Menú

Aparece una prenda que podría ser clave en la desaparición de Sandra Bermejo

La ubicación la facilitó una persona que vio algo que llamó su atención cuando paseaba por Cabo Peñas, donde se geolocalizó a la joven por última vez.

La ubicación la facilitó una persona que vio algo que llamó su atención cuando paseaba por Cabo Peñas, donde se geolocalizó a la joven por última vez.
La prenda ha sido localizada en el acantilado del mirador de Cabo Peñas. | C.JORDÁ / ESTHER GARCÍA

El 30 de noviembre, pasadas las nueve y cuarto de la noche, llegaba a SOS Desaparecidos un correo electrónico en el que el remitente aseguraba haber visto lo que parecía una prenda de vestir de color blanco en uno de los acantilados de Cabo de Peñas, el lugar donde se perdió el rastro de Sandra Bermejo el 8 de noviembre de 2022. La asociación remitió inmediatamente la posible pista a los investigadores del caso, que acudieron a la ubicación facilitada por la persona que avistó el objeto y encontraron una camisa cuya talla coincide con la de la joven desaparecida.

La familia no ha reconocido la prenda, algo que estaba dentro de lo probable teniendo en cuenta que la psicóloga madrileña vivía en Gijón desde el mes de julio de 2020. Pudo comprarla después y que fuera ajena para ellos, ya que residen en Madrid. En cualquier caso, en estos momentos está en manos de la policía, para realizar los análisis pertinentes. La camisa podría ser clave en la desaparición de Sandra si se encontrara material genético en ella, informa a LD —en primicia— el presidente de SOS Desaparecidos, Joaquín Amills.

Lo más llamativo del hallazgo es "el lugar donde es encontrada y rescatada la prenda": al oeste de Cabo Peñas, en una "playita pequeña" que hay bajo el acantilado del mirador. No se puede acceder a la cala por tierra. En cuanto a la camisa, estaba "encima de unas rocas" y "muy muy cerca de la mar". "Seguimos diciendo y afirmando, y ahora más que nunca, que la desaparición de Sandra no obedece ni a un suicidio ni a un accidente, sino a la acción de un tercero o de terceros", asevera.

¿Pruebas en su coche?

"Que puedan ser de su entorno o no, es cosa de la investigación. Tenemos que ser cautos", destaca Amills. Él insiste en que la joven "no se marchó voluntariamente". Prueba de ello es que dejó su bolso en el vehículo, a la vista, con todos sus efectos personales y su documentación en el interior. Lo más probable es que hubiese quedado allí con una o varias personas. Por eso, entienden que sería importante revisar su coche con más exhaustividad "por si tuviera algún tipo de prueba que fuera interesante para la investigación".

Cuando fue encontrado —señala Amills—, el 11 de noviembre, en el aparcamiento más próximo a la peña La Gaviera, en el vértice que se encuentra tras el faro de Cabo Peñas, "solamente fue ojeado durante dos horas" y "después se dijo a la familia que se lo llevara". "Siguiendo nuestros consejos, la familia lo tiene resguardado, sin tocarlo, para no estropear cualquier prueba que pueda haber en su interior", añade. Desde la asociación SOS Desaparecidos ya pensaron entonces que en el futuro podía ser necesario buscar ADN u otras pruebas en el interior del vehículo.

Una desaparición involuntaria

La deriva de la investigación no hace más que afianzar la hipótesis de la familia de Sandra sobre su desaparición: fue involuntaria. Como han dicho en multitud de ocasiones, ellos descartan absolutamente la posibilidad del suicidio. Postura que coincide con la del propio Amills y sus colaboradores, que están siguiendo el caso de cerca desde el principio.

"Por su forma de ser, por su forma de comportarse, por sus lazos, por su programación, por su forma de vida..." no les encaja que ella pudiera querer quitarse la vida, explica el presidente de la asociación. Sandra es "alegre y vivaz" y tenía "planificadas sus citas de los días posteriores, su vida organizada". Nada indica que quisiera ponerle fin.

Temas

En España

    0
    comentarios