Menú

La comisión del 11-M recibe los datos sobre el coche que ETA robó en la calle de Trashorras

El juez de la Audiencia Nacional Félix Degayón ha enviado a la comisión de investigación del 11-M los datos de que dispone sobre el robo de un coche que fue utilizado por ETA en Santander y que había sido sustraído en la calle en la que José Emilio Suárez Trashorras, imputado por la masacre de Madrid, tenía un taller. Las conclusiones de los grupos políticos acerca de la comisión de investigación se dan a conocer este miércoles.

0
L D (EFE) La comisión había pedido al magistrado un informe "sobre las investigaciones policiales realizadas sobre el atentado llevado a cabo por ETA en Santander el 2 de diciembre de 2002, con especificación en todo caso de las circunstancias que rodearon el robo del vehículo, así como la identificación del explosivo utilizado". El informe, de dos páginas, cuenta que el vehículo, un Renault 19, fue sustraído en la noche del 1 al 2 de diciembre de 2002 en la calle de la Travesía de la Vidriera de Avilés (Asturias), localidad en cuya comisaría fue denunciado el robo por parte de su propietario.
Al vehículo le fueron colocadas unas placas de matrícula falsas correspondientes a un coche del mismo modelo propiedad de un vecino de Santander "que por razones familiares se desplazaba con asiduidad a Bilbao". Las placas se correspondían con "las que fueron sustraídas por la organización terrorista ETA en el establecimiento Repuestos Disprauto de Usurbil (Guipúzcoa) el 14 de mayo de 2002".

El vehículo fue preparado como coche-bomba y trasladado a un aparcamiento subterráneo de la plaza de Alfonso XIII, en el centro de Santander, donde explosionó en la tarde del 3 de diciembre de 2002, causando daños materiales. El juez afirma que "los componentes del artefacto explosivo, funcionamiento del mismo, modus operandi en general, son los que habitualmente utiliza la organización terrorista ETA, quien en un comunicado al diario Gara el día 4 de enero de 2003 reivindicó el atentado para conmemorar el día de Nafarroa".
 
José Emilio Suárez Trashorras está considerado como uno de los mineros que proporcionaron explosivos a "El Chino", Jamal Ahmidan, antes de la masacre de Madrid y en uno de los autos dictados durante la instrucción de la causa, el juez Juan del Olmo asevera que la dinamita "debía ser guardada por Trashorras, hasta su entrega mediante diversos viajes a Jamal Ahmidan, en un lugar habilitado al efecto y controlado por él, posiblemente el trastero que tenía en la calle de la Travesía de la Vidriera, en Avilés (Asturias)", casualmente la misma calle en la que fue robado el coche.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios