Menú

El pacto de la vergüenza: María Chivite, presidenta de Navarra con la abstención de EH Bildu

En segunda votación, y gracias a la abstención de cinco diputados de Bildu, María Chivite ha sido investida presidenta de Navarra.

Libertad Digital
0
El pacto de la vergüenza: María Chivite, presidenta de Navarra con la abstención de EH Bildu
María Chivite y sus compañeros celebrando la votación | EFE

Como estaba previsto, la socialista María Chivite se ha convertido en presidenta de Navarra en la segunda votación del pleno de investidura. Lo ha logrado gracias a la mayoría simple que le han proporcionado los 23 votos a favor del PSN (11), Geroa Bai (9), Podemos (2) e Izquierda-Ezkerra (1) y la necesaria abstención de cinco de los siete diputados de EH Bildu. Navarra Suma, que aglutina a los 20 diputados de UPN, PP y Cs, ha votado en contra. También han votado en contra los otros dos parlamentarios de Bildu.

Chivite se pone al frente de un Gobierno de coalición que estará formado por 13 consejerías, de las que 8 recaerán en el PSN, cuatro en Geroa Bai y una en Podemos, mientras que I-E ha declinado formar parte del Ejecutivo. Bildu tendrá "la llave", como ha avisado en reiteradas ocasiones y recordó este mismo jueves en la cámara vasca.

El Gobierno de Chivite estará sustentado por sólo 23 de los 50 parlamentarios de la cámara navarra. Al igual que este viernes, los siete parlamentarios de EH Bildu serán claves durante toda la legislatura y así lo recordó en el pleno su portavoz, Bakartxo Ruiz, que avisó de que sin ellos "no es posible construir ninguna alternativa a la derecha en Navarra" y subrayó que "no se puede ignorar que EH Bildu y lo que EH Bildu representa están presentes en las instituciones y en todos los ámbitos de nuestra sociedad". Tras la votación, Adolfo Araiz ha vuelto a remarcar que se trata de un "gobierno en minoría" y que sus votos seguirán siendo necesarios.

Chivite, por su parte, se ha felicitado por un acuerdo que permite la formación de un gobierno para el que el "diálogo" será básico. Ha tenido palabras de agradecimiento a todos los grupos que la han apoyado pero no para Bildu, sin cuya abstención no sería presidenta.

Navarra Suma ha tachado lo ocurrido de "traición" y de "vergüenza": el diputado Carlos Pérez Nieves ha prometido una oposición "implacable" a un gobierno que no nace del deseo de los navarros, recordando, de nuevo, que fue su grupo el que ganó las elecciones. Minutos antes, el portavoz y líder de UPN Javier Esparza denunció en esRadio las mentiras del PSOE, que sigue insistiendo en que no ha habido negociación alguna con Bildu, y reclamó saber cuál es el pago a esas cinco abstenciones.

Desde el Gobierno y el PSOE, mientras, se ha insistido en minimizar negar el esencial papel de EH Bildu, una formación "legítima", como en su día la calificó Isabel Celáa, en la investidura de Chivite. Desde PP y Ciudadanos, mientras, han denunciado el pacto "de la vergüenza" y de la "infamia" alcanzado en Navarra, cuya gobernabilidad queda en manos de los sucesores de Batasuna y que llega tras la última muestra de impunidad del entorno de ETA, con los homenajes celebrados el pasado fin de semana a presos etarras en sus localidades de origen.

La "línea roja" cruzada en Navarra por el PSOE de Pedro Sánchez tendrá además implicaciones en las negociaciones para su investidura: Casado ha dejado claro que este acuerdo hace imposible la abstención que sigue pidiendo el candidato en funciones, que mientras pacta con Bildu en Navarra, reclama apoyo a los "constitucionalistas" para que su Ejecutivo no dependa de los votos separatistas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation