Menú

Fórmula 1

Vettel gana en Bahrein en un día negro para los Ferrari

El alemán, que aumenta su ventaja al frente del Mundial, se ha impuesto por delante de los Lotus de Raikkonen y Grosjean.

0

No era el día. Como él mismo reconocía tras el gran premio, todo se le torció a Fernando Alonso prácticamente desde el inicio de la carrera en Bahrein. El español, que aspiraba a conseguir su cuarto triunfo en el Golfo Pérsico, comenzó muy bien la prueba, partiendo desde la tercera posición tras los alemanes Nico Rosberg (Mercedes) y Sebastian Vettel (Red Bull), en la zona más limpia de la pista. Sin embargo, una temprana avería en el alerón trasero y el DRS le forzó a entrar en boxes en la octava vuelta, lo que le hizo perder varios puestos y verse obligado a intentar una remontada épica.

Al final el ovetense, que tuvo que hacer una parada más en boxes que el resto, acabó en una meritoria octava posición, rascando tres puntitos, que a la postre pueden acabar sabiendo a gloria, en su lucha por este Mundial que aún está en pañales. Se puede decir que es casi un hazaña para él a tenor de lo visto durante la carrera, en la que se vio obligado a adelantar sin el DRS.

Pero los problemas de Ferrari no quedaron ahí. Su compañero Felipe Massa tuvo que pasar tres veces por el pit stop debido a dos pinchazos en los neumáticos, que lo situaron en la cola de la carrera para acabar en el decimoquinto puesto.

Cómo no, la victoria ha sido para Vettel, al que la fortuna le sonrió esta vez ante todos los inconvenientes que tuvo el que se presenta como su gran rival para el título, que no es otro que Alonso. El tricampeón mundial más joven de la historia dominó la carrera de principio a fin, sumando la vigésima octava victoria de su carrera, y se impuso por delante de los Lotus del finlandés Kimi Raikkonen y del francés Romain Grosjean, que le acompañaron en el podio al acabar segundo y tercero, respectivamente.

Digno de mención ha sido lo de la escudería británica, pues Kimi lograba subir al podio tras una espectacular remontada: partió noveno y acabó segundo. Tampoco se quedó atrás lo de Grosjean, que acabó en el tercer cajón tras haber salido desde la undécima posición.

La carrera dejó también un sonado incidente entre los dos pilotos de McLaren: el mexicano Sergio Pérez y Jenson Button. Checo terminó sexto, mientras que el inglés, que igualmente se las tuvo tiesas con Alonso, acabó décimo, en la zona de los puntos.

Con este triunfo, Vettel se afianza como líder del Mundial con 77 puntos, diez más que Raikkonen y 27 más que el británico Lewis Hamilton (Mercedes), que acabó en quinta posición en Sakhir. Cuarto es ahora Alonso con 47 puntos, a 30 de Vettel.

El Mundial de Fórmula 1 llega a Europa con la disputa del Gran Premio de España en el circuito de Montmeló. La espera, de tres semanas, se nos puede hacer un poco larga, aunque también debería servirle a Ferrari para corregir errores. Que los tiene, y muchos.

0
comentarios

Servicios