Miércoles 22 de Diciembre
Actualizado a las 00:03:02
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

LA MAYOR INTERVENCIÓN DESDE EL CRACK DEL 29

El mega-rescate financiero en EEUU costará de inicio 1,2 billones a los contribuyentes

Las bolsas han cerrado con subidas históricas, tras la mayor intervención pública en el mercado financiero de EEUU desde la Gran Depresión. El Gobierno plantea crear una Superagencia para adquirir la mala deuda de las entidades. En principio, el coste será de 1,2 billones de dólares, a cargo de los contribuyentes. El Tesoro y Fannie Mae y Freddie Mac aportarán financiación al mercado hipotecario. La Fed inyecta otros 20.000 millones al sistema, y el Gobierno prohíbe las operaciones al descubierto en Wall Street.

"

Ibex-35

Última actualización:
21/12/2010
17:38
Último: 10.203,40
Dif%: 2,07
Inf. diferida 15 minutos © fuente infobolsa
LD (M. Llamas) “Ahora, nuestro objetivo es la restauración de la fortaleza de nuestro sistema financiero para reconstruir nuestro crecimiento económico”. De este modo, el presidente de EEUU, George W. Bush, justificó al pueblo norteamericano la mayor intervención pública en los mercados financieros desde la Gran Depresión.

"Debemos actuar ahora para proteger la salud económica de nuestra nación", afirmó Bush, en una comparecencia flanqueado por el secretario del Tesoro, Henry Paulson, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y el presidente de la Comisión del Mercado de Valores, Chris Cox.
 
La intervención "no sólo está justificada", sino que es "esencial" para evitar un daño mayor en la economía, según Paulson ¿El coste? “Cientos de miles de millones de dólares”, advierte.

“Anoche, el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, Presidente SEC Chris Cox y yo tuvimos una larga y productiva reunión de trabajo con líderes del Congreso. Un intenso debate sobre la necesidad de abordar un enfoque global para aliviar las tensiones en nuestras instituciones financieras y los mercados bursátiles”.
 
De este modo, comenzó su intervención el secretario del departamento del Tesoro de EEUU. A lo largo de las últimas semanas, el Gobierno ha actuado para solventar los problemas financieros que han sufrido entidades de la talla de Fannie Mae y Freddie Mac, “en colaboración con los operadores del mercado”, antes de producirse la quiebra de Lehman Brothers. La última medida de rescate tuvo lugar con el crédito concedido por la Reserva Federal (Fed) a la aseguradora AIG (85.000 millon es de dólares)”.
 
Intervención pública en las finanzas 
 
El anuncio del lanzamiento de este plan provocó una corriente de optimismo en Wall Street, que se disparó más de 400 puntos. En sólo dos días, el índice S&P 500 ha registrado la mayor subida acumulada de los últimos 79 años, desde la crisis de 1929. Todas las bolsas mundiales han registrado subidas históricas en una orgía de compras. El Ibex-35 ha experimentado una subida histórica (8,71 por ciento). La más alta en sus 16 años de historia.

El eje esencial del paquete de medidas, que será tramitado de manera expeditiva, será liberar a las entidades financieras de los activos tóxicos del mercado hipotecario que han lastrado sus balances, hasta abocar a algunas de ellas a la bancarrota. Además, las autoridades han decidido intervenir el mercado bursátil para frenar las caídas que veníasn registrando los bancos.
 
Intervención en el mercado de títulos inmobiliarios
 
Según Paulson, los gigantes hipotecarios (Fannie y Freddie), ahora bajo el pleno control de Gobierno tras su nacionalización, proporcionarán financiación adicional al mercado hipotecario de EEUU, “aumentando sus compras de títulos respaldados por hipotecas (MBS)”.
 
Asimismo, el Tesoro aumentará la disponibilidad de capital, con el objetivo de expandir nuevos préstamos hipotecarios. Algo que, según el secretario, servirá para “complementar el capital aportado por ambas entidades hipotecarias y facilitar la disponibilidad de hipotecas a precio asequible”.
 
Intervención en el mercado monetario (money market)

Entre las acciones anunciadas este viernes está también un programa para garantizar temporalmente los fondos mutuos que colocan dinero en el mercado de dinero (money market), unas inversiones consideradas muy seguras hasta ahora, pero algunas de las cuales han registrado pérdidas.
 
La Reserva Federal ofrecerá temporalmente garantías de hasta 50.000 millones de dólares para asegurar dichos fondos mutuos. Ese mercado es esencial para el funcionamiento de la armazón financiera porque proporciona capital a corto plazo y a bajo interés a los bancos. Ese tipo de fondos mutuos eran considerados como las inversiones más seguras.
 
No obstante, esta semana uno de ellos, el Reserve Money Market Fund, anunció que no podría devolver a los inversores el capital que habían invertido debido a sus pérdidas por sus inversiones en deuda de Lehman Brothers, un banco de inversión que quebró el lunes, informa Efe.

El Gobierno asumirá la mala deuda
 
Sin embargo, como muchos de los activos financieros ilíquidos que poseen las entidades no pueden ser adquiridos ni por el Tesoro ni por los gigantes hipotecarios, el Gobierno creará una Superagencia federal para “eliminar esos activos con problemas de nuestro sistema financiero”.
 
Es decir, la deuda de mala calidad de los bancos será sufragada por los contribuyentes. El Gobierno comprará tales activos con un precio de descuento para eventualmente subastarla en los mercados.
 
Y es que, a pesar de las medidas tomadas hasta el momento, "se necesita más” para salvar el sistema, advierte Paulson. Por ello, se estudia crear una Superagencia estatal que asumirá todos los activos ilíquidos (sin salida en el mercado) que acumulan las entidades financieras estadounidenses, tal y como avanzó este jueves LD
 
“La debilidad de nuestro sistema financiero en la actualidad responde a la iliquidez de los activos hipotecarios, que han visto reducido su valor” debido a la brusca corrección que viene experimentando el precio de la vivienda estadounidense. “Estos activos ilíquidos están asfixiando el flujo de crédito que es tan vital para nuestra economía”, afirma el secretario.
 
“Cuando el sistema financiero funciona correctamente, el dinero y el capital fluye hacia los hogares y las empresas para pagar las hipotecas, los préstamos para la educación y las inversiones que generan puestos de trabajo”, Sin embargo, la “iliquidez de estos activos bloquean el sistema, cierra el mercado de crédito y provoca daños significativos sobre nuestro sistema financiero y económico”, añade.
 
Por ello, para restablecer la confianza "debemos abordar el problema subyacente”, señala.
 
Una Superagencia para un Supercrash
 
Una entidad similar fue creada a través de la Resolution Trust Corp. a principios de los años 80 para hacerse cargo de los activos y deuda bancaria de las asociaciones de crédito y ahorro (similares a las cajas de ahorro españolas) que quebraron durante la crisis de aquellos años (cerca de 1.000 entidades).
 
No adquirirá, sin embargo, entidades enteras en problemas, como aconteció en aquel caso. Los detalles de esta parte del plan serán acordados este fin de semana entre los líderes del Congreso y el Gobierno, que quiere que la Legislatura lo ratifique la próxima semana. Esta será la parte más costosa del plan de la administración y debe ser aprobada por el Congreso.
 
En este sentido, Paulson reconoce que el coste fiscal para los contribuyentes será enorme. Sin embargo, “estoy convencido de que este plan costará mucho menos a las familias norteamericanas que la alternativa”, según Paulson, en referencia a una nueva oleada de quiebras bancarias y la congelación ilimitada del mercado de crédito, tal y como avanzó este periódico. Es decir, el Ejecutivo apuesta por la creación de una Superagencia para superar el Supercrash financiero.
 
Coste de 1,2 billones, en prinicipio
 
Según las últimas filtraciones, estas dos últimas medidas (Superagencia y SEC) supondrán un coste público desorbitado para hacer frente al megarescate gubernamental del mercado financiero estadounidense. Así, en principio, las autoridades estudian la posibilidad de aportar 800.000 millones de dólares para la compra de tales activos de mala calidad. El dinero servirá para adquirir tanto deuda subprime como prime, ya que el deterioro de los títulos hipotecarios se está extendiendo igualmente a activos de media y alta calidad, tal y como avanzó LD.
 
Asimismo, se plantea un fondo de 400.000 millones complementarios para el Seguro de Depósitos Federal (SEC) a fin de garantizar los citados fondos mutuos, informa Bloomberg.
 
Es decir, el Gobierno norteamericano baraja cifras iniciales de 1,2 billones de dólares para salvar de la bancarrota a las entidades financieras en riesgo. Dinero que tendrá que ser sufragado íntegramente pro los contribuyentes estadounidenses, ya sea incrementando aún más el abultado déficit fiscal del Ejecutivo o bien disparando la deuda pública del país.
 
Prohibición de operaciones de venta al descubierto en bolsa

Además, en colaboración con el supervisor financiero británico, la Comisión de Valores de EEUU (SEC) ha aprobado un plan que impide operaciones de venta a descubierto en Wall Street a 800 compañías de inversión, en un intento por frenar la especulación, reducir la volatilidad y evitar un deterioro mayor de la bolsa.
 
Mediante este tipo de operaciones bursátiles, un inversor toma prestadas acciones de una empresa, previo pago de comisión, para venderlas y volver a comprarlas después con la esperanza de que haya bajado el precio y así poder embolsarse la diferencia antes de devolverlas al propietario.
 
La prohibición, emitida por la Comisión del Mercado de Valores (SEC), afecta a las acciones de 799 instituciones financieras, incluidos los dos últimos grandes bancos de inversión independientes, Goldman Sachs y Morgan Stanley, cuyos valores se habían desplomado esta semana. Reino Unido impuso el jueves una prohibición similar, por cuatro meses. Las autoridades de EEUU mantendrán la prohibición hasta el próximo 2 de octubre.
 
La Fed inyecta 265.000 millones en el mercado
 
Por su parte, la Reserva Federal inyectó nuevamente este viernes otros 20.000 millones de dólares adicionales al sistema financiero del país para mantener la liquidez de los mercados, tras los 180.000 millones aprobados el jueves.

Con esta nueva inyección, en el conjunto de la semana la Reserva Federal ha dado liquidez al sistema por un total de 265.000 millones de dólares. La Reserva Federal colocó el lunes 70.000 millones de dólares, el martes otros 70.000 millones y el jueves 105.000 millones, siempre a través de su banco regional de Nueva York, encargado de realizar este tipo de aportaciones de liquidez.
 
El déficit público en riesgo
 
Según las fuentes consultadas por LD, el problema radica en que, en base a los cálculos iniciales, y partiendo de que las cifras barajadas superan el billón de dólares de gasto público, el déficit fiscal (500.000 millones de dólares para 2008) corre el riesgo de dispararse a corto y medio plazo. En total, 1,7 billones o, lo que es lo mismo, más del 10 por ciento del PIB nacional.
 
Además, tal cantidad se sumaría al coste del rescate de los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac (próximo al billón de dólares), según los cálculos de los expertos. Así, en principio, y siempre teniendo en cuenta los cálculos iniciales, el déficit presupuestario de EEUU (próximo al medio billón a finales de 2008) corre el riesgo de multiplicarse por ocho.
 
A ello hay que sumar un aumento sustancial del volumen de deuda pública. Y es que, tras la inyección temporal del Tesoro a la Fed, y el rescate de las entidades en quiebra, el Gobierno estadounidense se enfrenta a una drástica subida de su actual endeudamiento público (5 billones de dólares en la actualidad).
 
Intensificar la regulación financiera
 
Por último, según Paulson, una vez que los mercados se restablezcan las autoridades trabajarán en la “mejora de la regulación financiera a fin de que estos excesos no se vuelvan a repetir”. Es decir, Paulson opta por una “modernización de la estructura de supervisión financiera” con el fin de incrementar la intervención pública en este ámbito. Aunque “se trata de un debate crítico para otro momento”, anuncia.
 
El plan se detallará este fin de semana

El presidente del Comité de Banca del Senado, el demócrata Chris Dodd, destacó a la cadena ABC la importancia de esta intervención, dado que el sistema financiero "estaba literalmente a unos días del colapso total, con todas las implicaciones que supone aquí y a nivel mundial".

Por su parte, la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, señaló que los legisladores están dispuestos a actuar de forma rápida y de acuerdo con un espíritu bipartidista. También indicó que el Congreso está listo para alargar sus sesiones más allá de la próxima semana, cuando estaba previsto que se suspendieran por la cita electoral.
 
Y es que, "ahora no es el momento para posiciones partidistas", según Bush. En su declaración, el presidente destacó por un lado las dificultades extraordinarias a las que se enfrenta la economía estadounidense y, por otro, envió un mensaje de calma a los ciudadanos.

El presidente señaló que si el Gobierno no actúa ahora, están en juego pérdidas de empleo "masivas", un desplome aún mayor del mercado de la vivienda y una destrucción de valor en las cuentas de jubilación de los estadounidenses. "La confianza en el sistema financiero es esencial para que la economía funcione sin problemas y recientemente esa confianza se ha visto sacudida", afirmó.

El presidente recordó que el Gobierno garantiza los depósitos bancarios de hasta 100.000 dólares y enfatizó la fortaleza que ha demostrado la economía estadounidense durante su mandato, pese a los atentados del 11-S. "Esta acción conlleva riesgo" para el contribuyente, reconoció Bush, pero dijo esperar que el Gobierno recupere eventualmente su dinero. ¿Lo hará?
0 comentarios
Compartir:
Menéame Tuenti

Publicidad

Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com

También en Economía

Posible PRIVATIZACIÓN TOTAL en 2011

La Caixa baraja convertirse en un banco

La Caixa estudia convertirse en un banco durante el próximo 2011, con lo que traspasaría su negocio, oficinas y activos a un banco, y quedaría convertida en una fundación centrada en la obra social.
MÁS ALTOS CARGOS Y SALARIOS

El País Vasco, un claro ejemplo de lo que cuesta transferir competencias

La transferencia de las políticas activas de empleo al País Vasco es uno de los últimos ejemplos de descentralización administrativa en España. Pero, ¿qué sucede cuando se transfiere una materia? Más altos cargos, subida salarial de hasta el 30% para los funcionarios... En definitiva, más gasto público.
CUADRUPLICA LA TASA DE DÉFICIT

José María Barreda, el gran derrochador autonómico

Castilla-La Mancha acumuló un déficit del 4,69% hasta septiembre, cuatro veces más que la media. Desde 2007 es la región en la que más crece la deuda. También sube el paro y el número de funcionarios. Lo que no sube es la riqueza: es la segunda autonomía más pobre de España.

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899