Menú

La belleza de la ciudad de Venecia vista como nunca

La pandemia del coronavirus en el norte de Italia ha dejado Venecia más solitaria que nunca. Sin turistas desde principios de marzo, ya casi no navegan barcos vaporetti por sus canales, las góndolas están paradas sin ningún turista o visitante que demande un paseo. Sólo permanece impertérrita su impresionante arquitectura y sus majestuosas plazas y edificios. 

1 / 12

Una imagen inusual y atípica en la ciudad de Venecia. Las góndolas frente a la Plaza de San Marcos permanecen paradas desde hace semanas sin posibilidad de dar servicio a ningún turista.

2 / 12

La fachada de la Iglesia de Santa Fosca en Venecia.

3 / 12

Los arcos de la Plaza de San Marcos transitados por palomas y algún vecino solitario.

4 / 12

Los canales de Venecia también están sufriendo las consecuencias del aislamiento y el estado de alarma. Desde hace semanas el tráfico de barcos y vaporetos se ha reducido considerablemente.

5 / 12

Los comercios, restaurantes o bares también han sufrido los cierres obligados por el gobierno italiano.

6 / 12

Venecia completamente vacía en las cercanías del Palacio Ducal. La arquitectura y los edificios de esta maravillosa ciudad permanecen sin visitas de los miles de turistas que llegaban a diario a la ciudad de los canales.

7 / 12

Una vista de la Plaza de San Marcos con el Campanille de fondo sin una sola persona paseando por ella.

8 / 12

La Plaza San Marco con el Campanile y la Basílica de San Marcos sin un alma.

9 / 12

El conocido puente Rialto, antes del confinamiento para reducir los contagios por coronavirus estaba repleto de mercados y puestos llenos de turistas. Ahora permanece completamente vacío.

10 / 12

Un vaporetto transita por el gran Canal sin la compañía de ninguna otra embarcación.

11 / 12
12 / 12

Una calle vacía de la ciudad de Venecia, cerca del Casino Di Venezia.

Temas

0
comentarios