print
PARA EVITAR SU NACIONALIZACIÓN

Los gigantes hipotecarios de EEUU necesitan renovar 230.000 millones en un mes

Bancos de EEUU registrarán nuevas pérdidas

Noticia publicada el 20-08-2008

El rescate de los gigantes hipotecarios de EEUU (Fannie Mae y Freddie Mac) depende de que ambas entidades logren renovar 230.000 millones de dólares de deuda emitida que vence el próximo 30 de septiembre. Los rumores sobre su posible nacionalización ha disparado todas las alarmas. No son los únicos. Los inversores no descartan que se produzca una nueva quiebra financiera en 2008. De hecho, los principales bancos de EEUU se volverán a teñir de rojo en el tercer trimestre del año.
 
LD (M. Llamas) Los peores augurios sobre la delicada situación financiera de las principales entidades hipotecarias de EEUU parecen confirmarse poco a poco. El pánico estalló esta semana en las bolsas de medio mundo tras los rumores que apuntaban a un posible nacionalización de Fannie Mae y Freddie Mac por parte del Gobierno estadounidense.
 
Un plan de rescate gubernamental que cuenta con numerosas papeletas, a la vista de la insolvencia que presentan los balances de ambas entidades, tal y como avanzó LD. Y es que, a la creciente morosidad hipotecaria (incluso en créditos de alta calidad) y al derrumbe del mercado inmobiliario norteamericano, se le suma ahora la necesidad de renovar un sustancial volumen de deuda crediticia (titulización), cuyo vencimiento se producirá en breve. Y ello, además, en plena crisis de liquidez interbancaria.
 
Fannie Mae y Freddie Mac tendrán que renovar cerca de 230.000 millones de dólares de deuda emitida, que vence el próximo 30 de septiembre, para evitar la quiebra y, por tanto, la consiguiente nacionalización que pretende la Administración estadounidense con el fin de evitar su quiebra.
 
En concreto, Fannie deberá renovar 120 millones de dólares, y Freddie 103.000 millones, informa Bloomberg. Sin embargo, la sequía interbancaria y el encarecimiento del crédito supondrán serias dificultades para que la operación de refinanciación de los gigantes hipotecarios tenga éxito. Entre ambas acumulan un capital próximo a los 83.000 millones de dólares, mientras que su deuda supera los 5 billones.
 
Fannie Mae y Freddie Mac -dos empresas creadas por el Gobierno norteamricano para resolver los problemas de vivienda durante la Gran Depresión de los años 1930- operan como entidades autónomas del Ejecutivo, pero con su respaldo en garantías.
 
Se encarece la emisión de títulos
 
Actualmente las dos firmas poseen casi la mitad de los 12 billones de dólares en préstamos para la vivienda pendientes en EEUU. De hecho, aglutinan casi el 80 por ciento de las hipotecas que se conceden en la actualidad en EEUU.
 
El Tesoro de EEUU tuvo que acudir recientemente en apoyo de ambas entidades para evitar su colapso financiero. Y ello, a través de la compra de títulos de Fannie Mae y Freddie Mac, y una expansión de sus líneas de crédito con el Gobierno de EEUU. En principio, la Administración estimaba que dicho semirescate supondría una coste próximo a los 25.000 millones de dólares.
 
Sin embargo, los datos apuntan a que dicha medida tan sólo era un parche parcial a muy corto plazo, por lo que la factura final será, previsiblemente, mucho mayor, tal y como avanzó LD.
 
Y es que, la renovación de la deuda de ambas entidades se avecina muy complicada sin el apoyo financiero del Gobierno. El coste de la colocación de los bonos se ha disparado para ambas entidades en las últimas fechas. Durante esta semana, los bonos a 5 años de Freddie Mac se han colocado con una prima extra (spread) de 104 puntos básicos con respecto a la deuda del Tesoro de EEUU. El coste de emisión es muy similar, igualmente, en el caso de Fannie Mae.
 
El Gobierno podría inyectar otros 30.000 millones
 
Los analistas coinciden, además, en la necesidad de liquidez que presentan ambos gigantes hipotecarios para afrontar las pérdidas derivadas de la morosidad crediticia y la degradación de activos Así, Paul Miller, analista de Friedman Billings Ramsey & Co., afirma que cada entidad precisa de 15.000 millones de dólares a corto plazo.
 
En este sentido, el prestigioso Bill Gross, fundador de PIMCO (uno de los mayores fondos de inversión de renta fija del mundo) advierte que el Tesoro de EEUU se verá obligado a comprar 30.000 millones de dólares en acciones preferentes de Fannie y Freddie antes de finales de septiembre para mantener en pie ambas entidades.
 
Fannie Mae y Freddie Mac han emitido más de 5 billones de dólares en títulos respaldados por deuda e hipotecas. Más de 3 billones de esos fondos están en manos de instituciones financieras de EEUU, mientras que el resto lo tienen instituciones extranjeras. Y ello, con el objetivo de reforzar la confianza de los inversores extranjeros en el mercado hipotecario estadounidense.
 
Los inversores foráneos salen del mercado hipotecario
 
No obstante, casi 1,3 billones de dólares de deuda de los GSE (empresas de patrocinio público, en referencia a Fannie Mae y Freddie Mac) están en manos de inversores y bancos centrales extranjeros. El problema es que se están retirando de este mercado ante los crecientes riesgos de insolvencia. Tal como reflejan las últimas operaciones de emisión de bonos, la inversión de las instituciones foráneas se ha reducido casi a la mitad en este tipo de productos y, de hecho, son cada vez más reticentes a la hora de comprar nuevo papel.
 
"La gente está preocupada por si, finalmente, se produce o no un rescate gubernamental”, por lo que es lógico que los inversores extranjeros escapen de este mercado, según Kevin Chau, analista de Forex en Nueva York. La incertidumbre es latente. Es más. "La mayoría de los inversores de renta fija consideran que la inyección de liquidez por parte del Gobierno de EEUU es un requisito previo para que la confianza de estos inversores retorne al mercado de la titulización hipotecaria en EEUU y, por extensión, al mercado de renta fija", según un reciente informe de Barclays Capital elaborado por Rajiv Setia y Philip Ling. No es cuestión baladí. Ambas firmas constituyen hoy en día la mayor fuente de financiación de hipotecas del país.
 
Derrumbe en bolsa
 
Pintan, pues, bastos para los gigantes hipotecarios de EEUU. Las acciones de Freddie Mac bajaban este miércoles un 15,59 por ciento (65 centavos) y se cambiaban antes de la media sesión a 3,52 dólares cada una, después de que en las primeras horas de cotización llegara a alcanzar un mínimo de 3,15 dólares.

Los títulos de Fannie Mae perdían el 14,47 por ciento (86 centavos) y se cambiaban poco antes de la media sesión a 5,14 dólares, tras tocar durante las primeras horas un mínimo de 4,74 dólares. La crisis crediticia e inmobiliaria que atraviesa Estados Unidos desde hace doce meses ha hecho que en lo que va de año la capitalización bursátil de Fannie Mae haya caído el 85 por ciento, mientras que la de su empresa hermana ha descendido un 87,7 por ciento.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados