Menú

Rajoy mandó a Sánchez a freír espárragos en su conversación telefónica

A Soria se le acaba el chollo y la prensa apunta a un rebelión en el PP contra Rajoy.

0
A Soria se le acaba el chollo y la prensa apunta a un rebelión en el PP contra Rajoy.
Pedro Sánchez. | EFE

El Mundo dice que "la presión del PP frente a Rajoy fuerza la renuncia de Soria". A ver ahora dónde lo manda. El Mundo flipa. "Se trata de una victoria de sectores críticos del partido sobre Mariano Rajoy", lo nunca visto, "han hecho rectificar al presidente", un auténtico milagro. ¿Será el principio del fin del ordeno y mando y hago lo que me sale de los mismos del presidente eterno? Pero que no se crea, dice Antonio Lucas, que "la renuncia al mamoneo de Soria no reduce el hedor". Estos periodistas nunca están contentos, qué picajosos. Lucía Méndez dice que hay que ser mastuerzo para no ver que la operación "estaba destinada a organizar la mundial". "No hacía falta ser Pedro Arriola, ni asesor de imagen, ni guionista de House of Cards, ni community manager para saber que el caso era una mina política de efectos letales, un puerta giratoria enloquecida, un disparo en el propio pie de Mariano Rajoy, un marronazo para De Guidos y una papilla intragable para un PP ya empachado de comerse todo lo que le sirve La Moncloa" y se han plantado y han dicho hasta aquí hemos llegado, macho, que tenemos que ganar elecciones. Como dice Santiago González, hay que ser cabezón para aguantar así cinco días. "Baste considerar que hasta Marhuenda ha puesto el grito en el cielo". "El PP vive en una burbuja que no le permite el contacto con la realidad". Pues que vayan espabilando, que no está el patio para bromas. Federico Jiménez Losantos con lo que alucina es con las nuevas vacaciones que se han dado los diputados. "Ayer, sus atareadas señorías decidieron en el Parlamento que hasta dentro de un mes, pasadas las elecciones vascas y gallegas, no se reunirán. Era urgentísimo formar Gobierno. Ya no lo es (…) Llevamos 10 meses oyendo que no se puede dejar correr el tiempo y no hacemos otra cosa". Hombre, Federico, habrá que esperar a que Pedro termine sus llamadas telefónicas a diestro y siniestro para saludar.

El País dice que "Rajoy sacrifica a Soria tras el escándalo de su elección". "El Gobierno mintió sobre el proceso de nombramiento del exministro para el Banco Mundial". Es que tienen un vicio con las mentiras. El editorial también está estupefacto. ¡Rajoy rectifica! "Rajoy no solo apostó a la defensa numantina de la arbitraria medida sino que la había adobado con la construcción de una versión falsa para justificar el abuso" que no se creía ni él. "Rajoy muestra una insensibilidad preocupante en materia de ética política". ¿Insensibilidad? Rajoy no tiene ni idea de lo que es ética política. La renuncia, dice "demuestra que algo se mueve en el PP". También Francesc de Carreras está esperanzado. "Una parte del PP está contra Rajoy por su dejadez y apatía". Muy optimistas os veo.

ABC se decide al fin a hablar de Soria. "Soria renuncia al Banco Mundial por las presiones internas en el PP". "Lo hace a petición del gobierno y por la utilización política del caso". Cuanta delicadeza. En un breve comentario, dice ABC que "el ruido de fondo, ignorado por un gobierno que a estas alturas debería tener capacidad para anticiparse a este tipo de tormentas, muy previsibles, pone punto y final a un viaje para el que no hacían falta alforjas. Soria hace un gesto de generosidad". No, si todavía le tenemos que dar las gracias. Pero Bieito, si él mismo ha reconocido que le han obligado, no nos vendas burras ciegas. El editorial lo dedica a la zurra diaria a Sánchez. "El PSOE está inmerso en un embrollo descomunal, en una auténtica guerra fratricida por el control del partido". Pues chico, yo veo a Pedro de lo más relajado. "Su ronda de contactos es un mareo inadmisible cuyo único objetivo es perpetuar la parálisis y mantener la tensión de una incertidumbre innecesaria hasta las terceras elecciones". Y darle uso al iphone que le pagamos entre todos.

La Razón, que atribuyó el nombramiento de Soria a De Guindos, hoy le echa las flores de la rectificación a Rajoy. "Rajoy obliga a Soria a renunciar al Banco Mundial". Qué grande eres Marhuenda, qué grande. En el editorial atiza un tortazo al ministro de Economía. "El desarrollo de esta crisis y el desenlace final da pistas de que la propuesta del nombramiento de Soria ha tenido más que ver con la torpeza de unos altos funcionarios que con el cinismo de las élites políticas". Y tiene la cara dura de decir que "el ministro de Economía argumentó que Soria cumplía los requisitos administrativos". Pero Marhuenda, que todos oímos a Rajoy defender ese argumento en una rueda de prensa en China en la que maltrató a un periodista por preguntar por el asunto con su habitual despotismo. "Ya he respondido a esa pregunta". "Ha sido un acierto de Mariano Rajoy zanjar" el asunto, dice sin rubor. "El presidente es consciente de la situación que atraviesa la política española y de que no puede permitirse un caso como el de Soria". ¿Sí? Pues ha tardado cinco días con sus cinco noches en percatarse de que la cosa no había sentado muy bien. Soria no cae bien en La Razón. Pilar Ferrer más que un perfil le hace un traje. "El canario dejó de cantar". Cuenta que "se ganó la confianza de Rajoy, que siempre le agradeció el trato personal con su padre cuando, ya viudo y anciano, pasaba largas temporadas en Las Palmas". Pues que le hubiera enviado una caja de puros. Iñaki Zaragüeta ha tenido acceso a la conversación de Sánchez con Rajoy en la ronda de contactos del socialista. "¿Qué tal, señor Rajoy?", comenzó amigable. "Muy bien, señor Sánchez", le contestó el otro educado. Y tras aburrirle un rato con su viaje a China le preguntó, "pero dime, ¿qué se te ofrece?". Pues mira, "he decidido iniciar conversaciones con todos los partidos". "¿Y?", preguntó Rajoy desganado. "Que si estás dispuesto a sentarte y hablar". Y Rajoy perdió la paciencia, mira majo, "como comprenderás, yo me ocupo de los problemas de España, no de los que tú tengas en tu organización", así que "avísame cuando tengas algo importante que decirme. Un abrazo". Entonces Pedro, visto que Rajoy pasaba de sus majaderías, telefoneó a Pablo a ver si encontraba más cariño. Pero también le mandó al carajo. No nos tomes el pelo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia