Menú

La Generalidad aplaude los disturbios y defiende a los Mossos por "proteger" a los violentos

La portavoz de Torra dice que la policía catalana intentó frenar nuevas condenas por sedición contra los manifestantes.

0
La portavoz de Torra dice que la policía catalana intentó frenar nuevas condenas por sedición contra los manifestantes.
La portavoz del Gobierno catalán, Meritxell Budó, en rueda de prensa | EFE

El gobierno separatista de Quim Torra amanecía este martes acorralado por los radicales que desde primera hora pedían explicaciones por la actuación de los Mossos d’Esquadra contra los violentos que este lunes han colapsado puntos estratégicos para las comunicaciones catalanas, como el aeropuerto de El Prat, vías de tren y carreteras a lo largo de las cuatro provincias. Tanto la CUP, como los comunes de Ada Colau han pedido la cabeza del consejero de interior catalán, Miquel Buch, como máximo responsable político.

De nada le ha servido a Torra manifestar esta mañana "que lo volveremos a hacer", en el tradicional homenaje del separatismo a Lluís Companys para calmar los ánimos entre el separatismo más radical que hoy le exige actuar contra la policía autonómica "por un uso abusivo de la fuerza". Alentar los disturbios en la calle como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo por el 1-O y, a la vez, defender el papel de los Mossos, le ha llevado a admitir este mediodía en una comparecencia ante medios internacionales que, efectivamente, "hay contradicciones".

Ante la insistencia de la prensa y para huir de las críticas, Torra ha acabado confirmando que su gobierno ya está visualizando las imágenes de las cargas de este lunes y si "en algún caso se ha cometido algún exceso que se salta los protocolos asignados para el cuerpo de Mossos, habrá consecuencias hasta el final". Declaraciones del presidente catalán que abren la puerta a futuras purgas en el cuerpo de la policía autonómica dos semanas después de la dimisión por "falta de confianza" del anterior director general de los Mossos, Andreu Martínez.

La portavoz del Ejecutivo autonómico, Meritxell Budó, también ha tenido que recurrir a un extraño equilibrismo para, por un lado, expresar su "simpatía" y "comprensión" con las protestas y por otro, defender la actuación policial. "Compartimos la rabia de la gente y mostramos nuestra solidaridad con los ciudadanos que se manifestaron de forma pacífica pero también con acciones contundente como el colapso del aeropuerto de El Prat", ha dicho en la sede de la Generalidad donde, acto seguido, ha afirmado que si la actuación de los Mossos fue la de optar por el desalojo es porque El Prat es "una infraestructura estratégica" e impedir su normal funcionamiento podría acarrear penas similares a las de los golpistas.

"Era necesario actuar para preservar la integridad y la seguridad de las personas porque de romperse el cordón policial tenemos antecedentes, de 2016, de que por ocupar las pistas te pueden acusar de sedición", ha dicho Budó para salir en defensa de los Mossos y el propio consejero Buch a quien la CUP y los comunes piden su cabeza. En cualquier caso, la dirigente separatista, ha querido puntualizar, en este caso en una entrevista en Rac1, que "en ningún momento determinado se produjeron cargas, fueron acciones puntuales" y que en todo caso se estaba "protegiendo a los manifestantes".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios