Menú

Indignación en UPyD con el tono de Rajoy: "Machismo rancio, prepotente y misógino"

A los diputados de la formación magenta les sorprendió el tono del presidente: "no pensamos que llegaría a tanto".

40
A los diputados de la formación magenta les sorprendió el tono del presidente: "no pensamos que llegaría a tanto".
Rosa Díez, en el Congreso de los Diputados

Que el debate entre Rosa Díez y Mariano Rajoy sería duro era algo evidente para cualquiera que haya sido testigo de los precedentes esta legislatura, pero está vez, fruto quizá de la inédita crisis del bipartidismo, la cosa ha ido más allá, provocando fuerte indignación entre los diputados de UPyD por el trato dado a su portavoz.

Las alusiones del presidente del Gobierno a las turbulencias internas de UPyD -mencionó al antiguo eurodiputado de la formación Francisco Sosa Wagner- y, sobre todo, su pretensión de presentar a la líder de la formación magenta como una primeriza ignorante de los asuntos de hondo calado político han desatado la indignación y la sorpresa en sus filas: "no esperábamos que llegase a tanto, a Rajoy le pierde su prepotencia, y su misoginia". El jefe del Ejecutivo llegó a afirmar que Díez no tiene opinión sobre nada, salvo "sobre usted misma" en un intento deliberado por presentar a UPyD como un partido populista basado en ocurrencias, pero en absoluto con propuesta sólidas ni preparado para gobernar. En opinión de Carlos Martínez Gorriarán, la intervención de Rajoy destiló "machismo rancio de otra época".

Desde la tribuna de oradores Díez, que tenía la gran oportunidad de reivindicarse como líder, y que lo hizo aludiendo a la Tercera España de, entre otros, "un liberal como Marañón y un socialdemócrata como Besteiro" le recordó a Rajoy que siempre ha despreciado las propuestas de UPyD hasta que luego ha decidido plagiarlas, como evidencia la Ley de segunda oportunidad para deudores, una de las medidas estrella del Gobierno en este Debate sobre el estado de la Nación.

Pese al acercamiento de ambos en septiembre, cuando mantuvieron un encuentro en La Moncloa en pleno proceso del 9-N, a final de año la relación volvió a deteriorarse, sobre todo por lo que UPyD considera inacción del Gobierno para parar la votación independentista, uno de los reproches que Díez reiteró en el debate.

Rajoy, en su faltona intervención, contestando a una Díez que se negó a tratarle de presidente, ironizó con el estancamiento en las encuestas de UPyD. Sin embargo, a juzgar por la dureza de su intervención el PP tiene claro que por ese flanco, que también cubriría Ciudadanos, se le pueden ir muchos votos, como viene alertando a los populares en el último año su sociólogo de cabecera, Pedro Arriola.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios