Menú
Pablo Planas

ERC, la facción catalana de Bildu

El nacionalismo catalán admira a ETA y asume todas las interpretaciones de los separatistas vascos.

El nacionalismo catalán admira a ETA y asume todas las interpretaciones de los separatistas vascos.
El presidente de la Generalitat y candidato a la reelección, Pere Aragonès, durante un acto político de ERC celebrado este sábado en Sitges (Barcelona). | EFE

Eso que dijo el candidato de Bildu, Pello Otxandiano, de que la ETA fue un "grupo armado" es totalmente compartido por el nacionalismo catalán. De hecho, en la Cataluña oficial de TV3, la Generalidad y los partidos nacionalistas, el alias de Arnaldo Otegi no es el "El Gordo", como lo conocían sus camaradas de la banda terrorista, sino "El hombre de paz". Tal cual, sí, un "hombre de paz". El nacionalismo catalán admira a ETA y asume todas las interpretaciones de los separatistas vascos.

Al hilo de los vínculos entre los independentistas vascos y los catalanes, los lectores más veteranos recordarán cuando Carod Rovira se reunió en el sur de Francia con la dirección de la banda terrorista para pedir a los asesinos que excluyeran Cataluña de su ámbito de operaciones. Es decir, que mataran cuanto quisieran, pero no en Cataluña. Además de jefe de ERC, Carod Rovira era vicepresidente de la Generalidad en el primer tripartito. La petición se fundamentaba en que las "actividades" de la banda interferían en el crecimiento electoral del independentismo catalán.

Lejos de interpretarse las gestiones de Carod Rovira como un ejemplo manifiesto de miseria moral y política, se ponderó su iniciativa en términos sumamente encomiásticos. El mantra del "diálogo" con los pistoleros se había establecido en Cataluña ya antes y sigue gozando de muy buena prensa. El propagandista Évole es un ejemplo de ello, tan amigo de Otegi y capaz de entrevistar al asesino Josu Ternera, que le lanzó un solo reproche, el que da título al "documental": "No me llame Ternera". Qué bárbaro Évole.

De modo que ERC es la facción catalana de Bildu, el partido hermano, la facción separatista más próxima a los portavoces de los terroristas. Sí, el místico Junqueras y su segundo, el encargado Pere Aragonès, tan formalito siempre embutido en el traje de presidente de la Generalidad, son los amigos catalanes de los herederos de la banda. Igual que Rufián. Tal es la sintonía que Pere Aragonès será el encargado de cerrar la campaña de Otxandiano, ese individuo que considera que la ETA es un "grupo armado". Tan pulcro, tan atildado, tan modosito. Aragonès.

Temas

En España

    0
    comentarios