Menú

Sánchez regatea con el plazo del estado de alarma y ofrece al PP una revisión a los 4 meses

El presidente propone que sea el Consejo Interterritorial de Salud y no el Congreso quien revise esta medida excepcional. Casado denuncia la cacicada.

0

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles una rebaja de 6 a 4 meses del estado de alarma para concitar el mayor respaldo posible en la votación que se producirá este jueves en el Congreso de los Diputados. Una oferta "para que ustedes apoyen este estado de alarma" que consiste en que en 4 meses se revise la necesidad de aplicación del estado de alarma en el Consejo Interterritorial de Salud en el que están representadas todas las CCAA.

En la sesión de control al Gobierno, el presidente Sánchez ha defendido que el Gobierno está utilizando "todas las armas constitucionales" y ha hecho este guiño a sus socios y al Congreso para que "en cuatro meses, el Consejo decida si tiene que levantar o no el estado de alarma. El Consejo Interterritorial decidirá si tiene que levantar o no el estado de alarma. Ahí esta la propuesta. Espero que ustedes la acepten".

Casado no aclara su postura

El líder del PP, Pablo Casado, no ha respondido directamente a esta oferta aunque ha dicho que por él "no quedará". "Abandone la radicalidad, menos cesarismo de ordeno y mando. Mi mano sigue tendida, la pelota sigue en su tejado. Suya es la responsabilidad, por mí no quedará".

Casado también le ha reprochado al líder del Ejecutivo que "eluda al Parlamento". "Menos Aló Presidente el fin de semana y más venir aquí, como estipula la Constitución, para dar cuenta de cuestiones tan relevantes como una excepcionalidad constitucional". "Tanta vergüenza le da esta cacicada que ni siquiera viene usted mañana", ha sentenciado.

Casado puso este lunes dos condiciones para apoyar este jueves el estado de alarma. Por un lado, que no dure más de ocho semanas. Y por otro, que se apruebe ya "un marco legal alternativo a la excepcionalidad constitucional".

Para que se cumpla esta segunda condición, y no sea necesario seguir aplicando el estado de alarma, Casado insiste en una propuesta que ya realizó el pasado mes de abril: la modificación "de forma urgente" de la Ley de 1986 de medidas especiales en materia de Salud Pública, "que al ser orgánica permitiría limitar la movilidad en casos de pandemia".

Arrimadas sopesa su voto

Posteriormente, fue la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quien arremetió contra el ministro Illa dejando constancia que "mi pregunta era para la señora Calvo, porque no era sólo de asuntos sanitarios, pero hemos visto que se ha confinado del control parlamentario, así que señor Illa...". La líder naranja sorprendió al ministro con una pregunta con una formulación en pasado: "¿De verdad ustedes pretendían venir aquí con un estado de alarma por 6 meses, sin control parlamentario, sin rendición de cuentas y sin que ni siquiera lo presentara el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez?".

El ministro Illa se limitó a defender que el Gobierno "cumple con el marco constitucional", a lo que la líder de Ciudadanos respondió con un tono comprensivo: "mire usted, sabe que somos un partido de estado, un partido responsable que desde el minuto uno hemos huido de la bronca y hemos tendido la mano pero ustedes tienen que rectificar, señor Illa. Estamos a tiempo de corregir errores, estamos a tiempo de que los españoles vean unidad. Los españoles han cumplido su parte y ahora le toca a usted".

Para Arrimadas, "el estado de alarma es hoy ya necesario y democrático para tomar las medidas restrictivas pero no vale cualquier estado de alarma". Una intervención que quiso agradecer el ministro Illa que comenzó "reconociendo que, efectivamente, su formación política ha estado siempre arrimando el hombro, que cuando han tenido que dar apoyo al estado de alarma lo han hecho, que han tenido una actitud crítica pero constructiva. Lo tengo que reconocer aquí, no me duelen prendas en hacerlo".

En España

    0
    comentarios

    Servicios