Menú

La Fiscalía de Madrid ordena el precinto del cobertizo del 11-M

Mientras Camacho criticaba que se "reabra" el 11-M, la Guardia Civil precintaba el cobertizo hallado por LD, por orden de la Fiscalía de Madrid.

carlos sánchez de roda/
0
Mientras Camacho criticaba que se "reabra" el 11-M, la Guardia Civil precintaba el cobertizo hallado por LD, por orden de la Fiscalía de Madrid.
Imágen del cobertizo tomada en las últimas horas. Detalle de los precintos. | Carlos Sánchez de Roda

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado el precinto y custodia del único foco que se conserva de las explosiones del 11-M con la intención de preservarlo. La orden ha sido dada por el fiscal Eduardo Esteban. Según ha podido comprobar Libertad Digital en las últimas horas, la Guardia Civil ha procedido a precintar el cobertizo en el que se hallan almacenados los restos correspondientes al foco de explosión del tren que estalló en Santa Eugenia el 11-M.

Ese foco de explosión, de cuyo hallazgo daba cuenta Libertad Digital el pasado martes, es lo único que se salvó de la operación de precipitado desguace que sufrieron los trenes explosionados el 11-M, los cuales fueron achatarrados y enviados a una fundición. La única excepción fue el vagón correspondiente al tren de Santa Eugenia, que en lugar de ser desguazado fue enviado a la empresa Tafesa para su reparación. Allí, la zona correspondiente al foco de explosión fue cortada y sustituida y los restos extraídos del vagón han permanecido almacenados durante años, primero en una nave y luego en un cobertizo. Tanto la Policía, como la Guardia Civil, como Renfe, como el juez, conocían la existencia de esos restos, a pesar de lo cual no se hicieron constar en el sumario del 11-M. Tampoco consta que se informara de su existencia al tribunal del 11-M.

A los expertos independientes que participaron en la prueba pericial de explosivos ordenada por el juez Gómez Bermúdez también se les ocultó ese foco de explosión. De hecho, cuando protestaron por la escasa cuantía y entidad de las muestras que les habían sido entregadas para el análisis y pidieron ver los focos de explosión del 11-M, un responsable de la Policía Científica les contestó que todos los focos habían sido destruidos. Lo mismo contestó Renfe ante la petición de uno de los abogados defensores para ver los focos de explosión. Sin embargo, no era cierto que se hubieran destruido todos los focos del 11-M: quedaba uno almacenado en una nave de una empresa de Madrid.

Tras el hallazgo del foco de explosión por Libertad Digital, el Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, anunciaba el pasado viernes que había dado orden a la Fiscalía de Madrid para que iniciara una investigación, de cara a determinar tanto el valor probatorio de esos restos, como la posible existencia de un delito de ocultación de pruebas. El Ministerio Público ya ha abierto una investigación en las Diligencias Previas 77/2012 que previsiblemente remitirá a posteriori a un Juzgado de Instrucción de Madrid, informa Ángela Martialay.

Ahora, el cobertizo donde esos restos están albergados, ha sido precintado por orden de la Guardia Civil, tal y como reflejan las fotografías tomadas en las últimas horas y continúa bajo la vigilancia de un agente de seguridad.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 46 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation