Menú

¿Una Colombia sin Uribe?

Colombia vive un momento de incertidumbre ante la posibilidad de que el presidente Álvaro Uribe no pueda presentarse a la reelección. La Corte Constitucional aún no se pronuncia sobre la Ley de Referendo y los plazos se acortan ante las elecciones del 30 de mayo. ¿Cuáles son las alternativas?

0
Colombia vive un momento de incertidumbre ante la posibilidad de que el presidente Álvaro Uribe no pueda presentarse a la reelección. La Corte Constitucional aún no se pronuncia sobre la Ley de Referendo y los plazos se acortan ante las elecciones del 30 de mayo. ¿Cuáles son las alternativas?
Álvaro Uribe. | EFE

Ante las diversas noticias sobre las próximas elecciones presidenciales, la Organización Electoral de Colombia lanzó hace unos días una advertencia que provocó preocupación en muchos sectores políticos y sociales del país. Comunicó que le sería imposible organizar en menos de dos meses toda la logística que requiere un referéndum, en referencia a la posible consulta que se convocaría en el caso de que la Corte Constitucional declare procedente la Ley de Referendo.

Carlos Ariel Sánchez, unos de los responsables del organismo, dijo entonces en rueda de prensa que "las elecciones demoran en término logístico mínimo, mínimo, mínimo, dos meses" lo que dejaría con muy poco margen al Gobierno para convocar dicha consulta y que después, en el que caso de un voto favorable para que Uribe pueda presentarse a una nueva reelección -como está previsto- el presidente cumpla con los plazos para lanzarse como candidato e iniciar una campaña electoral que ya está en marcha desde fines del mes de enero.

La decisión del Constitucional es clave para el futuro político de Uribe al frente del país y de la propia Colombia. En el caso de que acepte la Ley de Referendo, muy pocos candidatos se atreverán a lanzarse contra un presidente que después de ocho años al frente del Ejecutivo mantiene una aceptación de un 70%, una cifra récord para cualquier democracia en el mundo. Ciertamente mantendría los apoyos del resto de los partidos de derecha como en esta última legislatura.

Las posibilidades del "uribismo"

No es un secreto para nadie que Uribe y sus colaboradores ya han comenzado a buscar alternativas. Uno de los primeros que han anunciado su interés de presentarse a las elecciones es Juan Manuel Santos, uno de los ex ministros más populares de Uribe que fue clave al frente del ministerio de Defensa para asestar los golpes más duros contra los terroristas de las FARC. Eso sí, el propio Santos ha señalado que se presentaría sólo en el caso de que no pueda hacerlo Uribe.

Los esfuerzos de Santos están ahora centrados en que los partidos que apoyaron a Uribe tras su reelección de 2006 se mantengan unidos para así conseguir una candidatura fuerte y con una victoria casi asegurada. El líder del "Partido de la U" ya ha anunciado que su idea es que las conversaciones comiencen desde ya para así prever cualquier decisión de la Corte Constitucional.

Sin embargo, Santos se ha encontrado con una fuerte oposición, la del ex presidente Andrés Pastrana, el mismo que durante su mandato intentó una solución con las FARC otorgando una polémica "zona de distensión". Pastrana es uno de los hombres fuertes del Partido Conservador y ya ha anunciado que no "entregaría" el partido a Juan Manuel Santos en el caso de que éste busque un amplio acuerdo antes de las elecciones. Y es que el ex presidente podría ver una posibilidad en la ausencia de Uribe en las elecciones para que su partido recupere el poder en Colombia. Por eso ya habría censurado a Andrés Felipe Arias, uno de los que buscan ser candidato por su partido, para decantarse por Noemí Sanín, que fue embajadora de Colombia en España y el Reino Unido entre 2002 y 2009 durante los gobiernos de Uribe.

Una izquierda débil, un problema para la derecha

Los exitosos ocho años de Uribe han sido un problema para la izquierda colombiana. En las pasadas elecciones de 2006, Carlos Gaviria Díaz, ex presidente de la Corte Constitucional y Senador, obtuvo para Polo Democrático Alternativo un 22.04% contra el contundente 62,20% de Uribe. Por su parte, Antanas Mockus, singular ex alcalde de Bogotá cuyo nombre completo es Aurelijus Rutenis Antanas Mockus Sivickas, logró un pobre 1,24% en su candidatura por la Alianza Social Indígena.

Con estos resultados es poco probable que la izquierda colombiana sea una alternativa real para el próximo periodo presidencial y esto es una dificultad añadida para la derecha ya que todos creen que podrían tener alguna oportunidad, ya sea presentándose en solitario o liderando una coalición de derechas, de ahí la oposición inicial de Pastrana para apoyar a Santos.

Sin embargo, muchos se siguen preocupando por el futuro de Colombia sin Uribe. Aún el presidente no ha dado su última palabra pero ha negado rotundamente que pueda modificar el calendario electoral para llegar a tiempo en el caso de una respuesta afirmativa de la Corte Consitucional. En caso contrario, no hay duda de que buscará la mejor opción para que el trabajo que inició al frente del país hace ya ocho años se mantenga en la misma senda exitosa.
 

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios