Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Podemos se autodestruye en Andalucía y Madrid

El sector anticapitalista comienza a soltar amarras con Iglesias de cara a las próximas elecciones autonómicas, municipales y europeas de 2019.

0
Pablo Iglesias este miércoles. | Archivo

Podemos se ha quedado fuera de juego tras la moción de censura y Pablo Iglesias no gana para disgustos. El miedo a que el nuevo presidente del Gobierno cumpla desde La Moncloa reivindicaciones que el partido morado cree suyas, como la "lucha feminista", ha hecho que cunda el pánico en la formación de los círculos. El temor principal es la pérdida de protagonismo y que los socialistas se consoliden de nuevo como el partido hegemónico de la izquierda española. Pero este no es el único problema de los podemitas. En tres comunidades autónomas están perdiendo su mando en plaza.

El contratiempo más grave lo tiene en la Comunidad de Madrid y en Andalucía donde el sector Anticapitalista de su partido va por libre de cara a las próximas elecciones autonómicas, municipales y europeas de 2019. La tercera familia de Podemos ha propuesto unos acuerdos con Izquierda Unida que incumplen lo marcado por la cúpula de Iglesias.

Andalucía

En Andalucía, la anticapitalista y líder del partido en esa comunidad Teresa Rodríguez ha negociado la confluencia con Izquierda Unida sin contar con la dirección estatal. Ahora, desde la cúpula morada le acusan de "contravenir" el reglamento elaborado por el secretario de organización, Pablo Echenique, para los comicios de 2019 y la alarma ha saltado.La cúpula del partido morado teme que esta brecha vaya a más y que la iniciativa de Rodríguez responda en realidad a una estrategia "impulsada" por el sector Anticapitalista para disolver Podemos en una nueva formación en Andalucía.

En medio de esta guerra técnica, en las últimas semanas también se ha desatado una batalla más personal cuando Rodríguez acusó a Echenique de crear un documento falso para destruirla.

Así las cosas, los pablistas y los teresistas son los dos bandos de esta batalla. O estás con uno o con otra. Esta semana se ha producido una demostración de esa división. La diputada de Unidos Podemos en el Congreso por la provincia de Huelva, Isabel Franco, muy próxima a Iglesias, anunciaba su dimisión como secretaria de Sociedad Civil de la Ejecutiva de Podemos Andalucía acusando a Teresa Rodríguez de "crear una organización nueva" con su acuerdo con IU. Según Franco, ese acuerdo "significa desconectar Podemos Andalucía, desenchufarlo y apagarlo", al perseguir "crear una organización nueva, con un censo propio, para lo que han sacado un manifiesto en el que solicitan 50.000 contactos, con un código ético propio y con recursos y decisiones en las que no va a participar Podemos".

Madrid

Esta forma de actuar de los anticapitalistas, alejándose de los dictados de la dirección y llegando a acuerdos por su cuenta, se repite también en la Comunidad de Madrid, donde se ha lanzado un manifiesto que pide que se celebren unas primarias conjuntas con IU y otros movimientos sociales.

Unas primarias a las que se tendrían que presentar los miembros de la lista de Íñigo Errejón que ya pasaron por un proceso similar pero exclusivamente del partido morado. Es decir, según el manifiesto, los ya elegidos por los inscritos de Podemos tendrían que pasar por una nueva votación midiéndose con otros actores de otras formaciones.

"Una comunidad en movimiento. Manifiesto por Madrid", es el texto firmado, entre otros, por el eurodiputado anticapitalista de Podemos Miguel Urbán y por la portavoz morada en la Asamblea Lorena Ruiz Huerta en el que piden forjar una confluencia más amplia, al estilo de candidaturas como el Ahora Madrid de Manuela Carmena en 2015.

La petición choca frontalmente con el reglamento aprobado por la dirección de Podemos para la configuración de listas y elaboración de las candidaturas que marca que las primarias únicamente serán de Podemos y que las alianzas con el resto de formaciones se negociaran después.

Castilla La Mancha

Las cosas no pintan mejor en Castilla-La Mancha. Los Anticapitalistas se han unido a un grupo de militantes, cargos públicos y orgánicos de la formación morada, encabezados por el diputado regional y portavoz de Podemos en las Cortes, David Llorente, para pedir la salida del Gobierno que preside el socialista Emiliano García-Page.

La iniciativa se llama "Alternativa Castilla-La Mancha" y además de considerar un"error" la entrada en el Ejecutivo socialista también busca impulsar un proceso de confluencia "abierto y democrático" en la región de cara a las elecciones de 2019.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios