Menú

¿Necesitan los Mossos que la CIA les explique que Las Ramblas son un objetivo terrorista?

Ni Policía ni Mossos necesitan que la CIA les diga que Las Ramblas era un objetivo. La cuestión es por qué no había seguridad en esa calle.

0
Ni Policía ni Mossos necesitan que la CIA les diga que Las Ramblas era un objetivo. La cuestión es por qué no había seguridad en esa calle.
Imagen de las Ramblas, al día siguiente del atentado | EFE

El Periódico de Cataluña publica este jueves por segunda vez en quince días –ya lo hizo la misma tarde del atropello múltiple en la popular avenida de la Ciudad Condal– una información sobre una supuesta alerta que desde la central de inteligencia estadounidense se habría enviado en el mes de mayo a Policía Nacional, Guardia Civil, CNI y Mossos d'Esquadra.

La novedad es que esta vez reproduce en portada un montaje fotográfico elaborado por el propio rotativo en el que supuestamente se imita la alerta que envió la CIA, aunque lleno de errores en los códigos, en la redacción y en la ortografía. Se publica en inglés y tanto director como periodistas del periódico catalán se han visto obligados a reconocer que era un montaje para dar más colorido a su portada.

Las principales autoridades catalanas negaron esa alerta con rotundidad en las horas posteriores a los atentados. Lo hicieron el presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont; el consejero de Interior, Joaquim Forn; y el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero. Las reacciones han sido diferentes tras la republicación de este jueves y las autoridades de la Generalidad han reconocido que recibieron un aviso pero que lo valoraron como de "baja credibilidad".

Han explicado que el tema fue tratado en la Junta de Seguridad de Cataluña de julio –Gobierno central y Generalidad han estado ocho años sin convocarla– y que allí no se valoró que hubiese una amenaza inminente. No lo han explicado, pero es evidente, también debió valorarse en la reunión que cada jueves celebra en el Ministerio del Interior la mesa de valoración de la amenaza terrorista, pero allí tampoco se le debió de dar mucha credibilidad porque el nivel 4 de alerta no cambió.

Las alertas o avisos de este tipo se envían de manera habitual y constante entre unos cuerpos y otros tanto a nivel nacional como internacional. Pocas horas después del doble atentado en Cataluña, por ejemplo, la Guardia Civil envió un aviso a la Policía holandesa sobre una furgoneta blanca de matrícula española supuestamente cargada con bombonas de gas y que podía ser utilizada para atentar. El dueño de la misma fue detenido en Rotterdam a las pocas horas y un concierto fue cancelado, pero todo resultó ser una falsa alarma.

¿Esto significaba que no había ninguna amenaza sobre Las Ramblas o el resto de España? El nivel de alerta antiterrorista citado anteriormente, el 4, significa que los expertos de la lucha antiterrorista de los servicios de inteligencia civil y militar (CNI y CIFAS), las Fuerzas de Seguridad del Estado (Policía y Guardia Civil) y policías autonómicas (Ertzaintza y Mossos d'Esquadra) consideran que sí se estaba y está en riesgo de atentado alto.

Ese nivel de alerta se estableció en junio de 2015, tras la cadena de atentados que tuvieron lugar en Francia, Kuwait, Túnez y Somalia. Ése año, según balance del terrorismo en España 2016, elaborado por el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, los yihadistas publicaron 23 vídeos amenazando a España. En 2016, la cifra casi se duplicó y llegó a 44. En 2017 había continuado y la última amenaza yihadista había llegado en formato doble el pasado junio.

De hecho, durante los dos últimos años y medio, las Fuerzas de Seguridad han llevado a cabo en suelo español 109 operaciones contra el terrorismo yihadista (36 en 2015, 36 en 2016 y 37 en lo que llevamos de 2017) que han acabado con un total 199 detenidos (75 en 2015, 69 en 2016 y 55 en lo que llevamos de 2017). Algunos de los detenidos estaban planeando atentados inminentes en suelo español, incluso del mismo tipo que el cometido en Las Ramblas.

Las Fuerzas de Seguridad son totalmente conscientes de que Las Ramblas de Barcelona, o la Puerta del Sol o la calle Preciados de Madrid son ubicaciones estratégicas para los terroristas. Ni Policía Nacional ni Guardia Civil ni Mossos d'Esquadra necesitan que la CIA estadounidense les diga de forma genérica qué calles españolas pueden ser más propicias, salvo que tengan datos exactos y conocimiento expreso de dónde se va a cometer un ataque terrorista.

De hecho, la supuesta nota de la CIA no aporta ni filiaciones, ni teléfonos, ni domicilios, ni vehículos, ni ningún otro dato para empezar una investigación, sino que únicamente sirve para extremar precauciones en la zona señalada. Una zona que, al ser una de los sitios más emblemáticos de la Ciudad Condal y con un gran tránsito de personal de forma habitual debería haber tenido medidas de seguridad especiales.

El debate real debería ser por qué, pese a estar en el nivel 4 de alerta, no había elementos de seguridad en Las Ramblas de Barcelona para intentar evitar atentados terroristas, o por qué no había Mossos d'Esquadra desplegadas en la zona para intentar frenar un posible atentado o por qué no se terminan de esclarecer algunos de los puntos oscuros del atentado, como los que quedan pendientes sobre la vivienda de Alcanar o el imán de Ripoll.

La nota de la CIA insinuaba que se aumentase la seguridad en un sitio en el que no hacía falta que la CIA lo recomendase porque era de sentido común, y en el que además, pese a que finalmente tuvo lugar allí un atropello múltiple, fue una alternativa tomada por los terroristas a última hora tras la explosión de la casa de Alcanar, pues estaban pendientes de secar el explosivo para volar por los aires algunos monumentos importantes de la Ciudad Condal.

En España

    0
    comentarios

    Servicios