Menú

Mas capitula en favor de Carles Puigdemont, un convergente radical

"He hecho bien porque he hecho el bien", afirma el inminente expresidente, que no estará en el Govern pero no se retira de la política.

(Barcelona)
293

A las seis de la tarde del sábado 9 de enero Artur Mas compareció en el palacio de la Generalidad. Había dado su brazo a torcer, claudicado y rendido. Transcurrían sus últimas horas como presidente de la Generalidad. Se salvó el proceso a costa de la inmolación de Mas, la "solución" más inesperada tras el resultado del 27-S. No habrá nuevas elecciones en Cataluña. Mas ha dado el paso a un lado que le exigían incluso en su propia plataforma electoral con ERC al frente. La solución de emergencia de CDC ha sido proponer a Carles Puigdemont, un separatista de primera hora de Convergencia, alcalde de Gerona. Mas se presentó como un héroe. "Hay costes, personales y políticos, pero los beneficios son mucho mayores", dijo Mas. El resultado se ha forjado en las últimas horas, añadió el ya casi expresident de la Generalidad.

Mas comenzó con las siguientes palabras: "La decisión que yo tomo es la de dar un paso al costado y no presentarme como candidato a la reelección como presidente de la Generalidad. Es una decisión que tiene un componente doloroso, pero estoy muy tranquilo y muy convencido de lo que estoy haciendo. En los próximos días se verán los beneficios para el país y para el proyecto".

No renuncia a volver a presentarse

Sobre su futuro político fue meridiano. Él sigue como diputado y está dispuesto a lo que haga falta: "Doy este paso. Les dije a los de la CUP que seré presidente o expresidente". No quiero cargos. Yo pasaré a ser, a partir de este domingo, expresidente de la Generalidad, lo que no quita que quede a disposición del parlamento, en el que permaneceré, y, por supuesto a disposición del nuevo presidente de la Generalidad, sin reserva pero sin pedir ningún cargo". Casi al final de su rueda de prensa, aclaró sus intenciones: "No me retiro de la política. Merece que eso se diga con todas las letras. ¿Y qué quiero decir? Destinaré esfuerzos a rehacer a fondo lo que significa y representa a CDC. Además, quedo libre del compromiso de no volver a presentarme a unas elecciones en Cataluña. No renuncio. En función de cómo queden las cosas en los próximos meses dejo una puerta abierta a volverme a presentar".

Habían pasado casi doce minutos del comienzo de su comparecencia cuando anunció el nombre del elegido para sustituirle, el alcalde convergente de Gerona, Carles Puigdemont. Así, declaro: "El Parlament de Cataluña investirá en primera votación al candidato que yo proponga. Y esa persona es el actual alcalde de Gerona, Carles Puigdemont, persona vinculada a CDC, al municipalismo, con experiencia de gestión".

Carles Puigdemont | Flickr cc CDC

El currículo de Puigdemont es del agrado de la CUP. Declaró persona non grata a la delegada del Gobierno, María de los Llanos de Luna, y declaró que "los invasores serán expulsados de Cataluña". Su perfil es muy del agrado de las bases de la CUP. El resto de la comparecencia de Mas, con su esposa, Helena Rakosnik, familiares y amigos entre el público y la prensa, fue una muestra de narcisismo: "No se puede subir al Everest en zapatillas espardeñas. Teníamos el riesgo de una legislatura altamente inestable pero este acuerdo le da la vuelta a la tortilla por el compromiso explícito de la CUP de dar estabilidad parlamentaria. El acuerdo dice que se compromete que no votará en ningún caso a favor de propuestas de los grupos no partidarios del soberanismo del derecho a decidir. Y estaré vigilante de que eso se cumpla. Además, dos diputados de la CUP se incorporarán y entrarán dentro de la dinámica de Junts pel Sí".

Los "errores" de la CUP y sus consecuencias

"El acuerdo -reiteró Mas- contempla una asunción por parte de la CUP de sus errores. Han tenido errores y es necesario que quede claro. Las negociaciones han acabado como han acabado. Había que evitar las nuevas elecciones, lo que requiere sacrificios políticos. El reconocimiento de errores de la CUP vendrá acompañado de cambios en el grupo parlamentario de la CUP porque es la manera explícita de que la gente comprenda que se ha producido un error por su parte".

El inminente expresidente de la Generalidad viró a su lado místico al afirmar que "estoy haciendo bien porque estoy haciendo el bien". ¿Y eso de que no habría más concesiones a la CUP? "He tomado una decisión y repetir las elecciones no era una buena opción. Yo lo tenía todo a punto para firmar el decreto, pero si había alguna opción para evitarlo, tenía que escogerla. Es una decisión que tomo yo y podría no haberla tomado. Estoy muy tranquilo. Ustedes interpreten lo que quieran", remató Mas.

La CUP ha decidido que "su" candidato a la presidencia de la Generalidad sea Carles Puigdemont, de profesión periodista, alcalde de Gerona, convergente del ala más radical y, sobre todo, presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), uno de los organismos, junto a la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, dedicados a promover el "proceso" separatista.

El último minuto de este domingo es el tope para la investidura en este nuevo giro inesperado de la política catalana. Puigdemont, president desllorigador (desatascador) para arrancar la legislatura de la independencia. El destino, cargo o papel de Artur Mas a partir de ahora, está en el aire, así como la estructura del gobierno autonómico, el calendario judicial del TSJ de Cataluña respecto a la sedición del Parlament y la responsabilidad de Mas en el 9-N, menos la "hoja de ruta" de la "desconexión" con el resto de España. A cambio de la cabeza de Artur Mas, la CUP se habría comprometido a relevar a sus diputados más connotados a favor y en contra del antedicho, así como a facilitar la investidura, la estabilidad parlamentaria y la aprobación de los presupuestos. Así consta en el documento firmado por la formación antisistema.

Mas vive sus últimas horas como presidente de la Generalidad, pero no renuncia a nada, no se retira de la política y trata de urdir un papel protagonista en una legislatura más que convulsa. La CUP se lo ha cargado, pero él se consuela con la prevista renovación del grupo parlamentario de los antisistema y "antipatriotas". Ese fue el mensaje de fondo de la razón de su renuncia, según el propio Mas, que reiteró el argumento en varias ocasiones para dar "un paso al lado".

Junta de portavoces mañana por la tarde

Tras exhibir su inglés y francés, unos tibios aplausos de los amigos y familiares pusieron el epílogo al liderazgo de Mas al proceso. A partir de ese momento ha comenzado la hagiografía del héroe del proceso. Carme Forcadell ha convocado junto de portavoces para la tarde. La investidura irá para largo y se llegará hasta el último minuto.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios