Menú

El PP ordenó rastrear Génova en busca de micrófonos ocultos

La psicosis que se vive en Génova ha llevado al PP a ordenar barridos periódicos en la sede del partido en busca de micrófonos ocultos. Han sido rastreados los despachos de Rajoy, Cospedal y el resto de miembros de la dirección. Denuncian que "España vive un estado policial".

0
La psicosis que se vive en Génova ha llevado al PP a ordenar barridos periódicos en la sede del partido en busca de micrófonos ocultos. Han sido rastreados los despachos de Rajoy, Cospedal y el resto de miembros de la dirección. Denuncian que "España vive un estado policial".

El caso Gürtel y el supuesto espionaje en la Comunidad de Madrid han provocado la psicosis en la sede del PP, donde los barridos ante posibles escuchas son periódicos. Según desvela El Mundo, el partido encargó a una empresa de seguridad privada que rastreara las instalaciones en busca de posibles micrófonos ocultos en alguna de las dependencias.

Fueron analizadas las oficinas del líder del PP, Mariano Rajoy, de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y también del resto de los miembros de la dirección popular.

Las líneas de teléfono fijas y los ordenadores también fueron barridos, según informa El Mundo. Sin embargo, "no fue detectada ninguna circunstancia extraña". Algo lógico para los especialistas policiales en escuchas, que explican que es "muy difícil o prácticamente imposible" saber si un teléfono móvil ha sufrido escuchas.

Estas medidas, que se han convertido habituales en Génova, también se realizan en otras formaciones políticas. Sin embargo, ninguno de los otros partidos ha detectado algún incidente grave o digno de denuncia durante los últimos tiempos.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios