Menú

Posada dice que el aforamiento del Rey fue "un poco chapuza"

Horas más tarde ha dicho que la tramitación del aforamiento ha sido apropiada.

0
Horas más tarde ha dicho que la tramitación del aforamiento ha sido apropiada.
Jesús Posada.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha dicho este miércoles que la tramitación del aforamiento del Rey Juan Carlos quedó "un poco chapuza" porque las Cortes tuvieron que tramitarla "a toda velocidad", pero ha defendido la concesión de este estatus jurídico al padre del actual Jefe del Estado y a otros miembros de la Familia Real.

Así lo ha asegurado Posada durante el debate que ha mantenido con los alumnos del curso 'Estado y sociedad ante crisis y corrupción' organizado por la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP) en el campus de Vicálvaro (Madrid), de la Universidad Rey Juan Carlos.

Posada no ha tenido más remedio que reconocer que la reforma para 'blindar' a don Juan Carlos habría que haberla pensado antes y que al final, por las prisas, se incurrió en una "chapuza". "Hemos llevado las cosas en el Congreso a toda velocidad; en las formas se pueden poner peros, pero en el fondo no", ha añadido.

De esta forma Posada viene a dar la razón a las críticas de la oposición al procedimiento, pues tanto el PSOE e IU como UPyD y los nacionalistas se quejaron de la decisión del PP de tramitar de urgencia el aforamiento a través de una enmienda introducida el último día de plazo en una reforma puntual de la Ley Orgánica del Poder Judicial que estaba abierta pero con otros fines.

Aclaración por la tarde

Pasadas las seis de la tarde, su equipo de comunicación entregaba a los periodistas una "nota" del presidente ante "las interpretaciones realizadas". En el documento, Jesús Posada quiso precisar que en su día "respaldó que se procediera al aforamiento, y además de forma urgente, por lo que es totalmente partidario de la tramitación parlamentaria que se está llevando a cabo, que considera apropiada".

En cualquier caso, Posada ha insistido en que aforamiento no es sinónimo de "impunidad", por lo que si algún aforado comete un delito "va a ser juzgado igual que el que no lo está". En este punto ha comentado que si alguien "por afán de notoriedad" inicia una causa contra Juan Carlos I "es lógico" que pueda "cortarse de raíz" pero que, en el caso de haber algún hecho punible, el aforamiento "no le serviría de nada" porque no le libraría de ser juzgado.

Posada ha insistido en la idea que trató de vender Alberto Ruiz Gallardón de que los aforados están en inferioridad de condiciones con los ciudadanos de a pie, que tienen el privilegio de poder recurrir al Tribunal Supremo al ser juzgados en primera instancia.

Respecto a la revisión de esta figura propuesta por el PP, el presidente del Congreso ha recordado que reducir el número de aforados entraña dificultades, al menos en el ámbito político, porque es la Constitución la que establece el aforamiento de diputados y senadores.

Pero, a su juicio, más que recortar aforados habría que limitar el aforamiento a los actos que los que disfrutan de él realizan en el ejercicio de sus cargos. Así, ha defendido que se blinde a los parlamentarios para poder defender sus posturas políticas sin estar expuestos, por ejemplo, a constantes denuncias, pero dejando fuera los asuntos relativos a su vida privada.

Ha puesto el ejemplo el político "que sale de una boda y tiene un accidente de tráfico", un asunto que, en su opinión, no debería tratarse en el Tribunal Supremo sino en los tribunales ordinarios.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD