Menú

Carod Rovira, pillado a 175 Km/h en su coche oficial

Numerosos responsables políticos no predican con el ejemplo a la hora de cumplir con el límite de velocidad en las carreteras de España.

2
Numerosos responsables políticos no predican con el ejemplo a la hora de cumplir con el límite de velocidad en las carreteras de España.

Tal día como hoy, 3 de junio, pero de 2010, Libertad Digital contaba en su portada que Carod Rovira fue cazado a 175 Km/h en su coche oficial cuando el radar instalado por una pareja de la Guardia Civil advirtió a los agentes de que un vehículo se dirigía a gran velocidad por la AP-68 a la altura del municipio zaragozano de Alagón.

El coche viajaba a 175 Km/h cuando la máxima velocidad permitida era de 120 Km/h. La pareja de la Benemérita le dio el alto y comprobaron que en los asientos delanteros iban dos personas que se identificaron como agentes del cuerpo de Mossos d’Esquadra. Detrás se encontraba el entonces vicepresidente de la Generalidad de Cataluña, Josep Lluis Carod Rovira acompañado de una mujer e indicó a los agentes que llevaban prisa.

Así, dejaron continuar el vehículo después de sancionar al agente que iba al volante con 450 euros de multa, la pérdida de 4 puntos y un mes sin carnet de conducir. El chófer trató de librarse de la sanción pero tras estudiar la documentación aportada en defensa del mosso se confirmó el castigo al conductor que trasladaba a Carod Rovira.

Varios líderes políticos han abusado del coche oficial para saltarse el límite de velocidad permitido. El que fuera líder de las juventudes vinculadas a CDC, Gerard Figueras, fue cazado conduciendo a 160 Km/h y pese a haber agotado los puntos del carnet de conducir. Figueras alegó que desconocía que se había quedado sin puntos ya que no había recibido ninguna notificación oficial al respecto.

También se saltó las normas el jefe territorial del Servicio Catalán de Tránsito en Gerona. Narcís Clé presentó su renuncia después de que se conociera que fue interceptado por los Mossos conduciendo a 160 Km/h por la autopista AP-7, limitada a 120. Un radar de la policía catalana fotografió el vehículo de Clé circulando a una velocidad superior a la permitida, una infracción grave castigada con una multa de 300 euros y la retirada de dos puntos del carnet.

Otro de los casos más conocidos fue el del entonces presidente de Extremadura. En mayo de 2010, la Guardia Civil interceptó el coche oficial de Guillermo Fernández Vara por circular a una velocidad de 180 Km/h en la Autovía de Extremadura. Según explicó el dirigente extremeño, el coche fue interceptado cuando volvía de su comparecencia en la Comisión General de las Comunidades Autónomas en el Senado. Para el presidente de Extremadura, "lo fácil sería decir que no tengo nada que ver con esto, que yo iba detrás preparando una próxima reunión y allá del que pisa el acelerador, pero eso no sería responsable". Trató de justificar la infracción en su apretada agenda: "Yo no soy el responsable de que el coche corra, lo soy de mi agenda y lo asumo, y quizás a veces mi agenda provoca que otros tengan que extralimitarse en la velocidad".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios