Menú

Champions League

Análisis del Galatasaray, PSG y Dortmund

Madrid y Barça pueden decir que la fortuna les ha sonreído en el sorteo de cuartos de la Champions. No así el Málaga.

0
Madrid y Barça pueden decir que la fortuna les ha sonreído en el sorteo de cuartos de la Champions. No así el Málaga.
Yilmaz, Ibrahimovic y Götze, amenazas para Madrid, Barça y Málaga.

Real Madrid y Barcelona se presentan como favoritos en sus eliminatorias de cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Galatasaray y el París Saint-Germain, respectivamente. Especialmente los azulgranas, que tienen el factor campo a su favor al jugar la vuelta en el Camp Nou y porque su rival afrontará el choque de ida sin su gran estrella, Zlatan Ibrahimovic, al tener que cumplir el segundo de los dos partidos de sanción que le impuso la UEFA por su expulsión en Mestalla.

Al conjunto de José Mourinho, por su parte, le puede pesar jugar la vuelta en el infierno del Turk Telekom Arena de Estambul, el Ali Sami Yen de toda la vida. No obstante, por plantilla es superior al Galatasaray de Fatih Tarim, un incombustible del fútbol con una experiencia de casi tres décadas en los banquillos. Mourinho volverá a reencontrarse con tres futbolistas a los que ya dirigió en el pasado: Hamit Altintop, la pasada temporada en el equipo blanco; Wesley Sneijder (Inter de Milán) y Didier Drogba (Chelsea).

El que peor lo tiene es el Málaga. Los blanquiazules, que ya hicieron historia el miércoles eliminando al Oporto y convirtiéndose en el primer equipo andaluz que alcanza los cuartos de final de la máxima competición europea, se la jugarán ante un bloque muy sólido como el Borussia Dortmund, todo un equipazo que ya sacó los colores al Madrid en la fase de grupos, tanto en el primer partido en el Signal Iduna Park (2-1) como en el segundo en el Bernabéu (2-2). Por si fuera poco, los de Manuel Pellegrini jugarán la vuelta en tierras alemanas, sin duda un hándicap.

Galatasaray: viejas glorias al poder

Éstas son, en líneas generales, las claves de las eliminatorias de los tres equipos españoles. Pero conviene profundizar en el análisis de cada rival. Empezando por el Galatasaray, un equipo de viejas glorias como los citados Sneijder, quien también vistió la camiseta del Real Madrid, y Drogba, pero que practica un fútbol ofensivo y muy técnico.

Vigente campeón y líder de Liga esta temporada, el Galatasaray es uno de los equipos turcos por excelencia junto al Fenerbahce y el Besiktas. El conjunto de Fatih Terim, quien afronta su tercera etapa en el club estambulí, tiene 18 títulos nacionales, una Copa de la UEFA y una Supercopa en su haber. Llega ahora a cuartos tras haber eliminado al Schalke 04 en octavos de final y después de haber logrado victorias inesperadas como ante el Manchester United en el Turk Telekom Arena. Acabó la fase de grupos como segundo por detrás de los red devils después de un inicio más que preocupante.

Sneijder y Drogba, fichados en el mercado de invierno, han dotado de más calidad a esta plantilla, cuya estrella es el delantero Burak Yilmaz. Con ocho tantos, Yilmaz es junto a Cristiano Ronaldo el máximo goleador en la Champions hasta el momento. Se trata de un especialista en recibir balones en el lugar justo para lanzarse a rápidas galopadas que cogen a la defensa rival por sorpresa. Ya lo han colocado en la órbita del Atlético de Madrid para la próxima temporada como posible sustituto de Radamel Falcao.

Además del holandés y el marfileño, otro jugador del cuadro otomano se reencontrará con Mourinho en esta eliminatoria de cuatros. Se trata de Altintop, un jugador que pasó por el Real Madrid con más pena que gloria pero que está mostrando su calidad en este Galatasaray, como demostró con el golazo que le marcó al Schalke esta semana en el Veltins Arena.

En la defensa, la confianza del equipo descansa sobre los hombros de Albert Riera, reconvertido por Terim a lateral izquierdo tras haber jugado como delantero en el Mallorca y Espanyol, el marfileño Eboué (ex del Arsenal) y el turco Semih Kaya. Otro de los grandes nombres del cuadro otomano es el defensa checo Tomas Ujfalusi, viejo conocido del fútbol español tras su paso por el Atlético de Madrid, aunque esta temporada no ha podido debutar a causa de una larga lesión. Sin olvidar a otro jugador que pasó por la Liga BBVA como el brasileño Felipe Melo, exfutbolista del Racing de Santander.

El uruguayo Fernando Muslera, por su parte, está considerado como uno de los mejores guardametas del mundo, pero es bastante irregular al combinar grandes actuaciones con sonoras cantadas, como la que protagonizó el pasado 6 de febrero en el amistoso de Qatar contra la selección española al tragarse un tiro lejano, y aparentemente sin demasiado peligro, de Cesc Fábregas que acabó en gol.
 

Once tipo: Muslera; Eboué, Kaya, Nounkeu, Riera; Altintop, Selcuk Inan, Felipe Melo, Sneijder; Drogba y Burak Yilmaz

PSG: el sueño de los petrodólares

Mejor equipo que el Galatasaray parece ser el París Saint-Germain, aunque de momento está en plena metamorfosis y su técnico, Carlo Ancelotti, aún tiene mucho que pulir. Zlatan Ibrahimovic, Lucas Moura, David Beckham, Thiago Silva, Javier Pastore, Ezequiel Lavezzi... son grandes estrellas en el conjunto de la capital francesa, pero aún falta conjuntarlas para formar un verdadero equipo.

Después de eliminar al Valencia en octavos, el PSG vuelve a los cuartos de final 18 años después. Entonces contaba en sus filas con futbolistas como David Ginola, Raí, George Weah, Bernard Lama, Kombuaré, Valdo, Patrick M'Boma... todo un equipazo que imponía más que respeto con su sola presencia en el campo. Con Ancelotti en el banquillo y Leonardo al frente de la dirección deportiva, el PSG es un equipo hecho a base de talonario, a base de los petrodólares que ha inyectado la Familia Real qatarí.

El sueño es eliminar al Barcelona, aunque lo tendrá difícil al sufrir la baja para la ida de su gran estrella, un Ibrahimovic que volverá a medirse a su exquipo al haberlo hecho ya con la camiseta del Milan. El sueco, uno de los futbolistas con más calidad del mundo, es determinante en el ataque del equipo, y su ausencia seguramente acabe pasando factura.

Pero el PSG no es sólo Ibrahimovic. Lavezzi y Pastore, provenientes de la Serie A italiana, forman una sociedad argentina que se entiende a las mil maravillas y han encontrado a un nuevo socio de lujo como el desequilibrante Lucas Moura, fichado este invierno del Sao Paulo por la nada desdeñable cifra de 43 millones de euros. A ellos se suman futbolistas rocosos en el medio campo como Matuidi y Verratti, dos muros, sin olvidar a Thiago Motta, mientras que atrás el jefe de la zaga es Thiago Silva, al igual que Ibra procedente del Milan, junto a los laterales Maxwell y Van der Wiel. La portería es para Salvatore Sirigu, con ciertos problemas por arriba.

Si, como cabe esperar, el PSG acaba siendo eliminado a manos del Barcelona, los jeques qataríes seguirán inyectando petrodólares en este club que amenaza con el reinado de los grandes. Gareth Bale y hasta los propios Cristiano Ronaldo y José Mourinho están entre sus objetivos. Ya se sabe que poderoso caballero...


Once tipo: Sirigu; Van der Wiel, Thiago Silva, Alex, Maxwell; Matuidi, Verratti; Lucas Moura, Pastore; Ibrahimovic y Lavezzi

Dortmund: fiabilidad alemana

De los tres españoles, el peor parado en el sorteo es el Málaga, que deberá medirse a un equipo durísimo como es el Borussia Dortmund de Jürgen Klopp. El Real Madrid ya sabe lo que es sufrirlo en sus propias carnes. Pese a que en la Bundesliga no ha podido repetir los éxitos de las dos últimas campañas, en las que fue dominador absoluto, este año amenaza seriamente el trono del Chelsea.

El pequeño consuelo para el equipo andaluz es que su adversario tendrá una baja importantísima como es la del central Mats Hummels, que estará varias semanas más alejado de los terrenos de juego por culpa de una lesión de tobillo.

Por lo demás, el Dortmund es un equipazo, que en sus filas tiene jugadores como Mario Götze, Marco Reus e Ilkay Gündogan. Pese a la baja de Hummels, el Borussia sigue siendo un conjunto muy peligroso a balón parado, como mostró el brasileño Felipe Santana con su gol de cabeza al Shakhtar Donetsk. Hay otros como Neven Subotic o Robert Lewandowski que también van muy bien por alto.

De momento, en la parte ofensiva, los jugadores más en forma del Dortmund son Götze y Lewandowski. A ellos se suma Reus, que últimamente ha pasado por un bajón pero normalmente es un jugador que sabe aprovechar muy bien los espacios que abren los otros dos y que suele ser letal ante la portería contraria. El cuarto futbolista a tener en cuenta en la parte ofensiva es el polaco Blaszczykowski, que suele crear inquietud por la banda derecha.

Detrás de ellos Gündogan hace las veces de estratega, formando el doble pivote con el capitán Sebastian Kehl. Por los pies de Gündogan pasan muchas jugadas que, tras una recuperación de pelota, se convierten con frecuencia en una misión de asalto al área contraria. frecuentemente con participación de los laterales Marcel Schmelzer, verdugo del Real Madrid en la primera fase, y el polaco Lucasz Piszscek.

La experiencia en el equipo la aportan ante todo Roman Weidenfeller, un portero de muchas garantías, y Kehl. 


Once tipo: Weidenfeller; Piszczek, Subotic, Santana, Schmelzer; Gündogan, Kehl; Blaszczykowski, Götze, Reus; y Lewandowski

0
comentarios

Servicios