Menú

¿Qué son y cómo actúan los CDR?

                                     

Libertad Digital
0
Imagen habitual en muchos barrios de las ciudades cubanas. | LD

Los Comités de Defensa del Referéndum de la CUP están inspirados tanto en sus siglas como en sus objetivos en los siniestros Comités de Defensa de la Revolución (CDR) cubanos.

Tal y cómo explica Carlos Alberto Montaner en su Anatomía del terror (La Ilustración Liberal, 1999), la policía política cubana, a cuyo diseño y adiestramiento contribuyó sustancialmente la brutal Stasi, policía política de Alemania del Este, tomó de los nazis un elemento represor que no existía en los demás países comunistas: los Comités de Defensa de la Revolución.

En ellos, el Estado comunista castrista, a la manera soviética, creó las instituciones adecuadas para mantener el control de la sociedad: en cada calle y en cada barrio se instalaban Comités de Defensa de la Revolución, que son organismos dedicados a la vigilancia de todos los vecinos, acompañados por milicias populares y una fortísima presencia de la Seguridad del Estado, la temida policía política. Son los encargados de vigilar y perseguir a los disidentes cubanos. Sus últimas víctimas predilectas son Las Damas de Blanco.

El CDR es la unidad básica de la represión en Cuba. Es una célula de espionaje manejada por el Ministerio del Interior y existen en la Isla, literalmente, varios millares. Hay uno en cada calle. Los CDR, además de mantener la "pureza ideológica" de la sociedad mediante el adoctrinamiento de unos ciudadanos obligados a examinar y asimilar los puntos de vista oficiales que adopta el gobierno en todos los órdenes de la existencia, tienen la misión de controlar la vida de todos los ciudadanos. Quiénes viven en una casa, quiénes visitan, qué creencias religiosas sostienen, qué cartas se reciben y de dónde, cómo se expresan con relación a la revolución y a sus líderes, si poseen familiares desafectos o exiliados, o si se trata de revolucionarios ejemplares. Tampoco es inconveniente averiguar quién se acuesta con quién, o cuáles son las preferencias sexuales de los vecinos, o sus hábitos sociales, incluidas las comidas de que se alimentan –muchas de ellas "ilegales", como ocurre con los mariscos o la carne de res–, delatada por las sobras que colocan en los paquetes de basura, porque nunca se sabe cómo los organismos de inteligencia pueden utilizar esa información "sensible".

Artículo completo de Carlos Alberto Montaner sobre los CDR.

A continuación les dejamos unos vídeos sobre actos de repudio en Cuba:

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco