Menú

Coronavirus: el Gobierno devolverá 650.000 test defectuosos pero oculta el nombre del proveedor

El Ejecutivo asegura que ha realizado una nueva compra de test rápidos por valor de cinco millones que llegará en los próximos días.

0
El Ejecutivo asegura que ha realizado una nueva compra de test rápidos por valor de cinco millones que llegará en los próximos días.
Una de las cajas de los test defectuosos | LD

El Gobierno intenta salir al paso de la mala gestión en relación a los test rápidos de detección del coronavirus defectuosos que adquirió de una empresa china. Tras asegurar este jueves que se habían adquirido a través de un proveedor nacional que cumplía con todos los estándares de calidad homologados en Europa, el Gobierno reconoce ahora que no eran 9.000 sino 50.000. Y anuncia también que los 600.000 de Bioeasy que iba a traer en los próximos días no serán de este tipo sino de una mayor calidad.

Así lo anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros: "Las 50.000 unidades que habían llegado no se han llegado a distribuir y van a ser sustituidas todas, las 650.000 unidades, por otras que den los estándares que nosotros exigimos". Sin embargo, ante la pregunta de varios medios de comunicación, entre ellos Libertad Digital, sobre por qué el Gobierno no hace público el nombre del proveedor para comprobar su procedencia y la versión de la embajada china, el Gobierno no responde.

El titular del ramo aseguró que "en un contexto internacional en el que todo el mundo quiere adquirir material" – y que el calificó la víspera en el Congreso como "un mercado loco"-, "España no va a perder la oportunidad de adquirirlo pero va a ser exigentes con la calidad como no puede ser de otra manera". Se justificó asegurando que desde el ministerio "nosotros evidentemente hicimos las comprobaciones cuando llegó el producto y se detectó que no tenía el nivel de fiabilidad requerido. Por eso se retiró".

test-covid-02-advertencias.jpg

Esta imagen corresponde a las indicaciones que muestran los test defectuosos, según han confirmado fuentes sanitarias a este periódico. Tal y como se puede leer en el apartado "Limitations" (limitaciones) que incluyen los test de la empresa china Bioeasy, "el resultado del producto no debe tomarse como un diagnóstico confirmado. El juicio debe hacerse junto con los síntomas clínicos, las condiciones epidémicas y los datos clínicos adicionales".

Y añade: "Debido a la limitación del método de detección, el resultado negativo de la prueba de este reactivo no puede excluir la posibilidad de infección".

Illa anuncia una nueva compra por valor de 5 millones

El ministro de Sanidad también ha anunciado que "hemos adquirido, en varias operaciones, una cantidad muy importante de test rápidos, de más de 5 millones, que estarán disponibles en cuanto nos los suministren y hayamos verificado que la calidad del producto es la adecuada y sea conforme a los altos estándares que tenemos nosotros en España".

"En los próximos días, estamos esperando un suministro importante, una primera cantidad muy importante, de estos test", ha añadido.

En España

    0
    comentarios

    Servicios