Menú

La dirección del PP pide a Blanco que "no vuelva a pisar su despacho"

El PP saca toda su artillería: "Rubalcaba tiene que impedir que Blanco vaya en las listas" porque "si no se convertirá en cómplice de graves indicios".

0

El Partido Popular considera que ya existen "evidencias" suficientes para que José Blanco caiga políticamente. Y que lo haga de todas sus responsabilidades, tanto en el Gobierno –es portavoz y ministro de Fomento– como en el partido –es número uno de las listas del PSOE por Lugo–. Este "escandalazo" no puede quedar "en nada" para un hombre "que pidió la dimisión por tres trajes", zanjaron en el cuartel general de los populares.

Por ello, el equipo de Mariano Rajoy reclamó depuración de responsabilidades con más ahínco si cabe. Utilizando como percha que Blanco anuló este lunes su agenda pública, Soraya Sáenz de Santamaría añadió: "Yo lo que le digo es que puestos a anular su agenda, que la anule definitivamente y dimita" porque "es la única salida que le queda". 

La portavoz popular, que en la víspera denominó al ministro como "el único campeón que le queda al Gobierno", se basó, no ya en referencias periodísticas, sino en datos judiciales para sentenciar que el cruce de mensajes con el empresario manchado Jorge Dorribo "quizá tengan base constatable".

"Empezamos con la reunión en la gasolinera del ministro con el empresario, seguimos con el primo que contaba los billetes en el bar de la gasolinera, y hoy una conversación escandalosa grabada con un empresario con cruce de mensajes", resumió Sáenz de Santamaría, en una reunión con los candidatos del PP por el Congreso y el Senado por la circunscripción de Madrid.

Ahondando en esta cuestión pero yendo un paso más allá, el secretario de comunicación, Carlos Floriano, incluyó a Alfredo Pérez Rubalcaba en el escándalo: "O impide que Blanco vaya en las listas electorales del PSOE, o se convierte en cómplice de graves indicios como comisión de delitos con penas privativas de liberad e inhabilitación de cargo público", sentenció, en declaraciones a este diario.

En los cuadros del partido no se ha hablaba de otra cosa, con permiso del cara a cara entre Rajoy y Rubalcaba. "Blanco no puede volver a pisar su despacho de Fomento", remató un miembro del Comité de Dirección, que memoró los muchos lunes negros que el PP tuvo por culpa de los indicios de la trama corrupta Gürtel.

María Dolores de Cospedal, en un acto con jóvenes en Albacete, insistía: "Todavía no han hecho dimitir al ministro. Todos los jóvenes están esperando que de una explicación y que dimita", afirmó. El órdago final fue aún más demoledor: "El que iba de gran inquisidor, ahora que se aplique la misma vara de medir". El auditorio no ahorró en aplausos como respuestas. En los pasillos a Blanco se le ve ya un "cadáver político".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 15 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation