Menú

Copa del Rey

Arda Turan pierde la cabeza y lanza una bota al asistente

El turco se desquició al ver cómo el árbitro no pitó falta. Sólo le mostraron la amarilla.

0

Arda Turan protagonizó este miércoles, durante el partido de vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey entre Atlético de Madrid y Barcelona (2-3), una de las escenas más bochornosas que se han visto en un campo de fútbol en los últimos tiempos.

A los dos minutos de la segunda parte, cuando los rojiblancos jugaban con uno menos por la expulsión de Gabi en el túnel de vestuarios, el turco perdió los papeles al ver cómo el árbitro Gil Manzano no señaló lo que a su juicio era una falta contra él. Y a Arda no se le ocurrió otra cosa que lanzarle una bota al asistente, aunque afortunadamente el objeto no llegó a impactarle.

Pese a que las imágenes de televisión no dejan lugar a duda, Gil Manzano sólo mostró la amarilla al turco.

Una acción que recuerda a la agresión que protagonizó hace casi tres años el delantero Dani Benítez en un Granada-Real Madrid. En los últimos minutos de aquel duelo, correspondiente a la penúltima jornada de la temporada de Liga 2011/12, el mallorquín perdió los nervios y decidió lanzarle una botella de agua al árbitro Clos Gómez, llegando a impactarle en la cara.

El jugador recibió entonces una sanción de tres meses sin competir por parte del Comité de Competición, que se acogió al artículo 99 del reglamento (Agresión contra árbitros, directivos o autoridades deportivas). Este artículo, en su primer punto, señala: "Incurrirá en suspensión de tres a seis meses el que agrediese al árbitro principal, a los asistentes, cuarto árbitro, directivos o autoridades deportivas, siempre que la acción fuere única y no originase ninguna consecuencia dañosa".

Ahora queda por ver si Competición actúa de oficio y reinterpreta la acción de un Arda Turan que sólo ha visto la tarjeta amarilla. Al menos en el campo, aunque la cosa podría cambiar en los despachos.

0
comentarios

Servicios