Menú

Mundial de Brasil 2014

Se retira Marco Rodríguez, el árbitro que no vio el mordisco de Luis Suárez a Chiellini

Se trata del mexicano Marco Antonio Rodríguez, que cuelga el silbato después de 24 años de carrera, habiendo arbitrado en tres Mundiales.

0
Se trata del mexicano Marco Antonio Rodríguez, que cuelga el silbato después de 24 años de carrera, habiendo arbitrado en tres Mundiales.
Chiellini reclama una tarjeta para Luis Suárez tras llevarse un mordisco en el hombro. | Archivo

El mexicano Marco Antonio Rodríguez, árbitro del Brasil-Alemania (1-7) y del Italia-Uruguay (0-1), en un partido en el que Luis Suárez mordió al defensa Giorgio Chiellini, ha anunciado su retirada después de 24 años de trayectoria y tres Mundiales.

Rodríguez, de 40 años de edad, ha sido árbitro durante 24 años, quince de los cuales ha tenido la categoría FIFA, dirigió más de 400 partidos y estuvo en siete partidos de tres Copas del Mundo.

"Mi último partido fue el Brasil-Alemania", decía Rodríguez en rueda de prensa al dar a conocer su decisión de cerrar un ciclo como árbitro en activo.

Rodríguez, que debutó en 1997, ha dicho que desde que fue designado para el Mundial entró en un periodo de evaluación de su carrera hasta tomar la decisión de dejar el arbitraje. "Me voy tranquilo y satisfecho. Cierro este ciclo y abriré otro, con nuevos horizontes, me preparé como director técnico porque sabía que era una plataforma de desarrollo", añadió Rodríguez.

El mexicano, apodado Chiquimarco por su parecido con un personaje cómico de la televisión mexicana llamado Chiquidrácula, se tomará dos semanas de descanso y a continuación retomará sus proyectos. "Seguiré ligado al fútbol, me voy satisfecho del deber cumplido", apunta este árbitro mexicano, que siempre ha generado polémica por su peculiar forma de impartir justicia en el terreno de juego.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios