Menú

Prioridad máxima: hallar las cajas negras para saber lo que ocurrió en el AF447

Francia, al igual que Brasil, no duda de que los restos avistados en el Atlántico al noreste de la isla de Fernando de Noronha correspondan al vuelo AF447. Ahora, la máxima prioridad es recuperar las cajas negras del avión, que podrían estar a 3.000 metros de profundidad.

0
Francia, al igual que Brasil, no duda de que los restos avistados en el Atlántico al noreste de la isla de Fernando de Noronha correspondan al vuelo AF447. Ahora, la máxima prioridad es recuperar las cajas negras del avión, que podrían estar a 3.000 metros de profundidad.

L D (Europa Press) Después de la fase aérea se pasará por tanto a la fase naval para recuperar los restos y poner en marcha una investigación técnica que permitirá entender qué pasó con el aparato, según explicó en RTL el portavoz del Estado Mayor de los Ejércitos, Christophe Prazuck.  A continuación comenzará una fase submarina dado que, al recuperar los restos, se tendrá una idea de la posición del avión cuando se produjo el accidente y se irán a buscar bajo el agua las cajas negras, "si son accesibles".

El director de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA) encargada de la investigación del accidente, Paul-Louis Arslanian, declaró "no ser de un optimismo total" sobre las posibilidades de encontrar las cajas negras. "No se puede excluir que no encontremos las grabadoras", dijo Arslanian en una rueda de prensa para dar cuenta del curso de las investigaciones. En su opinión, las cajas negras se encuentran sin duda en un lugar "profundo y montañoso" del Océano Atlántico.

El Instituto francés de investigación y explotación del mar (Ifremer) participará en la búsqueda y el barco oceanográfico "Pourquoi Pas?", en misión cerca de las Azores, se dirigirá "inmediatamente" a la zona para reforzar los medios movilizados en las tareas de búsqueda. Esta nave está equipada de dos robots submarinos, el minisubmarino Nautile y un robot de búsqueda capaz de intervenir hasta a 6.000 metros de profundidad. El buque se encuentra a ocho días de navegación de la zona donde se han hallado los restos del A330.

En la carrera contra reloj para localizar las cajas negras, el Ejército francés reforzará su dispositivo con dos aviones Breguet Atlantic 2, cazas "submarinos" equipados con radar, visores de largo alcance y material infrarrojo, así como un Falcon 50 y un Awac. Entre los objetivos prioritarios figura recuperar las cajas negras que contienen la grabación con los datos del vuelo y las conversaciones de los pilotos.

Las cajas negras se sitúan en la parte trasera del avión y están diseñadas para resistir a los choques violentos, al fuego y a una inmersión prolongada a 6.000 metros. Pero la baliza para localizar cada una de las cajas negras no tiene más que un mes de autonomía, de ahí la importancia que reviste hallarlas rápidamente.

La primera labor es localizar con la mayor precisión posible la zona del accidente, según explica a Le Monde Olivier Lefort, director de medios y operaciones navales de Ifremer, porque los restos flotantes que se encuentran en la superficie y que pueden estar dispersos no son suficientes para localizar el lugar exacto del siniestro.

Nautile y Victor

El primero es el Nautile, un submarino habitado en el que van dos pilotos y un observador que puede bajar hasta los 6.000 metros y que desde su primera misión, en 1984, ha realizado más de 1.500 inmersiones, entre ellas las del Titanic y la del petrolero Prestige.

El segundo, Victor, es un robot teledirigido capaz de sumergirse igualmente a 6.000 metros y que tiene la ventaja de contar con una gran autonomía. Dirigido desde el buque, puede permanecer bajo el agua 72 horas, frente a las cinco horas que lo puede hacer el Nautile. Sin embargo, según Olivier Lefort, el submergible habitado, que lleva un sonar lateral, está mejor adaptado a las labores de reconocimiento. Aunque los dos equipos tienen brazos articulados no podrán realizar labores de gran envergadura bajo el mar.

En la zona donde la Armada brasileña avistó los restos del vuelo AF447 se encuentran tres barcos mercantes, uno francés y dos holandeses a los que se unirán una patrullera, una fragata y una corbeta de la Marina brasileña, aunque las condiciones del mar podrían complicar las tareas de recuperación de los restos del aparato siniestrado.

En Internacional

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD