Menú

"No dejar caer a Sánchez", la nueva orden a Torra desde la cárcel

La estrategia del "cuanto peor, mejor" propuesta por el expresidente Mas empieza a ganar adeptos dentro del independentismo.

0
"No dejar caer a Sánchez", la nueva orden a Torra desde la cárcel
El presidente catalán, Quim Torra a la salida de la cárcel de Lledoners | EFE

Casi a la misma hora en la que conocíamos el anuncio del presidente del Gobierno de que el Consejo de Ministros aprobará este viernes el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, aparecían nuevas voces dentro del independentismo posicionándose a favor de mantener a Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa y, por lo tanto, aprobarle las cuentas públicas.

De nuevo, las declaraciones surgen desde la cárcel, en este caso desde Puig de les Basses, en Gerona, donde se encuentra en prisión preventiva desde hace casi un año la exconsejera de ERC, Dolors Bassa pidiendo a Torra "no dejar caer al Gobierno de Pedro Sánchez". Lo ha dicho en una entrevista que se emitirá esta noche en la radio catalana Rac1, en la que, pese a que no renuncia a abandonar las presiones al Ejecutivo central, advierte del "peligro" que a su juicio supondría dejar llegar a la Moncloa a un Gobierno del PP, Ciudadanos y VOX. "La alternativa a tumbar este Gobierno es mucho peor", añade.

Es la estrategia "del cuanto peor mejor" que ya puso sobre la mesa el pasado mes de noviembre el expresidente catalán, Artur Mas, alertando de un "tripartito a la andaluza" a nivel nacional y que le costó duras críticas y el rechazo dentro del sector más duro del PDeCAT capitaneado por Puigdemont. Lo cierto es que Bassa no es la única dentro de ERC que ha expresado en alto su postura sobre lo que debe ocurrir en los próximos meses en el Congreso de los Diputados. También lo hizo ayer el líder del partido, Oriol Junqueras en una entrevista en el diario italiano La Stampa dejando clara su preferencia a que Sánchez se quede en el Palacio de la Moncloa.

En Waterloo y Ginebra se cerrará la estrategia

Pero de momento, la estrategia marcada por ambas formaciones separatistas –ERC y PDeCAT– es la de no enseñar sus cartas antes de tiempo. El ritmo lo debe marcar Pedro Sánchez y, de momento, tanto en Waterloo como en Lledoners esperan a conocer con exactitud cuándo van a llegar esas cuentas al Congreso y qué contienen exactamente para Cataluña. Hasta entonces seguirán jugando a la ambigüedad.

El lunes ha convocado Puigdemont a los suyos en Waterloo para perfilar su estrategia de cara a los PGE e intentar imponer su criterio en un partido completamente dividido en torno al voto en Madrid –ahora mismo la mayoría se inclina por no bloquear las cuentas– y los de ERC que se adelantan a esa cita y este martes han convocado su propia Ejecutiva para el viernes 11 de enero en Ginebra, para que pueda estar presente la nº2 del partido y fugitiva de la justicia desde hace 10 meses, Marta Rovira.

La jornada previa a la famosa "cumbre de igual a igual" en Barcelona, el independentismo ya tuvo un primer gesto con Sánchez aprobándole el techo de gasto y ahora "el siguiente esfuerzo" que podría llegar tanto de ERC como del PDeCAT podría ser la renuncia a presentar enmiendas a las cuentas públicas y, por lo tanto, facilitar la tramitación de los PGE tal y como reclama un amplio sector del PDeCAT en privado. A cambio, el separatismo se aferra a recibir "lo que sea", señalaba la exconsejera Bassa, por parte del Gobierno que les sirva para poder justificar ante los suyos que, al final, acabarán comprando la vía Sánchez a las puertas del juicio del procès.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation