Menú

Fórmula 1

De la Fórmula 1 a los satélites y de ahí a los viñedos

La tecnología de la Fórmula 1 es reutilizada en la llamada agricultura de precisión.

0

Santander lanza un nuevo vídeo de su colección en el que explica cómo la innovación y las evoluciones tecnológicas de la Fórmula 1 repercuten en beneficio de las personas. El nuevo capítulo, titulado "Tecnología punta en la viticultura", explica cómo los materiales utilizados en la F1 para soportar las altas temperaturas del motor y del tubo de escape (hasta 2.000 grados centígrados) han sido un excelente banco de pruebas para la construcción de satélites espaciales, que en algunos casos tienen que soportar temperaturas similares.

En el vídeo se explica qué es la agricultura de precisión cuya definición es la gestión de parcelas agrícolas en base a la observación, la media y la actuación frente a la variabilidad del intra-cultivo. Para ello es necesaria la conjunción de tecnologías formadas por el Sistema Global de Navegación por Satélite.

Piezas de Fórmula 1 en los satélites

Este concepto de agricultura surgió, en su forma actual, en la década de los 80. En esa época apareció la utilización del 'grid-sampling', recogida de muestras sobre una red fija de un punto por hectárea. La evolución de las tecnologías de observación ayudó a la evolución de este tipo de agricultura hasta convertirla en una de las más eficientes en la actualidad.

En Sudamérica, uno de los países que más utiliza este método es Argentina. El desarrollo a lo largo de los años de elementos como el GPS ha potenciado este sistema.

Actualmente existen más de 3.000 satélites en circulación y todos ellos necesitan de una tecnología característica que les permita estar en órbita. Esa es la función de la Fórmula 1 en esta ecuación ya que sus pruebas para los monoplazas de competición son parecidas a las de los satélites.

Un claro ejemplo de esta colaboración entre la Fórmula 1 y la agencia aeroespacial es la escudería Ferrari.

0
comentarios