Menú

Feijóo acusa a Sánchez de "improvisar" el plan de ahorro energético y le pide una Conferencia de Presidentes

Los vaivenes de este Gobierno desde que aprobó el decreto de ahorro energético han provocado críticas de CCAA, alcaldes y sectores afectados.

Los vaivenes de este Gobierno desde que aprobó el decreto de ahorro energético han provocado críticas de CCAA, alcaldes y sectores afectados.
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo la 70ª edición de la Fiesta del Albariño | Europa Press

Alberto Núñez Feijóo, presidente del Partido Popular, ha acusado hoy domingo al Gobierno de "improvisar" en todo lo relacionado con el plan de ahorro energético, y más concretamente en relación a la última rectificación de Teresa Ribera, que no sólo adelanta al lunes la reunión con las comunidades autónomas, sino que, como pedía la Comunidad de Madrid —primero la propia presidenta Díaz Ayuso y después por carta la consejera madrileña de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín— será una Conferencia Sectorial de Energía a la que acudirán los máximos responsables autonómicos en las áreas de Energía, Turismo y Comercio.

Además, a la reunión técnica prevista para el martes no iba acudir la ministra de Transición Ecológica, mientras que la que va a celebrarse mañana estará presidida por Teresa Ribera, junto con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen.

La convocatoria de esta conferencia sectorial es, "una vez más, una improvisación de algo que no es menor, que es la necesidad de ahorrar en energía en España y en el conjunto de Europa", ha señalado Feijóo, que ha pedido la convocatoria de la Conferencia de Presidentes la próxima semana.

"Sánchez sobrevuela, en sentido estricto, los problemas de la mayoría de los españoles, en vez de afrontarlos con acuerdos, con diálogo, con reflexión, con un buen diagnóstico, con una buena propuesta. Simplemente improvisa, adoptando medidas unilaterales", ha afirmado el presidente popular, alineándose con las tesis que defiende desde el primer día la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

"Lo lógico", en opinión de Feijóo, habría sido convocar en primavera a los presidentes de las comunidades autónomas para hablar y concretar las medidas para disminuir el consumo energético, puesto que son las comunidades las que "tienen que aplicar las medidas, velar por su cumplimiento y, sobre todo, por su sanción".

El plan del PP para reducir la dependencia energética

Feijóo ha recordado que el PP ya ha puesto sobre la mesa algunas medidas para reducir la dependencia energética, como incrementar todas las fuentes de energía, ampliando la vida útil de las centrales nucleares, reducir el precio del CO2, "no afectar" a la capacidad de producción de ciertas empresas por el aumento del precio de la energía, como sería el caso de la fábrica de aluminio primario de Cervo (Lugo), que "sigue cerrada".

Que se "pare" hasta hablar con las CCAA

"Lleva reuniendo Sánchez la Conferencia de Presidentes más de 20 veces, algunas de ellas para celebrar que disminuyen las restricciones de la pandemia. Y, ante un hecho tan fundamental como es tomar medidas, no para una semana, sino para un año y medio, hasta noviembre del próximo año, se improvisa un plan, se coge un helicóptero, posteriormente se montar en un avión y se va de vacaciones. Y ahora, a 48 horas de iniciar las medidas, se improvisa otra, que es convocar a los consejeros para un tema de Estado", ha añadido el presidente popular.

Así, ha pedido que se "pare y se convoque una Conferencia de Presidentes esta semana", para que a finales de la misma, se establezcan mecanismos a nivel autonómico, que son las encargadas de aplicar y sancionar las medidas. "Para que tengan voz y voto en el conjunto de decisiones que afectan a la disminución del consumo energético en España", ha concluido.

Críticas al decreto desde su aprobación

La incertidumbre que ha rodeado la aplicación del decreto ha suscitado críticas desde todas las administraciones, y no sólo del PP. Al pistoletazo de salida dado por Isabel Díaz Ayuso se unió enseguida el presidente del Gobierno vasco Urkullu, que declaró que se desmarcaban del plan de Sánchez, porque ellos tenían ya "un plan" de ahorro. Aunque como suele ser habitual en el trato que el Gobierno socialista dispensa a otras comunidades autónomas, en este caso no salieron en tromba a calificar a Urkullu de insolidario e insumiso, como sí hicieron con Díaz Ayuso.

Pero no quedó ahí la cosa, porque han sido muchos los alcaldes, también socialistas, que han salido a criticar y oponerse al plan del Gobierno, aunque el Ejecutivo haya querido poner el foco en la presidenta madrileña. Por no hablar de los sectores económicos directamente afectados por la aplicación del decreto y por las posibles sanciones, que llevó a Ribera a rectificar su "chapuza" energética diciendo que algunos negocios no podrán aplicar el decreto.

Cada vez resulta más evidente que el Gobierno ha improvisado en su Real Decreto las medidas de ahorro energético, transmitiendo la sensación de chapuza y precipitación, además de arbitrariedad a la hora de legislar, cuando desde el propio Ministerio de Transición Ecológica son incapaces de explicar en qué informes, estudios, análisis o recomendaciones se justifican las medidas adoptadas y aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado lunes y si las mismas van a permitir el ahorro que han prometido.

Una forma de gestionar que recuerda mucho a la que este Gobierno llevó a cabo durante la pandemia de coronavirus, cuando apelaban a un ignoto comité de expertos para justificar unas medidas que, en muchos casos, eran totalmente arbitrarias, como la forma en que se llevó a cabo la desescalada del primer confinamiento en mayo de 2020 o la aplicación ad hoc de un estado de alarma sólo para la Comunidad de Madrid en octubre de ese mismo año.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad