Menú

Presentan una querella contra Artur Mas por desobediencia y sedición

De la acción política de Artur Mas se desprende su "clara vocación" a favor de la "desintegración de España", sostiene Manos Limpias.

0

El sindicato Manos Limpias ha presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) una querella contra el presidente de la Generalidad, Artur Mas, acusándolo de prevaricación, desobediencia, sedición -o alternativamente de rebelión- por su apuesta por la independencia de Cataluña.

La querella, a la que ha tenido acceso Libertad Digital, recoge la resolución del Parlamento catalán que instó el 27 de septiembre de 2012 a convocar una consulta sobre el futuro de Cataluña -aprobada por CiU, ERC, ICV, DC, SI y el entonces diputado de PSC Ernest Maragall- y considera que la iniciativa no hubiera sido posible "sin el impulso político" del partido del Gobierno catalán (CiU) y de Mas.

De esta resolución y las que se han aprobado en este sentido después, se desprende que el presidente ha tenido "la clara vocación para instar a través de su innegable acción política y ejecutiva de llevar acciones a favor de la desintegración de España", dice Manos Limpias.

En la querella el sindicato explica que es "vox populi", y de alarmante notoriedad, que el señor Artur Mas tiene como principal objetivo la declaración de independencia del territorio español, y que la base de su argumentario político en cada una de sus comparecencias pública es el conseguir dichos propósitos independentistas, desafiando incluso al Gobierno de la Nación y al marco constitucional establecido en la propia Constitución".

Soberanismo, nazismo

Según Manos Limpias que "la Constitución propugne como principal valor de su propia existencia la unidad de la nación española, como patria común e indivisible, hace que todo acto tendente a romper esa afirmación resulta una clara y manifiesta voluntad de conculcar la aplicación de la misma".

En la querella, el sindicato compara el nazismo con el proceso soberanista, que, con eslóganes como 'España nos roba', intenta "seguir alimentando el victimismo entre una parte de la sociedad catalana", y recuerda que Hitler usó la frustración del pueblo alemán generado por la crisis económica y el deseo de venganza contra los vencedores de la I Guerra Mundial para llegar al poder a través de elecciones libres.

"Todo eso se podría haber evitado sin la avaricia de unos cuantos políticos que cimentaron sus falsas promesas de una 'Tierra Prometida', promesas fundadas en artificiales creaciones históricas, en nacionalismos de laboratorio, promesas sembradas en la fértil tierra de la desesperación humana", sostiene el sindicato.

Un imputado y diez testigos

Pide citar a Mas como imputado, y como testigos a otros diez políticos, entre ellos el presidente de ERC, Oriol Junqueras; el líder de ICV, Joan Herrera, el diputado de la CUP en el Parlamento catalán David Fernández y la presidenta de esta cámara, Núria de Gispert.

"Cualquier inacción por parte de los poderes del estado para frenar al Presidente de la Generalidad, sólo servirá para permitir que una oligarquía política catalana, cimentada en el nacionalismo, use esta ideología, para mantener la 'dictadura blanca a la que se refirió el presidente Tarradellas (…). Sin duda mirar para otro lado sólo servirá para que arraigue aún más EN Cataluña, una clase política extractiva, protegida por el paraguas de la bandera catalana", subraya la querella.

En España

    0
    comentarios

    Servicios