Menú

Messi se acerca en el retrovisor de Cristiano Ronaldo

El gran momento del argentino y la sequía del portugués hacen que la lucha por el pichichi esté más viva que nunca.

0
El gran momento del argentino y la sequía del portugués hacen que la lucha por el pichichi esté más viva que nunca.
Messi y Cristiano Ronaldo, rachas opuestas en 2015. | LD

El pulso entre Cristiano Ronaldo y Leo Messi promete volver a romper registros esta temporada. Hace poco más de seis semanas, cuando el Real Madrid acababa de ganar el Mundial de Clubes con una impresionante racha de 22 victorias consecutivas, Cristiano era el incontestable pichichi de la Liga con 27 goles, sacándole doce de ventaja al argentino. Pero ahora la cosa se ha apretado de lo lindo y Ronaldo lleva 28 por los 26 que tiene actualmente la estrella del Barcelona.

Hace un par de meses, Leo estaba en horas bajas. Cierto es que venía de superar a Telmo Zarra como máximo goleador histórico de la Liga, pero sus goles llegaban con cuentagotas mientras el juego del equipo tampoco era precisamente el mejor y los culés sacaban adelante los partidos con más eficacia que brillo.

El punto de inflexión del club azulgrana llegó a principios de enero, cuando el equipo cayó en Anoeta, Zubizarreta fue destituido como secretario técnico, la cabeza de Luis Enrique empezaba a pender de un hilo y, por si fuera poco, salieron a la luz los encontronazos entre el técnico y el propio Messi. Sin olvidar todos los problemas en el plano institucional, con la imputación al presidente Josep Maria Bartomeu por el caso Neymar.

Pero ahora, varias semanas después, las tornas han cambiado. Mientras el Barça ha sabido enderezar el rumbo, apretando la lucha por el liderato de la Liga y metiéndose en semifinales de la Copa del Rey tras superar a Elche y Atlético, el Madrid siente en la nuca el aliento de su gran rival y ya ha dicho adiós a la Copa. La crisis blanca se acentuó con la debacle en el derbi del Vicente Calderón, mientras que la última victoria ante el Deportivo tampoco ha servido para restañar todas las heridas.

El balance es bastante elocuente en este 2015 para ambos equipos: de los 12 partidos que ha jugado entre Liga y Copa, el Barça ha ganado once y sólo cayó en San Sebastián -en su primer partido del año, a la vuelta de las vacaciones de Navidad-; los blancos, por su parte, han disputado diez encuentros entre las dos competiciones, con un balance de seis triunfos, un empate y tres derrotas -dos de ellas ante el Atlético en el Vicente Calderón-.

Messi, 14 goles en 2015; Cristiano, sólo cuatro

El momento por el que atraviesan los dos equipos tiene mucho que ver con el de sus estrellas. Como botón de muestra, el siguiente dato: mientras Messi ha marcado 14 goles en lo que llevamos de 2015 -once en Liga y tres en la Copa del Rey-, Cristiano sólo ha hecho cuatro, tres de ellos en el campeonato liguero.

Además, cabe destacar que mientras Messi está haciendo goles en casi todas las jornadas, Cristiano lleva tres partidos seguidos sin marcar. Desde que lograra un doblete ante el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez (0-3), en la decimonovena jornada, el luso no ha vuelto a ver portería, marchándose de vacío en los partidos frente a Córdoba (1-2), Atlético de Madrid (4-0) y Deportivo (2-0), pues entre medias se perdió dos encuentros (Real Sociedad y Sevilla) por sanción.

Messi, en cambio, ha marcado 14 goles en nueve de los once partidos que ha jugado en estos primeros 45 días de 2015 -además de dar nueve asistencias-, quedándose sólo sin marcar en la derrota contra la Real Sociedad y en la vuelta de cuartos de final de la Copa frente al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón (2-3), en un partido en el que Neymar hizo un doblete. Además, el argentino lleva dos hat-tricks este año (frente al Deportivo en Riazor y en la manita al Levante este domingo en el Camp Nou), así como un doblete (frente al Elche en el Martínez Valero).

Las comparaciones pueden resultar odiosas, pero lo cierto es que mientras Cristiano le ganó claramente el pulso a Messi en el último cuatrimestre de 2014 -firmando unos números que, entre otras cosas, le sirvieron para conquistar su tercer Balón de Oro, el segundo de manera consecutiva-, las tornas han cambiado en este primer mes y medio del año. El argentino está recuperando el terreno perdido con unos números estratosféricos que anuncian una bonita lucha hasta final de temporada.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios