Menú
Pedro Gil Ruiz

Ayuso pierde las elecciones gallegas

El razonamiento es simple: Ayuso habría salido fortalecida si el PP hubiese perdido las elecciones. Ella, inconsciente, contribuyó a evitarlo batiéndose el cobre allí donde fue requerida.

El razonamiento es simple: Ayuso habría salido fortalecida si el PP hubiese perdido las elecciones. Ella, inconsciente, contribuyó a evitarlo batiéndose el cobre allí donde fue requerida.
Isabel Díaz Ayuso, en Sanxenxo. | PP Madrid

En el Quinto Círculo chapotean los coléricos. Compiten entre sí por el favor de Él. Son propagandistas o tertulianos. Se advierten dos categorías: los sectarios con reflujo y los aspirantes. Cerca de ellos andan con la cabeza vuelta hacia atrás los adivinos y embaucadores, los que predicen el futuro. Se distinguen las figuras de Tezanos y Zapatero. Es el Infierno de su Sanchidad. Estos días está que arde y cuando esto sucede se calman calumniando y lapidando a la Isabel Díaz Ayuso.

Uno de esos aspirantes ha llamado nuestra atención con una ocurrencia: la derrota de la presidenta de la Comunidad de Madrid. "Feijóo gana, Ayuso pierde", titulaba el libelo que dirige el que fuera director de Público. El razonamiento de estas almas retorcidas es simple: la presidenta de la Comunidad de Madrid habría salido fortalecida si el PP hubiese perdido las elecciones. Ella, que es una inconsciente, contribuyó a evitarlo, batiéndose el cobre allí donde fue requerida. El colérico seguirá de aspirante con dolor de bilis.

Otra articulista busca confundirnos argumentando lo contrario, ya que, nos dice, los barones del PP critican la estrategia de Génova de inflar la victoria en Galicia y ven a Feijóo muy nervioso. Son las consecuencias de pasarse con los psicotrópicos.

Están desatados. Al presidente del Gobierno le preguntan por el machaca de Ábalos, que presuntamente se lo ha llevado crudo con las mascarillas, y él contesta mentando a Ayuso. La directora de un folletín, El Plural, que bien podría haber sido el órgano de expresión de los Jemeres Rojos, publica insinuaciones haciéndola responsable del incendio que causó la muerte de tres ancianas.

Al alimón con la directora, la señora Alegría, portavoz del Gobierno, "eructa" (todas somos Inés Hernand) en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y exige a la Comunidad de Madrid una investigación "hasta sus últimas consecuencias por el incendio".

Amnistía Internacional se suma al pimpampum y la acusa de ocultar lo sucedido en las residencias durante la pandemia: "Ayuso va contra el derecho a la verdad, la justicia y la reparación" y, por si esto fuera poco, permitió que las monjas no llevasen mascarillas. Un batiburrillo.

Como siempre, lo mejor de lo mejor, nos lo brinda el acertado análisis de El País. Este medio es la referencia para un amplio grupo de individuos que comparten una cualidad: su capacidad para negar la evidencia. Suelen mirar a sus semejantes con suficiencia.

Así, este medio de desinformación busca menoscabar la victoria del PP en las elecciones gallegas con el argumento de que "la movilización de la derecha eclipsa la victoria de la izquierda en las ciudades gallegas". Son inasequibles al desaliento.

En Galicia, el 67% de censo electoral se concentra en 48 municipios con más de 10.000 electores. El PP obtiene el 44%; el PSdG un 14,5; Sumar el 2,3 y Podemos el 0,31. Socialistas y comunistas suman el 17%, 27 puntos menos que el PP. Partido al que le votan 423.826 electores, 261.410 más que la suma de la coalición de Gobierno y 100.000 más que al BNG.

Si reducimos el análisis a los 13 municipios de 25.000 o más electores, que concentran el 44% del censo, con un total de 965.516 votantes, los resultados son muy similares. El PP gana en 12 de los 13 y prácticamente empata con el BNG en Vigo. En esta ciudad el PP sube 10.000 votos y un 2,67%. Este incremento se produce porque capta voto socialista. En Vigo ha bajado la abstención; Vox se mantiene y de la pérdida de 17,7 puntos de la izquierda, al menos un 4% no va al BNG, una parte la recoge el PP.

Los datos globales en estos 13 grandes municipios gallegos consolidan la mayoría del PP: el 43,1% frente a 18,2% que suman el PSdG, Sumar y Podemos. La diferencia del PP con socialistas y comunistas es de 156 mil votos. Les duplica y añade 40 mil más. Al BNG el PP le supera en 10 puntos y 57 mil votos.

La izquierda no gana en las ciudades gallegas. Gana el PP en 43 municipios y el BNG lo hace en 5 (Cangas; Moaña; Redondela; Fene y Vigo). Si independentistas, socialistas y comunistas concurriesen en listas únicas, en candidaturas del frente popular, ¿todo el voto socialista iría a esa candidatura? Vaya usted a saber, ya sucedió en marzo de 1936 y terminó muy mal.

Mientras, la presidenta Isabel Díaz Ayuso le recuerda a Sánchez, que se ha bajado al moro y al que Ábalos no deja de darle disgustos, que le sigue gustando la fruta.

Temas

En España

    0
    comentarios