Menú

Fórmula 1

Nico Rosberg gana el GP de Australia y Alonso es cuarto tras la descalificación de Ricciardo

Daniel Ricciardo, que acabó segundo, ha sido descalificado por "exceder ampliamente la limitación de combustible en 100 kilogramos".

0
Daniel Ricciardo, que acabó segundo, ha sido descalificado por "exceder ampliamente la limitación de combustible en 100 kilogramos".
Los circuitos

Caos total en el circuito Albert Park de Melbourne, escenario del Gran Premio de Australia -primera carrera del año del Mundial de Fórmula 1-, donde se ha impuesto el alemán Nico Rosberg (Mercedes). El piloto de Wiesbaden, que logra así su cuarta victoria en el gran circo, dominó la carrera de principio a fin con una autoridad aplastante.

Rosberg estuvo acompañado en el podio por el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) y el danés Kevin Magnussen (McLaren), debutante en la F1. Sin embargo, a mediodía del domingo -última hora de la noche en Melbourne-, la FIA decidía descalificar a Ricciardo por "exceder ampliamente la limitación de combustible en 100 kilogramos", según han indicado los comisarios de carrera a través de un comunicado.

No obstante, el equipo Red Bull ha anunciado su intención de "apelar inmediatamente" la decisión de los jueces de carrera. "La medición de los flujos de combustible por parte de la FIA ha sido inconsistente durante todo el fin de semana y en la zona de garajes. El equipo y Renault están seguros de que el combustible inyectado al motor cumple totalmente con las reglas", reza el comunicado de la escudería de las bebidas energéticas.

Fernando Alonso (Ferrari) acabó como empezó, en quinta posición, aunque ahora gana una posición y finalmente es cuarto. El inglés Jenson Button (McLaren), que firmó un carrerón espectacular tras haber partido desde la undécima posición, terminó cuarto, pero finalmente se sitúa tercero ante la descalificación de Ricciardo.

Quinto -sexto al final de la carrera- acaba el finlandés Valtteri Bottas (Williams), que también tuvo una brillante actuación. Bottas sufrió un contratiempo con los neumáticos y poco a poco fue remontando posiciones. A buen seguro que, de no haber sido por ese percance, el finlandés podría haber luchado incluso por el podio.

La otra cara de la moneda la han vivido dos campeones mundiales como el alemán Sebastian Vettel (Red Bull) y el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), autor de la pole position el sábado. Ambos se vieron obligados a abandonar en las primeras vueltas por problemas con el motor. Y es que la nueva normativa para este año ha causado estragos en muchos pilotos, pues sólo se permite un máximo de cinco motores a lo largo de la temporada.

Junto a Vettel y Hamilton, tampoco pudieron acabar la carrera otros seis pilotos: Felipe Massa (Williams), Jules Bianchi (Marussia), Romain Grosjean y Pastor Maldonado (Lotus) y Marcus Ericsson y Kamui Kobayashi (Caterham).

La próxima carrera tendrá lugar dentro de dos semanas en el circuito de Sepang, escenario del Gran Premio de Malasia. Los equipos deberán seguir afinando los coches para no tener tantos problemas como los registrados este domingo en Australia, donde el inicio del Mundial y, sobre todo, el nuevo reglamento han acabado pillando a todos por sorpresa.

0
comentarios