Menú

Keiko Fujimori pide perdón: ¿maniobra política?

En un intento por acercarse a Humala, Keiko Fujimori ha pedido perdón por los "delitos" cometidos en el gobierno de su padre, Alberto Fujimori.

0
En un intento por acercarse a Humala, Keiko Fujimori ha pedido perdón por los "delitos" cometidos en el gobierno de su padre, Alberto Fujimori.
Keiko Fujimori practica boxeo en un acto de campaña. | EFE

Por primera vez, Keiko Fujimori calificó este domingo el gobierno de su padre de "autoritario" y aseguró que si logra la presidencia en la segunda vuelta, no indultará al expresidente, condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad. Hace algunos días, incluso llegó a jurar "por Dios" que no lo haría, un extremo que ha sido muy criticado. Muchos analistas y antifujimoristas creen que efectivamente podría cumplir con su promesa siempre y cuando la justicia -presionada como en la época de su padre- diera luz verde a su liberación.

"Yo soy consciente de que represento al fujimorismo y como tal tengo que reconocer y pedir perdón por estos errores y comprometerme a que nunca más estos errores y delitos se van a volver a cometer", afirmó la candidata de Fuerza 2011. Sin embargo, Keiko Fujimori destacó los logros de su padre, tales como la derrota de Sendero Luminoso, el fin de la hiperinflación o la paz con Ecuador. El régimen fujimorista "no fue una dictadura porque él fue elegido por el pueblo, pero fue autoritario", dijo.

Como es normal, muchas de las tertulias en los medios de comunicación se han centrado en estas sorpresivas declaraciones. Algunos analistas y periodistas, más cercanos al fujimorismo, ven este paso como algo importante en la campaña de Keiko Fujimori, ya que confirmaría lo que la candidata ha venido repitiendo: que ella no es su padre. Los que están del otro lado, es decir los antifujimoristas, ven en esta confesión una clara maniobra política que para muchos llega muy tarde y con el claro objetivo de ganar algunos votos entre los indecisos.

De esto último tampoco se salva Ollanta Humala ya que también ha intentado dar algunos pasos para convencer al electorado: ahora quiere hacer creer que no dijo lo que dijo y ha propuesto incluso modificar su controvertido plan de gobierno. Como en el caso anterior, hay muchos que le creen y otros tantos que apuntan a una clara estrategia electoral.

Con respecto a las masacres de la Universidad de La Cantuta y Barrios Altos, en las que murieron 25 personas, Keiko Fujimori dijo que "esos son delitos que cometieron miembros de las Fuerzas Armadas" que debieron castigarse inmediatamente. "Durante mi gobierno se va a respetar los Derechos Humanos y si es que hubiesen algunos delitos se sancionarán drásticamente e inmediatamente", agregó.

Críticas de los familiares de las víctimas

Tras conocerse estas palabras de Keiko Fujimori, familiares y deudos de las víctimas cuestionaron esas afirmaciones a través de un comunicado: "Nos preguntamos ¿cómo la candidata Fujimori podrá acercar la justicia, la reparación y la construcción de una memoria histórica sobre los años de horror vividos en nuestro país, especialmente en el gobierno de su padre, cuando el equipo que la acompaña es el mismo que avaló los actos de corrupción y la violencia contra los inocentes?"

Además, llamaron a Keiko Fujimori a "reconocer que los asesinatos de La Cantuta y Barrios Altos, así como todas las violaciones de derechos humanos durante el gobierno de su padre, fueron política de estado y la corrupción, una práctica institucionalizada".

Sobre Ollanta Humala, señalaron: "Los familiares requerimos que quede claro su compromiso en la Defensa y garantía de los derechos humanos, lo cual alimentará y llenará el camino a la implementación de lo planteado en su plan de gobierno respecto a los derechos humanos".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios