Menú

Rajoy no romperá relaciones con Venezuela pero pide elecciones democráticas

El presidente asegura que Zapatero "ha contribuido" en el desenlace y considera la excarcelación de López "un paso en la buena dirección". 

0
Rajoy no romperá relaciones con Venezuela pero pide elecciones democráticas
Rajoy, en rueda de prensa, al término del G20. | Diego Crespo.

Mariano Rajoy considera que la excarcelación de Leopoldo López es, aunque insuficiente, un paso "en la buena dirección". "Vamos a seguir presionando" a fin de lograr en Venezuela "la liberación de los presos políticos y elecciones libres y democráticas", subrayó al término de la reunión del G20, en la que se abordó "la deriva" de dicho país pese a no estar previsto en los esquemas de trabajo. "Todos los líderes latinoamericanos -presentes en la cita- hemos mostrado nuestra preocupación", expuso el presidente, aunque rechazó romper relaciones diplomáticas con el régimen de Nicolás Maduro.

En el transcurso de la última jornada de trabajo del G-20, celebrada este sábado, el jefe del Ejecutivo despachó telefónicamente con José Luis Rodríguez Zapatero, que le transmitió que la salida de prisión de López iba a ser inminente. El propio Rajoy desveló esa charla y dijo del expresidente que "ha estado muy activo" en la gestión de la crisis. "El Gobierno no tenía ni la fecha ni la hora exacta, pero teníamos algunas informaciones", explicó en un encuentro con los periodistas.

"Es justo decir que Zapatero ha contribuido en este tema", añadió Rajoy, no sin destacar que "ha hecho todas las gestiones con el ánimo de contribuir" aunque algunas le hayan salido bien y otras no tanto. Cabe recordar que Alfonso Dastis confesó que Rajoy le ordenó que ayudase al expresidente "en todo" lo que pidiera y que el Ejecutivo nunca ha desautorizado sus gestiones en Venezuela a pesar del enfado de un sector del PP.

"No tenemos intención de romper relaciones"

Mostrada su satisfacción por la excarcelación, Rajoy precisó que todavía queda mucho por hacer en ese país. Para empezar, recordó que López no es libre ya que "sigue estando en arresto domiciliario". "Lleva en la cárcel más de tres años y no ha hecho nada. Es impropio de un país democrático", denunció, no sin recordar que fue el primer mandatario internacional en recibir a Lilian Tintori, la esposa del político. En este sentido, aseguró que su Gobierno continuará presionando al régimen de Maduro, pero se negó a llamar a consultas al embajador y romper relaciones con Venezuela, como solicitó Ciudadanos.

"No tenemos intención de romper relaciones diplomáticas absolutamente con nadie", zanjó el presidente, que se mostró visiblemente molesto. "Ya me dirá que se va a conseguir porque no hay ni un solo país que haya roto relaciones diplomáticas", incidió, para a renglón seguido reiterar que es el Ejecutivo el que dirige la política exterior y así seguirá siendo. "Vamos a ser perseverantes dentro del sentido común y las normas habituales", remató.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation