Menú

La Generalidad pide evitar el centro de Barcelona ante la gravedad de los disturbios

Los disturbios más graves han sucedido en Barcelona, donde se ha quemado una cafetería, diversos contedores y se ha robado la recaudación de un bingo.

0

La violenta actuación de los piquetes sindicales y la eficacia policial ya se pueden cuantificar en cifras. La directora general de Política Interior, Cristina Díaz, informó pasadas las 19.30 horas de que las Fuerzas de Seguridad han arrestado en lo que va de día a 176 piquetes sindicales. De estos arrestos, 32 han sido realizados por los Mossos y cuatro por la Ertzaintza.

A estas cifras, hay que añadir 58 agentes del orden que han resultados heridos y los 56 ciudadanos que han tenido que ser atendido por heridas o contusiones de diferente gravedad.

Miles de agentes de seguridad desplegados por toda España se han enfrentado a los piquetes violentos que intentaban frenar la actividad laboral, lo que ha impedido que puedan actuar con total impunidad. Los sindicalistas no se han mostrado contentos con el importante despliegue policial y han llegado a compararlo, incluso, con el "desembarco de Normandia".

Los altercados más graves se han producido en Barcelona y en su cinturón industrial. Muestra de ellos es que hasta este mediodía, las Fuerzas de Seguridad había detenido ya a veintinueve alborotadores en esa zona, de los treinta y cinco que se han arrestado en toda Cataluña. Exactamente, 21 en Barcelona capital (8 de ellos la Guardia Urbana), 6 en Sabadell, 3 en Badalona, 1 en Mataró, 1 en Tarragona, 2 en Tortosa y 1 en Sant Feliú de Llobregat, según datos falicitados a este periódico por el departamento catalán de Interior.

En el centro de la ciudad, alborotadores encapuchados han obligado a los comercios a cerrar, y han estado destrozando el mobiliario urbano y quemando contenedores. Las furgonetas de las unidades antidisturbios de los Mossos d´Esquadra han tomado el Paseo de Gràcia y sus calles aledañas, y han efectuado varias cargas en calles cercanas para intentar dispersar a los piquetes sindicalistas, después de que hayan quemado varios contenedores en el mencionado paseo a la altura de la Diagonal y en la intersección de la Rambla.

La gran mayoría de los locales comerciales han abierto, teniendo una actividad relativamente normal, aunque se han visto obligados a cerrar al paso de estos alborotadores. Una vez pasaban de la calle, volvían a levantar las persianas para atender a los pocos ciudadanos que se encuentran en la zona. Algunos de estos comercios han sufrido algunos desperfectos, como la rotura de cristales y pintadas en sus fachadas y escaparates. El caso más grave ha sido el de la cafetería Starbucks de la ronda de Sant Pere, al que los alborotadores han quemado con cócteles molotov.

El servicio de emergencia de la Generalidad de Cataluña ha pedido a los ciudadanos que no se acerquen a la zona, según informaron a Libertad Digital fuentes de la consejería regional de Interior.

Sobre las 15.00 horas, varios encapuchados han encendido una hoguera con cartones entre las calles Aragón y Valencia, y la han alimentado con el material que encuentran, al grito de 'Ea, ea, ea, el pueblo se cabrea', informa Europa Press. Entre carga y carga en el paseo, ha habido discusiones entre ambas partes; algún agente ha sido acosado a insultos cuando se ha quedado momentáneamente aislado ante uno de los grupúsculos; y algunos manifestantes se han dejado arrastrar cuando se negaban a apartarse.

Con anterioridad, otro piquete conformado por sindicalistas de la CGT y sus simpatizantes han encendido otra hoguera frente al edificio de la Bolsa de Barcelona, en el céntrico Paseo de Gràcia, han roto un vidrio de la puerta y han lanzado huevos contra la fachada. También han encendido otra ante una sucursal del BBVA y han lanzado objetos a los Bomberos que han sofocaban uno de los fuegos, incluida una barra de hierro, según informa Efe.

A primera hora de la mañana, los piquetes han intentado bloquear los accesos a MercaBarna y los principales puntos de entrada a la capital catalana. Para ello, han quemado neumáticos, colocado barreras y lanzado objetivos punzantes a las vías, lo que ha provocado retenciones de hasta seis kilómetros.

Pero los piquetes 'informativos' no se han limitado a intentar cerrar comercios y empresas por la fuerza. Pasadas la una de la madrugada, un grupo de alborotadores han asaltado el bingo Laietana en el distrito barcelonés de Ciutat Vela, donde "además de causar daños, han aprovechado para delinquir y llevarse 2.250 euros de la caja", según informó el Gobierno regional.

Hasta las 22.0 horas, los servicios sanitarios catalanes habían atendido a 44 heridos leves, de los que 15 eran miembros de los Mossos d´Esquadra y otro era Guardia Urbano.

La violencia también ha estado presente en las calles del País Vasco, donde la huelga general también era apoyada por el sindicato nacionalista ELA y el batasuno LAB. Allí, ha habido desde asaltos a comerciantes que se han negado a cerrar sus negociones, hasta agresiones a agentes de la Ertzaintza y coacciones a conductores de autobús para que dejasen de transportar viajeros. A media tarde, eran ocho los detenidos, según datos de la consejería vasca de Interior.

El altercado más grave ha tenido lugar en Bilbao. Allí, un grupo de jóvenes encapuchados han lanzado piedras contra la garita de los agentes de la policía vasca que custodian los juzgados de la capital vizcaína. Cuando han salido de las mismas, han recibido el impacto de numerosas piedras, bengalas y botes de humo. Como consecuencia, uno de los ertzainas ha tenido que recibir veinte grapas en la cabeza para cerrar las heridas abiertas y otro se encuentra ingresado en el hospital con una fractura craneal.

También ha resultado herido otro policía autonómico en Rentería (Guipúzcoa) tras una carga policial contra varios piquetes que trataba de quemar contenedores y otro en Galdácano (Vizcaya) al haber sido rociada su cara con un spray.

En Vitoria se produjeron diversas cargas policiales en el centro de la ciudad, junto al edificio que alberga El Corte Inglés. Durante las mismas, un alborotador de 19 años se cayó y se dio un fuerte golpe en la cabeza. Según el Gobierno vasco, ha sido ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Santiago Apóstol de la capital vasca.

En la Comunidad de Madrid, el número de detenidos ascendía a 37 a primera hora de la tarde. El mayor número de detenidos se congregaba en la capital, con 27 arrestos. Casi una veintena de ellos lo fueron por desórdenes públicos en las cocheras de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) en Entrevías, Coslada, Fuencarral y Carabanchel.

También hubo un par de detenidos en la entrada de MercaMadrid, otros dos en una marcha-piquete en bicicleta, por atacar a agentes del orden público, y otros tres en los ataques de piquetes a diversos restaurantes en la plaza de Santa Ana durante la madrugada.

Los alborotadores intentaron llevar el caos, sin conseguirlo, a la ciudad durante buena parte de la mañana por el centro de Madrid, donde llegaron a cortar el tráfico de varias calles principales durante algunos minutos. También provocaron cortes en el Puente de Vallecas, O'Donnell, la Plaza de Fernández Ladreda, la entrada por la carretera de Toledo (A-42), la entrada por la autovía de La Coruña (A-6), la Ciudad Universitaria y la Plaza de España.

El resto de los detenidos lo fueron en localidad del cinturón de Madrid, como Coslada, Móstoles, Alcalá de Henares o Pozuelo de Alarcón.

Trece piquetes detenidos y cuatro policías con lesiones ha sido el fruto de la violencia sindical en Navarra. Los alborotadores han dejado a su paso un reguero de incidentes y destrozos en el mobiliario urbano y en establecimientos de la ciudad, incluso en aquellos que habían secundado la huelga y han permanecido cerrados durante todo el día.

Grupos de radicales han intentado amedrentar a ciudadanos y comerciantes en el centro de Pamplona, lo que ha hecho que los agentes de la Policía Nacional hayan tenido que realizar varias cargas en el centro de la ciudad. Menos trabajo ha tenido la Guardia Civil en sus demarcaciones, pues apenas ha tenido que intervenir durante la jornada.

En Andalucía, han sido 34 los detenidos por "destrozos e incidentes". De ellos, quince arrestados los fueron en Córdoba por "por destrozos varios, como intentar poner silicona en las cerraduras de colegios o destrozar neumáticos". Otros cinco detenidos en Sevilla por "colocar clavos en la calzada para interrumpir el tráfico, colocación de barricadas y colocación de silicona en sucursales bancarias"; y otros nueve detenidos se han registrado en Málaga por incidentes similares, entre ellos intentar evitar la entrada en los edificios públicos. Los cinco en Cádiz han sido por "hechos puntuales".

La jornada de huelga en Galicia se cuantificaba a media tarde de este jueves en once arrestados, un dirigente de UGT en Ferrol herido, la quema de contenedores o neumáticos, y varios incidentes leves como cerraduras selladas y clavos en la calzada en varios puntos de la geografía gallega. Los detenidos se han repartido entre Santiago de Compostela –siete–, Vigo –uno– y Orense –tres–.

En Cantabria el único detenido no ha sido un piquete sindical, sino un hotelero que defendió con un exceso de ímpetu su derecho al trabajo. Los piquetes intentaron obligar a cerrar el Hotel Montedroba de Torrelavega, lo que provocó que el dueño del local saliese a defender su establecimiento cuchillo en mano y provocase con el mismo heridas leves a una de las integrantes del piquete.

El único detenido en Castilla y León es un sindicalista de la CGT, que agredió a un antidisturbios de la Policía Nacional en los accesos a la factoría que la empresa Michelin tiene en Valladolid. Además, las Fuerzas de Seguridad evitaron un intento de sabotaje a un repetidor de televisión ubicado en el Monte de la Abadesa, en el kilómetro 935 de la A1. El saboteador, que abandonó en el lugar una mochila con cuatro cócteles molotov no llegó a ser arrestado.

En el Principado de Asturias ha habido cuatro detenidos, que ya se encuentran en libertad. Los dos primeros fueron arrestados en la calle Melquíades Álvarez de Oviedo, cuando formaban parte de un piquete violento. Los otros dos, fueron detenidos tras protagonizar "enfrentamientos verbales" con la Policía en Langreo.

La jornada de huelga en Aragón se saldaba a mitad de tarde con seis detenidos y tres lesionados. Todos los arrestos se practicaron en Zaragoza. Los dos primeros, en la plaza de Roma, después de que bloqueasen 26 cajeros.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 6 comentarios guardados

    Servicios