Menú

La contratación estival de extranjeros reduce el paro en 14.100 personas

El tercer trimestre cierra con 14.100 parados menos, hasta los 4.123.300, según la Encuesta de Población Activa (EPA). El desempleo crece en 18.000 personas entre los españoles y baja en 32.200 entre los extranjeros. El paro se mantiene en el 17,9% gracias al descenso de la población activa.

0

El verano, época donde tradicionalmente baja el paro y se crea empleo debido a la actividad estival, tan sólo ha logrado reducir el desempleo en 14.100 personas.

En concreto, según la EPA del tercer trimestre publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el periodo estival ha logrado reducir el desempleo en 14.100 personas. De este modo, el número total de parados se sitúa en 4.123.300, con un aumento de 1.524.600 en los últimos 12 meses (un aumento del 58,67% interanual).

El dato es positivo si se tiene en cuenta que el paro subió en el segundo trimestre en más de 126.000 personas y que en los tres primeros meses del año la EPA contabilizó 802.800 parados más.

La tasa de desempleo, por su parte, pasa desde el 17,92% del segundo trimestre al 17,93% de la población activa en el tercero, con lo que se mantiene como la más alta de la serie histórica comparable, que arranca en 2001.

Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, la tasa de paro española se encuentra en su valor más alto desde el cuarto trimestre de 1998, cuando la tasa de paro llegó a situarse en el 17,99%.

Por sexo, el descenso del paro afecta sobre todo a las mujeres (15.900 paradas menos, hasta un total de 1.832.500), mientras que entre los varones el número de parados permanece prácticamente igual que en el segundo trimestre (2.290.900 parados).

La tasa de paro de los hombres es del 17,75%, lo que supone 13 centésimas más que en el segundo trimestre. En cambio, la de las mujeres baja 15 centésimas y se sitúa en el 18,16%. En los últimos trimestres se ha producido una progresiva aproximación entre ambas tasas, según la EPA.

Por nacionalidad, mientras que el desempleo crece en 18.000 personas entre los españoles disminuye en 32.200 entre los extranjeros. La diferencia entre ambos indicadores (14.200 personas) coincide con el descenso general de desempleados en el tercer trimestre (14.100 parados menos), lo cual se explica por la contratación temporal de mano de obra en los meses de verano.

La tasa de paro de los españoles es del 16,12% (12 centésimas mayor que la del trimestre anterior) y la de los extranjeros del 27,51% (casi medio punto menor).

Por edades, el desempleo desciende entre las personas de 25 y más años (44.700 parados menos) y entre los jóvenes de 16 a 19 (3.600). Por el contrario, crece en el grupo de edad de 20 a 24 años (34.100 parados más).

Atendiendo a la estructura de edad y sexo, el mayor descenso en el número de parados se da entre las mujeres de 25 a 54 años (45.200 menos que en el trimestre anterior), mientras que el mayor aumento lo encontramos entre las mujeres de 20 a 24 años (27.700 paradas más).

En cuanto a la evolución intertrimestral por sectores, el paro desciende este trimestre en la construcción (79.800 parados menos), en servicios (60.800) y en la industria (34.600). Por el contrario, el paro aumenta en la agricultura (20.600 parados más).

Sin embargo, en comparación interanual, el desempleo crece en todos los sectores de actividad. Así, se producen aumentos de 465.900 parados en los servicios, de 182.300 en la construcción, de 151.600 en la industria y de 70.000 en la agricultura.

El número de parados aumenta entre los que perdieron su empleo hace más de un año (en 112.700) y entre los que buscan su primer empleo (en 27.800). En términos interanuales el paro también aumenta entre los que buscan su primer empleo (en 57.100) y entre los que perdieron su empleo hace más de un año (en 597.700).

Descenso de la población activa

Por último, cabe destacar que la tasa de desempleo en el tercer trimestre ha permanecido prácticamente invariable gracias, sobre todo, al descenso que ha registrado el número de activos. Así, según la EPA, el número total de activos se sitúa en 22.993.500 en el tercer trimestre de 2009, con un descenso de 89.000 personas respecto al trimestre precedente. En concreto, la tasa de actividad es del 59,81%, lo que supone un cuarto de punto menos que en el trimestre anterior.

El número de mujeres activas desciende en 3.100 este trimestre y se sitúa en 10.089.400. La tasa de actividad femenina baja cuatro centésimas, hasta el 51,51%. Por su parte, el número de activos varones se cifra en 12.904.100, con un descenso de 85.800. La tasa de actividad masculina, por su parte, baja 45 centésimas en el tercer trimestre y queda en el 68,44%.

En los últimos 12 meses el número de activos ha aumentado en 48.400, cifra inferior al incremento registrado por la población de 16 y más años. Entre las mujeres se ha producido un incremento de 256.700, mientras que los activos varones han disminuido en 208.400.

La tasa de actividad de la población extranjera (76,60%) baja 92 centésimas en el trimestre, mientras que la de la población española desciende 15 centésimas hasta el 57,43%. La diferencia entre ambas tasas es de más de 19 puntos. La estructura por edad de los extranjeros explica, en gran medida, esta diferencia.

El INE define a los "activos" como aquellas personas de 16 ó más años que, durante la semana de referencia (la anterior a aquella en que se realiza la entrevista), suministran mano de obra para la producción de bienes y servicios o están disponibles y en condiciones de incorporarse a dicha producción. Se subdividen en ocupados y parados.

En Libre Mercado

    Servicios