Menú

El gobierno de Puigdemont finiquita la Constitución en Cataluña

Los consejeros prometen ser fieles al "servicio de Cataluña" y leales "al presidente de la Generalidad".

(Barcelona)
73

El president Carles Puigdemont ha dado un nuevo paso en el desacato, la desobediencia, el esperpento y la insurrección del Prusés. Si en su toma de posesión, la presidenta del parlamento autonómico se saltó a la torera la Carta Magna y al Jefe del Estado para proteger a Puigdemont (que se limitó a decir "sí, prometo"), en este caso ha sido él quien ha tomado promesa (lo del juramento ya no se estila) a los miembros de su equipo, con el vicepresidente Oriol Junqueras a la cabeza y el resto de afortunados (Romeva, Munté, Santi Vila, Toni Comín, etcétera) en posición de firmes. En el caso del presidente regional, la pregunta fue: ¿Prometéis cumplir fielmente, de acuerdo con la ley, las obligaciones del cargo que asumís, al servicio de Cataluña y con lealtad al presidente de la Generalidad de Cataluña? Y respondían así: "Sí, prometo". Sin más zarandajas ni discos dedicados a familiares y amigos. La mención a la "ley" pretende ser el parachoques de Puigdemont, quien además no exige lealtad al "pueblo de Cataluña", sino a él mismo.

Hace dos días, la presidenta de la cámara catalana se dirigía en estos términos a Puigdemont: ¿Prometéis cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalidad con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament? El follón fue histórico. El teniente general Ricardo Álvarez-Espejo, enviado ex profeso por el ministro Morenés, no salía de su asombro. Ni la delegada del Gobierno, Llanos de Luna. Hasta el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz se removía inquieto. Se aliviaron la escena de la "promesa del salón Sant Jordi" el arzobispo Omella (de ejercicios espirituales") y el general de zona de la Guardia Civil.

Comisión constitucional catalana

Por si no había quedado claro, la toma de posesión de los consejeros, con menos pompa y boato, pero con el retrato del Rey igualmente tapado, redundó en el desafío a los poderes del Estado. La mención a la ley se refiere a la que emane de un parlamento, que ya prepara una "comisión constitucional" para la "República independiente de Cataluña". La Constitución de 1978 está pre-derogada.

El nuevo gobierno está formado por Oriol Junqueras como vicepresidente y responsable del área económica; Neus Munté al frente de Presidencia y portavoz; Raül Romeva como "ministro de Exteriores"; Meritxell Borras (Gobernación y Vivienda); Antoni Comín (Salud); Jordi Jané (Interior); Josep Rull (Territorio); Santi Vila (Cultura); Carles Mundó (Justicia); Dolors Bassa (Trabajo); Jordi Baiget (Empresa) y Meritxell Seret (Agricultura).

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios