Menú

La Universidad de Cádiz también repartió tarjetas black

Las usaron el exrector Diego Sales y altos cargos sin que se hayan justificado 380.000 euros.

(Sevilla)
28

La Universidad de Cádiz dio tarjetas de crédito de empresa a integrantes del equipo de gobierno del exrector Diego Sales (vicerrectores y algunos directores generales) que fueron usadas prácticamente sin control generando un gasto superior a los 380.000 euros en el periodo comprendido entre 2007 y 2011.

Según el Grupo Joly, el montante pudo ser muy superior, ya que la UCA no ha hecho pública auditoría alguna sobre el dinero destinado, en la práctica, a un sobresueldo que cada cargo podía utilizar sin una estricta fiscalización, a juzgar por el uso que algunos de los titulares hicieron de ellas. Este escándalo se une a los ya contados de las Universidades de Málaga y Almería.

Desde gasto en librerías, el menor de todos, a compras personales o facturas de restaurantes, bares de copas e innumerables viajes se han pagado con el dinero público de estas tarjetas. Incluso gastos ínfimos, como desayunos, tiques de parking o billetes de metro. También aparecen apuntes de hipermercados como Makro, o de tiendas de muebles, como Ikea, o de electrónica, como Media Markt, o pagos a través de plataformas como PayPal (cuyos conceptos no aparecen nunca en los extractos de las tarjetas).

Esto ocurría en años de recortes y austeridad debido a la crisis. Tras la llegada de un nuevo rector, Eduardo González Mazo, que había sido director general de Acceso en la etapa de Diego Sales, se eliminaron las tarjetas, pero no se investigaron las cantidades que se gastaron indebidamente para poder recuperar el dinero.

Ahora, el consejo de gobierno pide la explicación por estos gastos y el Consejo Social de la UCA ha solicitado un informe acerca del uso de de estas tarjetas durante la anterior etapa. El rector prometió que se realizaría este informe, pero todavía no se ha entregado ni se conoce en qué estado se encuentra.

Business Oro y Master Card empresas

La diferencia entre ambas es que las primeras, que sólo fueron dos, tenían un tope mensual de 30.000 euros, varias veces el sueldo mensual del rector Diego Sales y el gerente, Antonio Vadillo, únicos afortunados con la Business Oro.

Las tarjetas entregadas a los vicerrectores y a algunos directores generales tenían un tope de 3.000 euros al mes. 85.000 euros cargó a la tarjeta el exrector Sales, 34.000 euros fueron gastados por el adjunto al rector, Francisco de Asís Álvarez González, especialista en Estadística, 10.000 gastó el exgerente Vadillo. Otros fueron más moderados como el vicerrector de Innovación, Manuel Blanco Ollero, cuyos gastos no alcanzaron los 5.000 euros en este periodo.

El vicerrectorado de Investigación, bajo la dirección de Francisco Antonio Macías, presentaba gastos desmesurados no relacionados con la investigación. Macías es precisamente uno de los casos más curiosos a la hora de analizar el uso de las tarjetas, cuenta Diario de Sevilla. Con un gasto no inferior a 30.000 euros, se descubre su rutina en los fines de semana, en los que era asiduo al Foster Hollywood (hay 44 apuntes en este establecimiento), el restaurante El Laúl (33 apuntes) en El Puerto, o Los Tarantos, en San Fernando. Además, figuran gastos en ciudades como Düsseldorf, Melbourne, Estambul, Londres...

Sales, el exrector, presentó apuntes en casi todo el planeta. El vicerrector de Posgrado, Francisco López Aguayo, hizo gastos por casi 1.000 euros en la cadena hotelera Dann Carlton en Bogotá y en Medellín. En Shanghai utilizó la tarjeta en un establecimiento llamado Regal SH East Asia Hot. Francisco Álvarez, adjunto al rector, compraba con la visa de la Universidad en el Súper San Francisco, era sobre todo un viajero virtual y realizaba compras en PayPal, Itunes, o en Swishzone, con sede en Balmain, Australia. Encontramos gastos en el Hotel Almerimar, de la costa de Almería, en Tapas Gaudí, de Barcelona o, con cierta asiduidad, en sidrerías de Gijón. Su principal viaje en esta etapa fue a Mérida, en el estado mexicano de Yucatán, donde pasó unos gastos de casi 800 euros. En marzo de 2008 pagó 722 euros con la tarjeta para poder asistir al PTI Europe, un foro internacional de expertos en ahorro. No hay constancia de lo que aprendió en el foro, pero sí de que durante esos años cargó a su tarjeta de la UCA 15.009 euros sólo en restaurantes.

Sigue relatando el grupo Joly que Mercedes Dobarco, responsable de Cooperación y Solidaridad, realizó su tarea en viajes a Sao Paulo, donde aprovechó para pasarse por la tienda Fnac, o en Managua, capital de Nicaragua, en cuyo aeropuerto hizo gastos en Savipsa, que es la firma de los salones vips de los aeródromos de Centroamérica. Los viajes son innumerables y el más viajero era el propio rector, Diego Sales, que estuvo por toda América: Guadalajara, Managua, Cartagena de Indias, Bogotá... Y, periódicamente, en San Luis de Potosí, con cuya universidad autónoma se firmó un acuerdo de colaboración. En esta ciudad mexicana reside el hijo del ex rector.

En los últimos doce meses, la Universidad de Cádiz, a causa de los recortes, ha perdido ya más de 40 profesores.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios