Menú

Ussía estalla contra "la cloaca" en la que se ha convertido Cataluña

Tediosa, aburrida y repetitiva viene hoy la prensa, sin ninguna novedad destacable.

0

El Mundo dice que "Sánchez envía a Estrasburgo a Borrell y el separatismo lo jalea". Menudo regalo. Dice el editorial que "el ministro más incómodo para el independentismo dejará de ser pronto un estorbo para la reedición de la mayoría de la moción de censura (...) Borrell marcha a Europa no por voluntad propia sino a rastras". La patada a Borrell constituye una nueva cesión "a los aliados pasados, presentes y futuros de Sánchez. Que van a cobrarse al fin su cabeza de turco favorita". Otro escupitajo, esta vez de Sánchez, que Borrell acepta agachando la cabecita. Federico Jiménez Losantos alecciona a Sánchez tras su visita a las tumbas de Azaña y Antonio Machado, "a ver si asaltando tumbas mantiene el momio de La Moncloa. Pero como no sabe nada del pasado de España, ni cercano ni remoto, ha proferido ante los muertos una serie de gansadas atroces". La primera, que Antonio Machado "nunca estuvo prohibido". Y la segunda que "antes que él, nadie les había pedido perdón". "Las ultimas palabras de Azañá en nuestro suelo fueron las del 18 de julio de 1938, en Barcelona: 'Paz, Piedad, Perdón'. El socio de Torra, cuyo epitafio seria 'Maldad, Ruindad, Rencor', puede verlas en mi vieja antología, a ver si se le cae la cara de vergüenza". Imposible, no tiene.

El País cuenta que "el Gobierno resucitará el decreto del alquiler con apoyo de Podemos" dentro de su campaña monclovita. Ignacio Urquizu trata de disuadir a "esas personas que pueden estar pensando en estos momentos en subirse al carro de Vox", que cada día son más. Se trata de "un proyecto xenófobo, machista y homófobo con pulsiones autoritarias", esa misma pulsión que tiene Podemos con el que pacta el partido de Urquizu (es diputado del PSOE). "Ser acusado de fascista es algo muy serio como para utilizarlo a la ligera. Hay una parte de la extrema izquierda que ha utilizado tanto este vocablo que ha logrado vaciarlo de contenido". Han logrado que que te llamen fascista sea un honor. Eso es que no eres podemita, ni un Toni Albà, ni una Pilar Rahola, ni un Rufián. En resumen, una persona decente.

ABC abre con una entrevista a Rafa Nadal. "Los españoles no somos conscientes del buen país que tenemos". Bueno, unas veces mejor que otras. José María Carrascal entra en campaña con el "duelo" entre Ciudadanos y PP por deseado centro. "El objetivo de Rivera es claro: el sorpasso del PP para presentarse como principal fuerza de la derecha para sacar a Sánchez de La Moncloa. Y entrar él, naturalmente". Pues claro, como todos los candidatos. "Que la estrategia de Rivera surta efecto, sin embargo, no lo sabe ni él. Pero no le queda otro remedio al haber síntomas de que ha alcanzado su techo electoral". Y si no da resultado, dice Carrascal, "siempre le quedará la última carta, un pacto con Sánchez, que es el sueño de éste, para quitarse de encima el fardo más pesado, el de los independentistas catalanes. Pero entonces necesitarían a Podemos, y es dudoso que Iglesias lo acepte". Entonces llegaría el momento de que el PP hiciera lo que pidió al PSOE que hiciera para investir a Rajoy: abstenerse para no echar a Sánchez en manos de los separatistas.

La Razón anuncia que "Sánchez se queda sin Franco al frenar un juez la exhumación". Qué manía. Que se olvide ya de Franco, sacarle de la tumba no le va a dar ni quitar a estas alturas ni un voto, 'you can’t say we never tried'", les puede decir Sánchez a sus votantes citando a los Rolling. Marhuenda se mete hoy con Rivera por sus fichajes. "El control de los procesos de primarias está permitiendo al líder naranja imponer su voluntad a quien han estado trabajando estos últimos años por la marca en sus respectivas regiones". No sé qué opinará Ángel Garrido de esto. Ussía está hasta la coronilla de los indepes, de que un "mamarracho aldeano" insulte al Rey. "Jamás Cataluña había descendido tan precipitadamente a las cloacas". También está hasta los pelos de TV3 con la "mema vociferante" de Rahola, "un canalla de la palabra", "abyecto y despreciable, un machista sin fronteras, un imbécil clamoroso y un cobarde" con ese tal Toni Albà. "Se ha superado el límite de lo admisible con creces". "No van a vencer a España. Pero pueden lograr que la animadversión y el cansancio por Cataluña se extienda sin barreras por el resto de España". Eso ya lo han conseguido, Ussía, cada vez hay más gente que quiere que se larguen echando leches. Si se han pirado hasta Inés y Girauta. Cordón sanitario alrededor de esa gentuza, y el que no quiera, que vaya pensando en salir de esa ciénaga como sea.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation