Menú
La prensa de un vistazo

Patético e hilarante intento de 'El País' de vender la serie de Sánchez

Putin vuelve a las portadas tras reconocer la guerra y volver a amenazar a Occidente. Su fin puede estar más cerca.

Putin vuelve a las portadas tras reconocer la guerra y volver a amenazar a Occidente. Su fin puede estar más cerca.
Sánchez, ante las cámaras. | EFE

El Mundo

"Miles de rusos se alzan contra Putin por enviarles a la guerra". A ver si es verdad que dicen algo ahora que les va a matar a ellos y a sus hijos. Dice David Jiménez Torres que no nos hagamos ilusiones, que "el putinismo no es obra de una sola persona, como tampoco se circunscribe al Kremlin ese nacionalismo irredentista, esa nostalgia imperial y ese belicismo desquiciado que sustentan la invasión de Ucrania". Que creer que "si Putin cayera, la guerra terminaría" es un error. "Del mismo modo que la invasión de Afganistán fue la guerra de la URSS, la invasión de Ucrania es la guerra de Rusia". Pues nos has jorobado el día, David.

El editorial es más optimista. "El presidente ruso esgrimió de nuevo la baza nuclear, una muestra de peligrosa debilidad para un líder acorralado en tres frentes: el militar, donde la ofensiva relámpago de Kiev ha recuperado miles de kilómetros de territorio ocupado; el interno, donde crecen las voces que se arriesgan a la cárcel para exigirle que se aparte del poder junto a otras que reclaman más contundencia en una guerra que iba a durar tres días y ayer cumplió 210; y el mundial, donde los amigos del zar han dejado de mullirle las alfombras a medida que llegaban malas noticias del frente". Mucha debilidad pero ahí le tienes.

"Ayer se vieron las primeras protestas en las calles a la vez que se agotaban los billetes para huir del país. Hasta ahora la carne de cañón provenía de zonas remotas, pero la imagen de ataúdes de soldados llegando a Moscú o San Petersburgo puede cambiar la percepción de una sociedad ahogada en propaganda e incluso precipitar una conjura para apartar a Putin del poder". Que según David no cambiaría nada, pero oye, no se pierde nada por probar a ver qué pasa si cae o muere Putin.

Arcadi Espada tiene un rebote brutal con Feijóo por sus requiebros en la cosa catalana y aprovecha la metedura de pata de Escrivá para atizarle. "La cordialidad fiscal del Partido Popular es perfectamente coherente con su cordialidad lingüística". "No es que el Pp defienda las bajadas de impuestos porque cree que convienen; lo que Feijóo cree y defiende no es solo eso, sino, sobre todo, el derecho a la desarmonización, que es como en gallego debe llamarse el derecho a la autodeterminación", toma leche.

"Por lo demás, hay pocas posibilidades de que el propio ministro Escrivá crea en lo que dice más allá del aprovechamiento instrumental para cuadrar imaginariamente las cuentas. Jamás se le ha oído una palabra respecto a la necesidad de armonizar las lenguas en Cataluña o el relato educativo en los libros de texto de los escolares gallegos, catalanes, riojanos, andaluces o canarios para que de la armonización emulsionaran escolares españoles que con el tiempo pudieran convertirse en contribuyentes españoles y finalmente en ciudadanos, es decir, en titulares de derechos sometidos a la ley común y no al capricho arábigo de la taifa". No lo verán tus ojos, Arcadi.

César Antonio Molina se anima con lo de Page. "¿Hay una bolsa, más o menos inmensa, de desencantados socialistas, como afirma reiteradamente Feijóo? Evidentemente sí que la hay. Y la mayor parte de los mismos permanece silente por vergüenza". Por poner a resguardo sus carguitos, César, no seas ingenuo. "Pero son incluso muchos más de los que se piensa. ¿Cómo si no hubiera podido ganar el PP de semejante manera tanto en Madrid como en Andalucía? Y quienes han cambiado su voto no han cambiado su ideología, sino que simplemente no soportan a la actual dirección de lo que es o fue su partido". Pues ya están tardando en romper el carné.

"La política de Sánchez, y lo acabamos de volver a ver en el Senado, se ha sustentado en el insulto hacia estos militantes y simpatizantes, en la marginación y el menosprecio hacia su labor. Ninguno de los familiares de las víctimas socialistas de ETA ha recibido las atenciones que el presidente les otorga a los representantes etarras. Ha cambiado votos por asesinos. ¿Algún socialista, o alguien en general, puede admitir esto?". Pues ahí los tienes. ¿O es que ha habido un aluvión de bajas del partido y nos lo hemos perdido? Más que callar por vergüenza son unos sinvergüenzas.

El País

"Un Putin cada vez más solo esgrime la amenaza nuclear". Según el editorial, "Putin ha querido ganar tiempo con esta movilización de la ciudadanía destinada a disponer de más tropas, sin suscitar a la vez una reacción popular de rechazo. Putin confía en los efectos de sus amenazas y de los cortes de energía sobre la unidad y la resolución de los aliados de Volodímir Zelenski, quizás con la ayuda que puedan proporcionarle los resultados electorales en gobiernos europeos más propensos a la equidistancia, como podría ser el caso de Italia el próximo domingo si la neofascista y atlantista Giorgia Meloni preside un Gobierno con un Salvini prorruso".

"La forma más rápida de terminar esta guerra no es rindiéndose a las amenazas o cediendo a las pretensiones de Putin ante su chantaje nuclear. Al contrario, hay indicios visibles de un Ejército en retirada y quizá derrotado. Las cosas se le van complicando al presidente ruso en casa y en el mundo, donde crece la oposición a la guerra incluso entre quienes más le entendían hasta ahora. Para que la guerra sea lo más corta posible nada mejor que mantener la unidad de los aliados, asegurarse de que Ucrania tiene el armamento que necesita, y seguir sosteniendo a su Gobierno y a su población con la solidaridad económica y el auxilio a los refugiados". Y esta es la única opinión porque en El País ya no quedan columnistas. Han huido a otros medios por la radicalidad ultraizquierdista y sanchista que se ha instalado en su línea editorial.

El inefable Carlos Cué nos cuenta "las claves sobre ‘Las cuatro estaciones’, la serie documental centrada en La Moncloa y Pedro Sánchez". Al pobre muchacho le han puesto el traje de comercial para vender ese bodrio. Eso sí, no nos cabe duda de que él la verá con devoción.

Por cierto que la foto que ilustra la información no tiene precio. Pedro posando sentado en la esquina de una mesa guiñando un ojo, en vaqueros y mangas de camisa pero con corbata. Recuerda a un anuncio de Varón Dandy. Lástima que los derechos de autor no permitan reproducirla.

"Se trata de seguir durante 12 meses el quehacer de la institución y comprobar cómo las estaciones del año marcan sus ciclos de trabajo", comenta este martes por teléfono su director, Curro Sánchez Varela. Por eso, constará de cuatro capítulos con una duración de unos 45 minutos cada uno, con financiación privada". ¡12 meses! Poner emoticono con carita de horror.

"Aunque se añade un lado humano de Sánchez, en el documental no aparecen sus hijas, pero sí su mujer". Hombre, la conseguidora Begoña que se está forrando por ser la chati del presidente. En cuanto al lado humano de Sánchez, ya nos contará el director cómo ha logrado que del olmo salgan peras.

"Hasta el momento, la serie no ha cerrado un acuerdo de emisión con una cadena de televisión o plataforma de contenidos". Sánchez siempre puede usar TVE, que pagamos todos pero que está a su servicio, tú por eso no te preocupes, Cué.

Dice el periodista reconvertido en vendedor de crecepelo que las productoras creen que una serie así "debería generar curiosidad a un gran número de españoles, independientemente de sus ideas políticas". Bueno, no pegamos ojo desde que nos enteramos. Sé de un montón de gente que se ha comprado la tele más grande del mercado para tener al guapo presidiendo su salón. Ursula fijo que sí.

"Mucho antes incluso de que termine el rodaje, la serie ya ha provocado una polémica política. El PP se ha lanzado contra ella". Lo mismo es por qué es el partido de la oposición y hace oposición a la propaganda sanchista en plena campaña electoral. España, antes de Sánchez, era una democracia, pero El País ya no lo recuerda.

"En La Moncloa están muy sorprendidos por la polémica sobre algo que nadie ha visto todavía completo. En el entorno de Pedro Sánchez insisten en que la serie les pareció un proyecto interesante para dar a conocer no solo el trabajo del presidente del Gobierno sino especialmente de los trabajadores y expertos de La Moncloa", "y no hay ninguna intención por parte de nadie de su equipo de marcar los contenidos ni orientar su línea". Me parto y me troncho. Definitivamente, El País se ha vuelto loco. O nos toman a todos por gilipollas.

"En el Ejecutivo y entre los autores de la serie ya daban por hecho que una parte de la sociedad rechazaría cualquier cosa que tenga que ver con Sánchez, pero confían en que el trabajo interese a quienes no tienen un prejuicio inicial contra el presidente y su gestión". Que son la ultraizquierda, los bilduetarras y los separatistas. No creo ni que a ellos les interese. Veo a Cué viendo la serie en compañía de Bolaños. Si Sánchez ha puesto a sus periodistas de cabecera a vender su serie es que las cosas deben ir muy, pero que muy mal. Pero te agradecemos estos momentos tan graciosos, Carlos. Hala, ya puedes soltar el maletín.

ABC

Entrevista a Olona. "«Escucho que falta democracia interna y hay trato sin respeto dentro de Vox»". Haciéndose la víctima, dice que quiere "defenderse del «linchamiento» al que se siente sometida, denunciar los errores que ve en su formación y desafiar a quienes dudan de su enfermedad". Como dicen por ahí, a la política hay que llegar llorado, Macarena. Las declaraciones de Olona en la entrevista, utilizando su problema de tiroides, como si fuera la única persona en el mundo que lo padece, son nauseabundas. "Imagínate si yo hubiera tenido cáncer, si los peores diagnósticos se hubieran cumplido. ¿Cuál sería el relato sobre mí en este momento? ¿Tengo que pensar que algunos vieron la enfermedad como una oportunidad extraordinaria para sacarme de primera línea, de escena?. ¿Y que ahora, cuando hay una posible vuelta, hay que poner en marcha la trituradora de carne?". Sin comentarios, se define a sí misma. Y dice que quiere que Abascal la deje volver a Vox. Lo lleva claro, me temo.

No hay editorial sobre esta entrevista insólita. Se habrá quedado sin palabras Quirós. Habla sobre Rusia. "La única respuesta que el mundo libre puede dar a este inaceptable órdago de Putin es mantener las sanciones económicas y acelerar el apoyo a Ucrania". "El destino de Rusia y de la paz en Europa se va a jugar en los próximos meses y para los europeos ya no hay más salida posible que la derrota de Putin, cueste lo que cueste". Parece que en esto estamos todos de acuerdo. Existen los milagros.

Juan Carlos Girauta dice lo que todos los madrileños sabemos hace tiempo. Que "un rasgo del sanchismo, artefacto que venimos tratando de describir, entender y, con suerte, conjurar, es su carácter antimadrileño". "Para el PSOE mismo, el de Sánchez, el único que hay, Madrid es un trauma inacabable, tremendo. No deja de darle collejas la ciudad libre al nuevo autoritarismo de Antonio, que creo que es de Madrid, aunque no voy a tocar tres teclas para comprobarlo. Es un revolcón detrás de otro, pero además adornándose. Guantazo, doble mortal y patada. Toma capón, 'grand pirouette' y soplamocos final, saliendo entre aplausos Isabelle, la 'prima ballerina'. Es un no parar". Uno no es de donde nace, sino de donde pace. Y Sánchez pace del nacionalismo excluyente, del odio, de los herederos de los asesinos. Son los que le mantienen en Moncloa y le facilitan las habichuelas políticas.

La Razón

"Putin amenaza con el uso de armas nucleares: "No es un farol". Parece dispuesto a morir matando. Marhuenda, que siempre ha defendido a capa y espada que Putin ha ganado la guerra, está seguro de que "no juega de farol". Lo que nos deja atónitos es que Marhuenda, ¡Marhuenda, sí! compra los argumentos de Podemos. "Estados Unidos y la OTAN están entregando armamento para que los ucranianos se puedan defender del imperialismo ruso. Esto provoca una escalada, porque Rusia no se rendirá". Vamos, que ahora Estados Unidos y la OTAN tienen la culpa de que Putin haya invadido Ucrania y Zelensky es culpable de defenderse. Como Podemos y el Papa.

" La movilización de 300.000 reservistas ha sido interpretada como un signo de debilidad e incluso han regresado algunas declaraciones y posicionamientos que no hacen más que envalentonar a un déspota que puede cometer cualquier barbaridad para conseguir la victoria. A estas alturas, las protestas en Rusia son poco relevantes, aunque sirvan para animar la información en contra de Putin en Estados Unidos y Europa".

"La única opción parece una negociación que otorgue a Rusia la injusta posesión de los territorios ocupados y la seguridad de que Ucrania mantendrá una estricta neutralidad". Que Ucrania se rinda, vaya. Parece que está hablando su odiado Pablo Iglesias. Consuela saber que si al final se equivoca, Marhuenda es un hombre honesto y no tendrá ningún problema en reconocer su error. Yo ya reconozco el mío y rectifico. Pues no, ni en esto nos ponemos de acuerdo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador