada pero ofreció poco más, para dar entrada a Callejón y Coentrao, respectivamente. En el Atlético, Manzano dio la oportunidad al exmadridista José Antonio Reyes, que entró al terreno de juego en medio de una sonora pitada, en sustitución de Turan. Pero ya fue demasiado tarde (m.77).

No llegó la reacción de un Atlético descompuesto y sí el cuarto tanto del Madrid. Fue al transformar Cristiano Ronaldo un penalti cometido por Godín ante Higuaín. En contraste con su compañero en el centro de la zaga rojiblanca, Álvaro Domínguez, quien sí dio la cara, el uruguayo tuvo una noche lamentable y acabó siendo expulsado. De nuevo batió Cristiano a Asenjo desde los once metros para conseguir su doblete particular y sumar su decimosexto tanto en Liga.

Fin de la historia. Fue la puntilla del Madrid a un Atlético que sólo aguantó el tipo durante veinte minutos. Otro déjà vu en el Santiago Bernabéu: los rojiblancos llevan ya más de doce años sin ganar a su eterno rival. Para hacer sangre, los seguidores más radicales madridistas se encargaban de reflejarlo en una elocuente pancarta: "Se busca rival decente para un derbi digno".


Ficha técnica

Real Madrid, 4: Casillas; Lass, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Khedira, Xabi Alonso; Di María (Higuaín, m.61), Özil (Coentrao, m.78), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Callejón, m.73)
Atlético de Madrid, 1: Courtois; Perea, Godín, Domínguez, Filipe Luis; Assunçao, Gabi; Arda Turan (Reyes, m.77), Diego (Asenjo, m.23), Salvio (Miranda, m.83); y Adrián

Goles: 0-1, m.14: Adrián; 1-1, m.24: Cristiano Ronaldo, de penalti; 2-1, m.49: Di María; 3-1, m.64: Higuain; 4-1, m.82: Cristiano Ronaldo, de penalti.
Árbitro: Mateu Lahoz (Colegio valenciano) Expulsó con roja directa a Courtois (m.22) y Godín (m.81). Además, mostró tarjeta amarilla a Diego (m.17), Arda Turan (m.26), Perea (m.32), Gabi (m.35) y Filipe Luis (m.67), del Atlético; y a Xabi Alonso (m.40), del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de Liga de Primera División disputado en el estadio Santiago Bernabeu ante unos 80.000 espectadores. Iker Casillas recibió el homenaje por sus 127 encuentros internacionales, el máximo hasta ahora en la historia de la selección española

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 11 comentarios guardados

    Servicios