Menú

Mario Gómez pone a Holanda al borde del precipicio

Dos goles del fornido delantero han dado la victoria a Alemania ante una selección holandesa que fue de menos a más.

0
Dos goles del fornido delantero han dado la victoria a Alemania ante una selección holandesa que fue de menos a más.

Alemania ha dado un paso de gigante hacia cuartos de final de la Eurocopa al ganar (1-2) a una selección holandesa que fue de menos a más. Mario Gómez firmaba en la primera parte los dos goles de los germanos, mientras que Robin van Persie descontaba para los actuales subcampeones del mundo, que con esta derrota quedan al borde de la eliminación.

Y eso que Holanda, que presentó la novedad en defensa de Mathijsen, una vez superadas sus molestias, en lugar de Vlaar, salió con fuerza sobre el césped del Metalist Stadium de Járkov (Ucrania). Necesitaba dar un golpe de efecto después de su inesperado tropiezo en el estreno ante Dinamarca (0-1). Avisó primero Van Persie, al rematar de primeras dentro del área un envío en largo de Van Bommel, mientras que Özil puso la réplica a continuación.

Poco a poco se fue soltando Alemania, que presentó el mismo once que en el debut contra Portugal. Renunció de inicio a la pelota el equipo de Joachim Löw, pero se le veía muy cómodo sobre el césped, esperando a su rival desde atrás.

Dominaban los oranje, pero no terminaban de rematar la faena, y fue la Mannschaft, en su primera llegada peligrosa al área de Stekelenburg, la que se puso por delante en el marcador. Corría el minuto 23 cuando Schweinsteiger asistió a Mario Gómez, quien realizó un gran control orientado dentro del área para marcharse de Heitinga y batir al portero con calidad.

Fue un mazazo en toda regla para los subcampeones del mundo, que intentaron reaccionar tímidamente por medio de Robben y Van Persie, mientras que Afellay, que ha llegado a esta Eurocopa por los pelos, apenas daba señales de vida.

Poco necesitaba Alemania para crear verdadero peligro. A los 37 minutos, Badstuber tuvo una ocasión inmejorable para lograr el segundo gol, aunque se lució Stekelenburg con una gran intervención. Nada pudo hacer, en cambio, el cancerbero neerlandés en la siguiente jugada, que tuvo los mismos protagonistas que el primer tanto. De nuevo Schweinsteiger, sin oposición alguna, sirvió a Mario Gómez y el delantero de ascendencia española se marchó con claridad de un lento Willems para batir nuevamente al meta holandés. Con el 0-2 acabó la primera parte.

Holanda mejora tras el descanso

El seleccionador holandés, Bert van Marwijk, realizó dos cambios tras el descanso, dando entrada a Van der Vaart y Klaas-Jan Huntelaar en lugar de unos inoperantes Van Bommel y Afellay. Y la jugada le salió bien. La entrada de los dos exmadridistas dio bríos renovados a la naranja mecánica, que poco a poco fue comiendo terreno a Alemania.

Después de una ocasión del central germano Hummels, que se animó con una subida al área rival, llegó el paradón de la noche. Manuel Neuer, hasta entonces prácticamente inédito, metió una mano sensacional para desviar el tiro de Van Persie desde larga distancia y poco después fue Sneijder quien se animó con un peligroso disparo desde el balcón del área que salió fuera por centímetros.

Era otra Holanda. Los oranje buscaban la remontada ante una Alemania que ya no estaba tan cómoda, especialmente porque a su cerebro, Bastian Schweinsteiger, se le veía cada vez más cansado, mientras que la magia de Özil aparecía con cuentagotas y Mario Gómez ya no recibía balones arriba. Así, las ocasiones eran holandesas, como las que tuvieron unos Robben y Sneijder cada vez más activos y que en poco se parecieron a los de la primera parte, en la que no dieron señales de vida.

El premio a la insistencia llegó justo después, cuando Van Persie protagonizó la mejor acción de la segunda mitad. Se marchó de su rival y acabó sorprendiendo a Neuer con un chutazo con la derecha, su pierna menos buena, desde la frontal del área grande.

Fue el gol de la fe de un equipo, el holandés, que no quería arrojar la toalla. Pero el tiempo se le iba acabando. Viendo el percal, Alemania se dedicó a mantener su exigua renta y a dejar pasar los minutos para amarrar un triunfo que lo sitúa prácticamente en cuartos de final. No de forma matemática pero casi. Holanda, por contra, deberá ganar en la última jornada a Portugal por dos goles de diferencia y esperar una derrota de Dinamarca ante los germanos. Por fe que no quede.


Ficha técnica

Holanda, 1: Stekelenburg; Van der Wiel, Heitinga, Mathijsen, Willems; De Jong, Van Bommel (Van der Vaart, m.46); Robben (Kuyt, m.82), Sneijder, Afellay (Huntelaar, m.46); y Van Persie
Alemania, 2: Neuer; Boateng, Hummels, Badstuber, Lahm; Khedira, Schweinsteiger; Müller (Bender, m.91), Özil (Kroos, m.81), Podolski; y Mario Gómez (Klose, m.72)

Goles: 0-1, m.23: Mario Gómez; 0-2, m.38: Mario Gómez; 1-2, m.73: Van Persie
Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia). Mostró tarjeta amarilla a los holandeses De Jong (m.80) y Willems (m.89), y al alemán Boateng (m.87)
Incidencias: Partido de la segunda jornada del grupo B de la Eurocopa 2012 disputado en el Metalist Stadium de Járkov (Ucrania) ante unos 35.000 aficionados

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios