Menú
EDITORIAL

El 8-M del Tito Berni

El partido del Tito Berni y el que suelta a los violadores van a explicar a las mujeres que deben seguir confiando porque los machistas son los demás.

Como cada año cuando se acercan estas fechas, el Gobierno desempolva todo tipo de iniciativas llamadas a reivindicar su falso feminismo. En esta ocasión, Sánchez se ha adornado con el anuncio de que el Gobierno aprobará este martes una ley de "representatividad paritaria entre hombres y mujeres en los centros de decisión". Lo de menos es que no se trata de una iniciativa del Ejecutivo social-comunista, sino de una directiva europea de obligado cumplimiento para los estados miembros de la UE que, además, fue promovida por el Grupo Popular del Parlamento Europeo. Lo importante en este caso, como en todo lo que se refiere a Sánchez y su Gobierno, es la falsedad y la hipocresía que esconden todas las medidas que suelen anunciar a bombo y platillo.

Alberto Núñez Feijóo le ha recordado esa circunstancia al propio Sánchez, al señalar que el organigrama de altos cargos del Palacio de la Moncloa solo cuenta con una mujer entre los nueve puestos incluidos. Es decir, mientras Sánchez va a exigir a organismos públicos y empresas privadas a contar con un mínimo del 40% de mujeres en sus órganos directivos, él tiene únicamente a una mujer en su equipo de la presidencia del Gobierno o, lo que es lo mismo, un mísero 11% de representación femenina, tres veces menos de lo que va a exigir a los demás.

Pero lo anterior es solamente una anécdota chusca, de las muchas que produce a diario el feminismo de pacotilla ejercido por Sánchez y sus aliados podemitas. Lo sustancial es que este año la izquierda y sus organizaciones afines van a celebrar el 8 de marzo habiendo rebajado las penas y sacado de la cárcel a más de 700 agresores sexuales como consecuencia de la ley del "sólo sí es sí". Sólo por eso, las manifestaciones convocadas en todas las capitales españolas este martes deberían estar encabezadas con mensajes de condena a este estropicio gubernamental. Lejos de ello, socialistas y podemitas siguen disputándose la representación exclusiva de las mujeres mientras el Congreso de los Diputados trata de poner remedio a la suelta masiva de violadores provocada por los dos socios de Gobierno, recurriendo para ello a los votos de los partidos de centro-derecha.

Con el estilo matonil que le caracteriza, Pablo Iglesias ha lanzado una amenaza nada velada al partido del Gobierno, advirtiendo a los socialistas de lo que les puede pasar durante las manifestaciones ultrafeministas de este martes. Por supuesto, ni una palabra sobre el escándalo de las juergas con drogas y prostitutas de los diputados socialistas en el Congreso que lideraba el famoso Tito Beni, un alarde brutal de machismo que Iglesias prefiere silenciar para no poner en riesgo el puesto de la madre de sus hijos.

Así pues, el partido del Tito Berni y el que suelta a los violadores van a explicar a las mujeres que deben seguir entregándoles su confianza porque los machistas son todos los demás. Como sugiere Iglesias, habrá que ver si las ultrafeministas que lideran estas convocatorias tienen un recuerdo para socialistas y podemitas, cuyos niveles de hipocresía en este asunto ya han superado con creces todos los límites conocidos.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso