Menú

Blanco se aferra a su escaño sin contar con Rubalcaba

En una rueda de prensa improvisada, Blanco dice que es su "decisión personal". La dirección no se posiciona.

0

Nueva vía de agua en el barco socialista. Un día después de que Óscar López pusiera su cargo a disposición del PSOE tras el escándalo de Ponferrada, este martes resurgían los rumores y apuestas de dimisión, en este caso sobre el ex ministro, José Blanco, tras la  petición del suplicatorio por parte de la Fiscalía del Supremo en coordinación con el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce.

La convocatoria de una rueda de prensa improvisada a las 13,30 horas en el Congreso de los Diputados no hacía más que disparar los rumores que se disiparon dos minutos antes de la hora fijada. A las 13:28 horas comenzó la comparecencia y se despejó la incógnita: José Blanco no dimite. El ex portavoz del Gobierno aseguró que sólo lo hará si una vez que conluya la instrucción y se resuelvan todos los recuros presentados, el juez decide dictar un auto de apertura de juicio oral. "Haré lo que debo hacer, presentaré la renuncia a mi escaño en el Congreso", declaró.

José Blanco confirmó que había hablado con "la dirección del partido" para "trasladarle el contenido de lo que iba a trasladarles a ustedes, pero es mi decisión". De hecho Blanco ni siquiera ha hablado con Alfredo Pérez Rubalcaba sino con la dirección del grupo parlamentario antes de la reunión de grupo a la que hoy no asistió el secretario general del PSOE. De ahí que la dirección no haya querido pronunciarse públicamente sobre la decisión de Blanco, pues se desconoce si ésta es compartida por el propio Rubalcaba.

En su rueda de prensa, Soraya Rodríguez no quiso en ningún momento responder a la pregunta de si el ex dirigente socialista debía o no renunciar a su escaño. En cambio, abogó por esperar a "las resoluciones judiciales que se vayan abordando.  No les voy a decir las explicaciones que vaya a dar el señor Blanco, que las va a decir justo cuando termine esta rueda de prensa".   

Las falsedades de Dorribo

Blanco volvió a defender su inocencia en lo relativo al delito de cohecho que traslucían las acusaciones efectuadas por el empresario Jorge Dorribo. "Desde el primer momento que tuve conocimiento de las falsas acusaciones de Dorribo contra mi persona, centré todos mis esfuerzos en colaborar con la Justicia para esclarecer esas falsedades. Nunca he recibido dinero del señor Dorribo y nunca he realizado gestiones en su favor".

Sin embargo, preguntado por su famosa frase en Moncloa -"No hay caso, ni lo habrá"-, aclaró que "no hay caso el día en que se manifestó que Dorribo me había entregado 200.000 euros en una gasolinera, porque como saben no se ha podido probar y en el escrito de la Fiscalía no se me acusa por un delito de cohecho". Otra cosa, según fuentes cercanas a Blanco, es el delito de tráfico de influencias por el que la Fiscalía solicita el suplicatorio. En este asunto, hay menos confianza en la justicia por parte del ex ministro ya que "la línea sobre qué es tráfico de influencias y qué no es es muy subjetiva".

Su libro

Lo que sí quedó claro en su comparecencia es que el llamado 'látigo del PP' sobre el caso Gürtel ha aprendido alguna lección sobre la presunción de inocencia. Así lo reconoció él mismo recordando un artículo de Pilar Cernuda en el que la periodista afirmó que ella creía en la inocencia de Blanco, pero "él no siempre ha creído en la presunción de inocencia de los demás". "Sí he reflexionado sobre la presunción de inocencia y algún día lo haré por escrito tal y como tengo previsto hacerlo en un libro en el que estoy trabajando".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD