Menú

Zapatero compara la caída del Muro de Berlín con la muerte de Franco

El presidente del Gobierno siempre ha aprovechado la mínima para recordar a Franco y el fusilamiento de su abuelo en el 36.

30

Tal día como hoy, 9 de noviembre, pero de 2009, Libertad Digital llevaba en su portada las palabras del entonces presidente del Gobierno ante la efeméride del vigésimo aniversario de la caída del Muro de Berlín: "Zapatero compara la caída del Muro de Berlín con la muerte de Franco".

Al término de la cumbre Hispano-Polaca, el jefe del Ejecutivo dijo que en España se tenía viva "la experiencia" por la "caída reciente del muro" del Franquismo cuando el 9 de noviembre de 1989 se produjo la caída del de Berlín. Explicó Zapatero que "nosotros también habíamos tenido una caída reciente del muro, del muro propio, que durante 40 años tuvimos en España". El presidente precisó que "fue un muro pesado, una losa muy dura para nuestra historia y por tanto sabíamos lo que significaba la libertad, lo teníamos muy vivo en la carne, en nuestra experiencia".

Por todos es sabido el afán de Zapatero desde que llegó a La Moncloa por reabrir las heridas de la Guerra Civil retirando las estatuas de Franco de las plazas de varias ciudades españolas o creando la Ley de Memoria Histórica. El presidente del Gobierno nunca perdonó al régimen franquista que fusilara a su abuelo, Juan Rodríguez Lozano, en agosto de 1936. El expresidente del Gobierno contó hasta a los tunecinos la historia de su abuelo buscando un paralelismo con la situación en Túnez tras la salida de Ben Alí. Les dijo que "merece la pena lo que ustedes han hecho. Mi padre no pudo disfrutar de las libertades y mi abuelo fue fusilado".

Hasta María Jesús González, madre de Irene Villa, tuvo que escuchar tras un encuentro en Moncloa los lamentos de Zapatero diciendo que comprendía el dolor de las víctimas del terrorismo porque su abuelo había sido fusilado. Otro ejemplo de que el expresidente aprovechaba la mínima para recordar el régimen se produjo cuando dijo en Israel que "antisemitismo era la dictadura de Franco".

César Vidal denunció que "la moda de reescribir la historia de sus antepasados con la mal llamada Memoria Histórica está muy presente en el Gobierno". El periodista, escritor y director de Es la noche de César contó que "el abuelo de Zapatero aplastó la revuelta de Asturias realizadas por los socialistas" y que "era un militar que empezó su carrera en África bajo el mando del general Sanjurjo, uno de los militares alzados en 1936".

La relación entre Zapatero y Franco llegó hasta la prensa internacional. The New York Times comparó al presidente del Gobierno con Francisco Franco por usar el fútbol para tapar la crisis. El jefe del Ejecutivo anunció que la reforma laboral se aprobaría el 16 de junio, "casualmente" el día en que debutaba la selección en el Mundial de Sudáfrica. El diario norteamericano citó a Franco para decir que convirtió al Real Madrid en el equipo oficial del régimen, "beneficiándose de sus éxitos deportivos dentro y fuera de España" durante los "largos años de aislamiento diplomático".

Que Zapatero no quería ver a Franco ni en los papeles de la Historia quedó patente el 3 de julio de 2010 cuando el Gobierno eliminó a Franco de la lista de antecesores del presidente a pesar de que en dicha lista aparecían todos los jefes de Gobierno desde 1823.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios