Menú

Sexto batacazo seguido del Real Madrid en Europa

Varapalo para el Real Madrid, que ha empatado ante el Olympique de Lyon y queda eliminado en octavos de la Champions por sexto año seguido. La tragedia es mayor esta vez, pues la final se disputará este año en el Bernabéu. Los blancos jugaron con fuego en la segunda parte y acabaron quemándose.

0
Varapalo para el Real Madrid, que ha empatado ante el Olympique de Lyon y queda eliminado en octavos de la Champions por sexto año seguido. La tragedia es mayor esta vez, pues la final se disputará este año en el Bernabéu. Los blancos jugaron con fuego en la segunda parte y acabaron quemándose.

La décima Copa de Europa continúa siendo una quimera para el Real Madrid, el rey continental, que está sufriendo en la Liga de Campeones, su competición preferida, un batacazo tras otro. Una decepción tras otra, siendo eliminado en los octavos de final, y ya van seis años consecutivos: primero fue la Juventus, luego el Arsenal, Bayern de Múnich, Roma, Liverpool y, ahora, Olympique de Lyon. Es el de Claude Puel un buen equipo, aseado, pero no está entre los grandes del concierto continental. Al menos ahora puede presumir de haber eliminado a los blancos en su 'templo' del Santiago Bernabéu, el mismo que el próximo 22 de mayo acogerá la Liga de Campeones.

Y eso que la noche prometía ser mágica para un Real Madrid que salió en tromba. A los cinco minutos, el equipo de Manuel Pellegrini igualaba la eliminatoria al marcar Cristiano Ronaldo -quién si no- el primer gol de la noche. Fue tras un gran pase de Guti. El portugués recogió el balón, se pegó una cabalgada fenomenal y se plantó solo ante el meta Hugo Lloris para terminar batiéndole con un potente zurdazo. Quedaban 85 minutos por delante y el objetivo de los cuartos de final empezaba a tomar forma.

De hecho, los blancos tuvieron bastantes oportunidades para haberse ido al descanso con dos o tres goles de ventaja. Especialmente en las botas de Gonzalo Higuaín. El argentino se había reivindicado en la víspera, prometiendo aparecer al fin en una gran cita. En un partido como éste, ante el Lyon, vital para las aspiraciones madridistas. El 'Pipita', con 16 goles en Liga, sí ha rendido a buen nivel ante equipos menores como Tenerife, Xerez, Zaragoza..., pero aún le falta explotar ante un grande. Le faltó acierto el pasado sábado en la heroica remontada ante el Sevilla y, cuatro días después, también ante los franceses. Tuvo Higuaín dos claras ocasiones para haber desnivelado la balanza de la eliminatoria: un tiro al palo (m.25) cuando Lloris ya estaba batido y un cabezazo, tras centro de Granero, que se marchó desviado por poco (m.39). El gol se le volvería a resistir.

Mención aparte merece Kaká. Después de un inicio prometedor, con sendas oportunidades para haber marcado -un mano a mano a los 18 segundos de partido ante Lloris o una acción (m.9) desbaratada por el meta internacional francés-, el juego del brasileño se fue diluyendo como un azucarillo en un vaso de agua. Parecía que iba a ser su noche, pero no. El madridismo sigue esperando a Ricardo Izecson dos Santos. Aún tiene margen en la recta final del campeonato de Liga, pero puede que sea ya demasiado tarde.

No había noticias del Olympique de Lyon en el Bernabéu en la primera mitad. Claude Puel se percató del mal posicionamiento de sus jugadores sobre el verde, y la arenga en el vestuario pareció surtir efecto. El conjunto francés fue otro en la segunda parte. Bien situado en el campo, puso muy difíciles las cosas al Real Madrid y, sin hacer demasiado ruido, cada vez iba llegando con más peligro a los pagos de Iker Casillas.

Lass Diarra estaba completamente en el centro del campo. Puel se dio cuenta de ello y colocó más peso en esa zona con la entrada en el terreno de juego de Kallstrom y Gonalons. Los cambios funcionaron y fue el Olympique el que tuvo al cuadro blanco a su merced. Las tornas habían cambiado. El argentino Lisandro López, que se asoció con su compatriota César 'Chelo' Delgado en el segundo acto, puso en jaque a Casillas (m.54) con un disparo desde unos 35 metros, provocando el murmullo en el graderío.

La afición madridista lo veía cada vez más negro. Se empezaba a mascar la tragedia. Esa acción de Lisandro, quien lleva once goles en el campeonato galo, fue el preludio de lo que estaría por venir. A los 74 minutos, de nuevo la conexión argentina entre Lisandro y Chelo Delgado acabó con un pase de éste dentro del área a Miralem Pjanic. El bosnio fusiló a Casillas en el segundo palo para poner el 1-1 en el marcador y hacer saltar todas las alarmas en el Bernabéu.

El Real Madrid tenía casi veinte minutos por delante. Ahora sí tocaba a rebato, tocaba apelar a aquella "épica" que el 'Ingeniero' Manuel Pellegrini había negado en la víspera, para marcarle dos goles al equipo francés y tratar de mantener vivo el sueño de los cuartos de final. El chileno había entrada a la hora de juego a Rafael van der Vaart, uno de los artífices de la remontada del pasado sábado contra el Sevilla (3-2), y, en la recta final, también a Mahamadou Diarra, en una decisión ésta bastante cuestionada por la afición. Pero el gol no llegó y el Madrid acabó cosechando un empate que, unido a la derrota por 1-0 encajada hace tres semanas en el estadio Gerland, le deja fuera de los cuartos de final por sexto año consecutivo.

Una sonora bofetada al madridismo y a un proyecto de 250 millones de euros que ya sólo se agarra a la Liga después del varapalo que supuso la eliminación de la Copa del Rey a manos del Alcorcón y, ahora, con el batacazo frente al Olympique de Lyon. La temporada, que comenzó siendo ilusionante, puede acabar siendo una auténtica tragedia.
 

Ficha técnica del partido

Real Madrid, 1: Casillas; Sergio Ramos, Garay, Albiol, Arbeloa (M. Diarra, m.84); Lass, Granero (Van der Vaart, m.61), Guti, Kaká; Cristiano Ronaldo e Higuaín
Olympique de Lyon, 1: Lloris; Reveillere, Cris, Boumsong (Kallstrom, m.46), Cissokho; Toulalan, Makoun (Gonalons, m.46), Pjanic (Ederson, m.83); Govou, Chelo Delgado y Lisandro

Goles: 1-0, m.5: Cristiano Ronaldo; 1-1, m.75: Pjanic
Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Mostró tarjeta amarilla a Cris (m.25) y Delgado (m.67), del Olympique de Lyon; y a Granero (m.38) y Van der Vaart (m.88), del Real Madrid
Incidencias: Partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 80.000 espectadores, entre ellos unos 3.000 seguidores del Olympique de Lyon. El seleccionador español de fútbol, Vicente del Bosque, presenció el encuentro en el palco de honor

 

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 16 comentarios guardados

    Servicios