Menú

Sánchez saca de quicio a Rubalcaba y le echa a empujones del PSOE

La prensa se divide entre los que creen que Pedro Sánchez va de farol con lo de formar gobierno y los que se preparan para el exilio.

0
La prensa se divide entre los que creen que Pedro Sánchez va de farol con lo de formar gobierno y los que se preparan para el exilio.
Pedro Sánchez. | EFE

"Sánchez, dispuesto a forzar un congreso para blindarse", dice El Mundo. "Empezará a buscar un gobierno alternativo desde el lunes e informara luego al Comité Federal. Si fracasa, estudia recurrir al partido para neutralizar a los críticos y reafirmarse en el cargo". Madre, que semana tan ajetreada. Aunque yo apostaría a que ya tiene bastante trabajito adelantado. El editorial dice que este tío nunca habla claro, así que cualquiera sabe. "El entorno de Sánchez habló ayer de forjar un gobierno alternativo sin matizar cómo ni con qué formaciones. Su ambigüedad es ya uno de los mayores lastres del PSOE porque fue precisamente Sánchez quien, tras la fracasada investidura de Rajoy, recalcó que no se postulaba para presidir el ejecutivo". Ah, pero de eso hace ya un montón de tiempo, cualquiera puede cambiar de opinión. "La falta de claridad en las palabras de Sánchez evidencian que el objetivo esencial de éste es ganar tiempo para desactivar a los disidentes y, de esta forma, consolidarse de facto como único candidato posible en una tercera cita electoral". Que va de farol, vamos. Para Federico Jiménez Losantos lo importante no fue el anuncio de Sánchez sino la respuesta de Rivera. "Si Rajoy no hubiera decidido hace tiempo llevarnos de las orejas a votar por tercera vez, o cuarta, o quinta, hasta que nos rindamos y poder sestear en La Moncloa un lustro más, la negativa tajante de Rivera ayer a formar gobierno con Sánchez y Podemos sería la gran noticia del día, porque deja claro que el respeto a la Nación y a la Constitución es un límite que Pedronono tendrá que franquear solo". Pues lo siento, Federico, pero la verdad es que hoy Rivera no se come una rosca en la prensa. Todo se lo lleva Pedro. "La fantasmada de Sánchez obligará a retratarse a los críticos". Claro que vete tú a saber. "Cabe la posibilidad de que Pedronono intente de verdad hacer presidenta a su señora y presidente de hecho a Pablo Iglesias. El PSOE se partiría en tantos pedazos como la rugiente marabunta podemita, pero aquí ya todo parece posible". Eso, Federico, no hay que poner todos los huevos en el mismo cesto. Santiago González, sin embargo, se tira a la piscina. "Ese tripartito es una trampa para tener entretenidos a los barones hasta el 1 de octubre". ¿Sí? ¿Seguro? Las cifras le dan.

El País vuelve a coincidir con El Mundo en un titular prácticamente idéntico. "Sánchez, dispuesto a un congreso para hacerse fuerte en el cargo". Lo que le hace merecedor de una tunda en el editorial. "La deriva de Sánchez". "Después de varias semanas de incertidumbre Pedro Sánchez desveló ayer sus planes: pedir autorización al comité federal para intentar formar un gobierno". Estás mal informado, Rubalcaba, se nota que estás verde en esto de hacer periodismo, tendrías que leer más a Ketty Garat. No va a pedir autorización ni leches, les va a "informar" de que tiene un gobierno y su opinión se la pasa por el forro de la chaqueta. Ni te cuento su permiso. Califica de "disparatado" que Sánchez pretenda formar pandi con "decenas de fuerzas populistas y de extrema izquierda", que además "provocará una inmensa crisis en su partido". "La estrategia de Sánchez parece olvidar los intereses de España -e incluso los de su propio partido- para centrarse en su pura supervivencia como líder socialista". Zas, en toda la boca. "El secretario general del PSOE ha ido cerrando todos los puentes hacia la gobernabilidad mientras insiste en buscar un pacto imposible con la escasa autoridad de quien pretende gobernar después de haber sufrido dos derrotas históricas consecutivas". Toma, esa es de las que duelen. Y ahora "se prevé un nuevo desastre electoral socialista en Galicia y País Vasco. Uno más de la era Sánchez. No parece, por tanto, que sea él la persona más adecuada para encabezar la travesía del desierto que tendrá que abordar el PSOE tras la sangría de votos sufrida en las ultimas citas electorales." Que te largues, ya, inútil, viene a decirle. "Hay que convocar un congreso, sí, pero no para apuntalar al secretario general, sino para refundar un PSOE capaz de volver a ilusionar a los españoles con el proyecto socialdemócrata y europeísta que le hizo grande". Desde que Rubalcaba entró en el consejo editorial de El País se está poniendo la cosa calentita.

ABC quiere cree que "Sánchez planea blindarse con una consulta a la militancia el 23 de octubre". Que lo del gobierno alternativo no va en serio. El editorial trata de escudriñar las intenciones del chico. "Es evidente que Sánchez trata de marcar la agenda para acallar a los dirigentes territoriales críticos" y "cortocircuitar cualquier amago de rebelión contra su liderazgo (…) Sus advertencias de ayer tenían como destinatarios a los secretarios generales socialistas que pretenden alzarse contra él, ante los cuales llevará bajo el brazo la amenaza velada de promover una consulta farsa a la militancia del PSOE que le dé carta blanca para actuar a capricho". Bueno, al capricho de la militancia, más bien. Se le abren a Rubido varias "incógnitas". "Cómo reaccionarán los barones y si abrirán oficialmente la vía para la sucesión de Sánchez", dice rogando virgencita que así sea, virgencita por favor. La segunda incógnita es si el anuncio de ayer será "solo una coartada para sacudirse la culpa de ir a otras elecciones", porfa, que sea solo eso, reza ABC. O… "La más peligrosa": que no vaya de farol y vaya a "comunicar al Comité Federal de su partido que dispone de los votos de Podemos, Convergencia, ERC, PNV o Compromís, entre otros partidos, y dar por cerrado un pacto que permitiría una investidura rápida", concluye lívido de terror. Los columnistas echan humo. Hermann Tertsch dice que Pedro "es un peligroso subproducto de la peste política que con total impunidad sembró Zapatero. Es el más desasistido y mediocre líder que jamás ha tenido el PSOE". Carlos Herrera es de los que cree a pies juntillas que Sánchez no va de farol. "Todos aquellos que venimos diciendo que Sánchez iba a buscar aliados para su investidura, aunque fuera en los infiernos, teníamos razón". Ignacio Camacho es de la misma opinión. "Sánchez es un hombre acorralado con poco que perder. Por segunda vez se va a lanzar a por la presidencia y, la alcance o no, la simple postulación lo mantendrá a flote". También José María Carrascal le ve lanzado. Pedro es "un hombre desesperado que no tiene ya nada que perder y no teme a nada a ni a nadie". Eso pasa por acorralar a la gente, que tiene sus consecuencias.

A La Razón sólo le preocupa la silla de Rajoy. "Sánchez busca la vía 170 con los soberanistas para un pacto anti-Rajoy". A Marhuenda lo que más le duele es que el "único proyecto político de Sánchez es acabar con Rajoy". "Cualquier análisis desapasionado tendrá muchas dificultades a la hora de hallar una unidad de propósito en el gobierno alternativo propuesto por Sánchez que no sea el arrebatar la victoria electoral a Mariano Rajoy". No parece Marhuenda el más indicado para hablar de análisis desapasionados. Todos los partidos que piensa reunir Sánchez "coinciden con él en su rechazo a Rajoy". Rajoy, Rajoy, Rajoy, qué se vaya al carajo Rajoy. Pedro Narváez ya es que desbarra. "El domingo sabremos si Pedro Sánchez tiene posibilidades de dormir en la cama de Rajoy (…) La ruina se avecina en caso de que consiga la cama de Rajoy". ¿Qué cama de Rajoy ni qué ocho cuartos? No es la cama de Rajoy. Estos de La Razón se lo tienen que hacer mirar, están muy, pero que muy malitos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD